Sigue a

l2mh7.jpg

Hay qué ver lo que se puede llegar a añorar la época donde las top models eran top models de verdad, auténticas reinas de la moda con un poder mediático inimaginable para cualquier modelo actúal.

Nada de lo que les rodeaba pasaba inadvertido y si no que se lo pregunten a nuestra protagonista de hoy, Linda Evangelista, una de las modelos más representativas de las supermodelos de los 90 cuya frase de “no me levanto de la cama por menos de 10.000 dólares” resumía en pocas palabras el poder que llegaron a adquirir estas mujeres.

lindaeshoes2oh.jpg


Linda Evangelista
no necesita presentación alguna aunque quizás a nuestros lectores más jóvenes su nombre les pueda parecer ya demasiado lejano en el tiempo. Estamos hablando de la quinta supermodelo en discordia que junto con Claudia Schiffer, Cindy Crawford, Christy Turlington y Naomi Campbell abarcaban casi en exclusiva la gran mayoría de trabajos importantes sobre pasarelas, portadas y campañas durante toda la década de los 90.

Aunque llamarla quinta supermodelo en discordia puede parecer minimizar la importancia que esta mujer ha llegado a tener ya fue sin duda uno de los primeros rostros que popularizó el término supermodelo a finales de los 80, formando parte más adelante de la considerada como Trinidad junto con Naomi Campbell y Christy Turlington.

l10530x748vj7.jpg

De padres de origenes italianos, Linda creció en la ciudad canadiense de Ontario y allí comenzó a forjar su gran sueño: ser modelo. Al contrario que las modelos actuales que parece que esto de la moda les ha venido de rebote, nuestra protagonista de hoy solo tenía un objetivo entre ceja y ceja, de hechos sus padres confiesan que no había plan B si esto de la moda no salía adelante.

Arriesgó y ganó, claro que para ello se necesita de una gran profesionalidad, algo en lo que coinciden todos los grandes diseñadores para los que ha trabajado a la hora de definir a Linda Evangelista.

74c04vv5lkp0pkv.jpg

Su descubrimiento para el gran mundo de la moda vino con 15 años, cuando participó en el concurso Miss Niagara. No ganó el certamen pero sí que fue reclutada por la agencia Elite Model Look, que la tuvo de periplo de formación por Nueva York y posteriormente por París, llegando a la portada de L’Officiel en 1984 (imagen superior) con tan solo 19 años cuando aún era una completa desconocida.

Todo cambiaría en 1987 cuando aún no había dado el salto a las pasarelas pero ya se dejaba ver en algunos editoriales y portadas menores, cuando aconsejada por el peluquero Julien D’Ys y el fotógrafo Peter Lindbergh decide pasar de su media melena a cortarse el pelo a lo garçon y apostar por un look andrógino dejando su nuca al descubierto y potenciando más si cabe su enigmática mirada.

lindaih5.jpg

Tras ver el resultado ella confesó que pensaba que su carrera se acababa de hundir para siempre, lo que no sabía es que a partir de ese corte de pelo se convertiría en una de las modelos más deseadas del mundo. Las campañas le empezarían a llover del cielo, desde cosméticos como Revlon, Nars, Estée Lauder o L’Oréal, hasta primeras firmas de moda como Versace, Dior, Chanel, y un larguísimo etcétera, algunas de las cuales os resumimos a continuación.

Como veis una modelo que si por algo llama la atención es por ser muy camaleónica, algo inusual para la época donde todas las modelos practicamente quedaban encasilladas en un determinado look, aunque debo de reconocer que cuando más partido se le sacaba a Linda era cuandos se potenciaba su lado de donna italiana.

Linda fue sin duda una modelo que ha servido como inspiración para las modelos modernas, algo que también dejó patente en sus portadas. De hecho es una de las pocas modelos que consiguen el grand slam en apenas dos meses (aparecer en editoriales de Vogue Italia, Vogue Paris, Vogue UK y Vogue USA)

hbus9402qt1.jpg

ef0kawmvra4334v.jpg

l05012008nh0.jpg

1681772qc3.jpg

En el 2006 dio a luz a su primer hijo y muchos pensaron que sería el adiós definitivo de Linda Evangelista al mundo de la moda. Nada más lejos de la realidad, en el 2007 volvería a las pasarelas y en el 2008 sería la imagen mundial de Prada.

A pesar de ello sus apariciones sobre las pasarelas se fueron diluyendo en el tiempo y en la actualidad podemos ver a Linda relacionada con el mundo de la moda dejándose ver en multitud de editoriales, la última para el magazine W hace tan solo unos meses fotografiada por Steven Meisel.

Sin duda una auténtica profesional, camaleónica como pocas, una adelantada a su tiempo cuyas fotografías no nos hacen más que recordar que cualquier tiempo pasado fue mejor.

En Trendencias | Modelo de la Semana

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios