Sigue a Trendencias

diane_kruger.jpg

Es una opción facilísima y de los más fresca: hazte con una camiseta bien grande, y póntela a modo de vestido. Si no sabes qué hacer con esos horribles t-shirts de publicidad que regalan con bolsas de patatas o revistas de actualidad, no las tires, no se las regales a tu padre o no te las pongas como pijama: customízalas y sal con ellas a la calle.

Si de esa camiseta que tenías vista antes de rebajas ya solamente queda la XL, nos sufras, cómprala igualmente,

le puedes agrandar el cuello cortándolo y así dejar que caiga sobre tu hombro, le añades un cinturón fino, un pañuelo, unos buenos pendientes, un sombrero, y un gran bolso, y ya tienes uniforme de verano,

¿te atreves?

Fotos | people

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios