Sigue a Trendencias

Martin Lamothe.JPG

Segunda jornada de la pasarela 080. Es pronto y parece que la gente está rezagada, no hay mucha gente el el pabellón 8, pocos fotógrafos y escasas cámaras, pero sí un nutrido grupo de fashionistas que parece que han hecho un break en una noche de marcha, el cava, en versión individual tipo Moët Chandon pero en versión catalana, no falta (servidora se abstiene, que conste en acta);

son las once en punto y le toca el turno a Matin Lamothe, que a pesar del nombre, no, no es un nombre de hombre, es una marca fundada en 1996 en Londres por Elena Martín y dos colaboradores, que a día de hoy se puede decir que está más que consolidada, tras su paso por el Ego de Cibeles dos años consecutivos, cosechando estupendas críticas, se pasa a París, y empieza a vender en Japón y Estados Unidos, dónde tiene mucho éxito,

en 2007 la firma lanza Martin Lamothe Goes Unisex, a petición popular del cliente potencial masculino entre el que calaban hondo los blazers y chaquetas femeninas de la casa, y de ahí a la gloria, y es que el talento de esta jóven y su equipo es innegable; tiene mucho de Londres, pero no es ningún Gareth Pugh de turno, nada de “idas de olla”; su estilo es much más intimista y personal, amante de Bahaus, el cómic, Delauny, los primitivistas y el dibujo geométrico, Martin Lamothe nos presenta su colección de verano 2009: “Martin Parr”. Pasen y vean.

DSC00761. Lamothe.JPG

El desfile arranca encuelto en tonos cálidos y neutros; beiges, crudos, nudes, y marrón en definitiva, tonos tierra, que nos inspiran nostalgia y algo de decadencia; la ropa, de líneas sencillas y muy ligeras; pantalones tobilleros anchos y vaporosos, ligeros y fluidos, túnicas, camisas que nos transportan a otros escenarios y a otra época,

DSC00766. Lamothe.JPG

el tema pesquero es una constante, tejidos rústicos, linos, y sabor a mar, ellos se apuntan a al caftán y ellas, se ponen los zapatos masculinos de los tímidos patrones marineros,

DSC00762. Lamothe.JPG

pero no todo es color arena, de repente llegan los rosas y azules pálidos, el verde agua, el amarillo empolvado, que se intensifican cada vez más, y las siluetas se feminizan; se endurecen con delicadeza; las túnicas y las maravillosas camisas extralarge ya no actúan a modo de chaqueta, ahora se llevan solas, y los tacones hacen acto de presencia;

DSC00777. Lamothe.JPG

así como también las figuras geométricas.

DSC00780. Lamothe.JPG

Irina Lazareanu sigue reinando en silencio, desde la discreción, no sale la primera; pero esta vez comparte focos con los ojazos de uno de los nuestros: Jon Kortajerena.

DSC00784,Lamothe.JPG

Sitio oficial | martinlamothe

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios