Compartir
Publicidad
De compras por Londres: los 'department stores' más antiguos del mundo
Tiendas

De compras por Londres: los 'department stores' más antiguos del mundo

Publicidad
Publicidad

El concepto de 'grandes almacenes' (o department store) es sencillo: un gran establecimiento dividido en departamentos que venden prácticamente de todo. El origen de este modelo de negocio está en la Revolución Industrial, lo cual explica que Londres sea la gran cuna de este tipo de establecimientos. Pero lo genial de Londres no es que diera origen a los department stores, sino que muchos de ellos se mantienen hoy en día. Y, mejor todavía, mantienen todavía ese sabor de lo antiguo y tradicional. ¿Queréis conocer nuestros favoritos?

Fortnum & Mason (1707)

No creo que haya nada en el mundo más inglés que Fortnum & Mason. Reconocido por todos como el gran establecimiento más antiguo de Londres, cuenta con hitos tan curiosos como la invención de los Scotch eggs o el ser el primer establecimiento que vendió una novedad tan rompedora en su momento como las célebres latas de baked beans de Heinz. Continúa siendo el proveedor oficial de alimentos de la Reina. Y, por si todo esto no fuera lo suficientemente British, su Afternoon Tea puede hacer las delicias de todo aquel que pase a media tarde por Piccadilly Street.

¿Dónde? 181 Piccadilly.

Debenhams (1778)

La historia de Debenhams se remonta a 1778, cuando abrió su primer establecimiento en el West End. Ya en sus inicios se especializó en el lujo, con la venta de telas, sombreros y guantes a la nobleza británica. Hoy, su establecimiento de siete plantas en Oxford Street acoge, sobre todo, colecciones de diseñadores británicos.

¿Dónde? 334-348 Oxford Street.

Harvey Nichols (1831)

Aunque desde hace casi un siglo pertenece al grupo Debenhams, su establecimiento de Knightsbridge, muy cerca de Harrods, conserva mucho de su sabor original. Fue uno de los pioneros en añadir restaurantes y otros productos de ocio a la oferta de compras. Se dice que el restaurante de su flagship en Knightsbridge era el favorito de la princesa Diana.

¿Dónde? 109-125 Knightsbridge.

Harrods (1849)

Harrods no es un misterio para nadie. Rara será la persona que haya visitado Londres y no se haya dejado caer por su precioso edificio de Knightsbridge. Sus siete plantas y 330 departamentos acogen casi cualquier producto que se pueda imaginar, aunque mantiene intacto su espíritu original de grocery en su espectacular planta de alimentos. Imprescindible visitar el Egyptian Hall y observar la fachada nocturna, iluminada por más de 11.000 bombillas.

¿Dónde? 87-135 Brompton Road.

John Lewis (1864)

Su andadura, en el mismo lugar de Oxford Street que ocupa hoy en día, comenzó con la venta de telas para cortinas y otras decoraciones domésticas. Aunque en su gigantesca flagship de siete plantas alberga ahora todo tipo de productos, lo doméstico sigue primando, como demuestra el hecho de que la Reina lo haya nombrado su proveedor oficial de artículos domésticos y mercería. En 2007, el edificio fue sometido a una reforma radical que le hizo perder un poco su sabor tradicional.

¿Dónde? 300 Oxford Street.

Liberty (1875)

Cualquiera que haya paseado un rato por la maravillosa Carnaby Street, se habrá quedado con la boca abierta ante el original (y espectacular) edificio de Liberty. El negocio original data de 1875, pero el edificio que conocemos, que imita el estilo Tudor, no se construyó hasta 1924. Desde el comienzo, se centró más en el homewear que en la ropa y los complementos, y aún hoy sigue siendo un referente en cuanto a decoración de lujo.

¿Dónde? Regent Street.

Fenwick of Bond Street (1891)

Fenwick nace en su ubicación actual de New Bond Street en 1891, con un concepto tan simple como una boutique de accesorios para el pelo. Pronto se convirtió en un lugar emocionante que visitar, siempre lleno de novedades. Con una estética y un concepto inspirado en Le Bon Marché de París, considerado desde siempre como los primeros grandes almacenes del mundo, hoy en día continúa en su ubicación original y ofrece cinco plantas repletas de productos de lujo.

¿Dónde? 63 New Bond Street.

Selfridges (1909)

La historia de Selfridges ha dado incluso para una serie de televisión. Su establecimiento de Oxford Street es el segundo más grande del Reino Unido, solo por detrás de Harrods. A Mr Selfridge se le atribuye la creación del célebre concepto de «el cliente siempre tiene razón». Pero, sobre todo, Selfridges fue innovador en considerar el hecho de ir de compras como una actividad más de ocio, en lugar de la respuesta a una necesidad. Hoy sigue siendo considerado uno de los mejores establecimientos de la ciudad, gracias a lugares tan fantásticos como The Wonder Room, el departamento dedicado a grandes marcas.

¿Dónde? 400 Oxford Street.

Los grandes department stores de Londres tienen su hueco en la cultura popular. Su aparición fue tan rompedora en la sociedad, especialmente en la época victoriana, que podemos seguirles el rastro en series de televisión, como la mencionada Mr Selfridge o la excelente Galerías Paradise. Ambas están basadas en grandes novelas: la primera, en Shopping, Seduction and Mr Selfridge, de Lindy Woodhead; Galerías Paradise, en la novela de Émile Zola, El paraíso de las damas. También podemos leer sobre el escándalo que causó en la época la posibilidad de que las mujeres convirtieran las compras en un momento de ocio en la novela Guerra de amor, de Kathryn Smith. Todas ellas son pruebas de que la aparición de estos establecimientos cambió la configuración del Londres que conocemos hoy.

Fotos | Fortnum & Mason, Debenhams, Harvey Nichols, Harrods, John Lewis, Liberty, Fenwick, Selfridges.

En Trendencias | Ocho lugares que visitar en Londres que (casi) nadie conoce... ¡y gratis!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos