Sigue a

Bosworth.JPG

Es rubia, menuda, delicada, de tez transparente y cara angelical, y a pesar de sus raíces profundamente americanas, made in California, Kate Bosworth tiene un porte auténticamente europeo. Y no solamente debido a su físico poco contundente y casi etéreo, ni a sus facciones que parecen venidas del este, sino porque su estilo y su aura están a años luz del exhibicionismo propio de las starlettes de la costa oeste.

Nadie recuerda suscomienzos al lado de Scarlett Johansson en “El hombre que susurraba a los caballos” y muy poca gente se ha fijado en que tiene un ojo de cada color, uno azul y uno marrón, y es que hasta que no se hiciera con el papel de novia de Superman en la reciente precuela estrenada en 2006, Bosworth había pasado totalmente desapercibida.

Su idilio con Orlando Bloom ayudó en su salto a la fama, aunque poco a poco, Kate se ha ido haciendo un hueco en el panorama cinematográfico, desbancando a otras rubias de facciones perfectas como Sienna Miller, dentro y fuera de las pantallas.

83376410_10_preview.jpg

Y es que a Sienna no le ha quitado el trono de actriz sino de gurú de la moda y diosa de las tendencias. Ahora parece que es ella a la que reclaman los diseñadores como Karl Lagerfeld para lucir sus modelos en primicia. En cuanto a estilo, cabe decir que se parecen bastante. Sienna siempre ha sido más extremada, y Kate, a pesar de arriesgar, da una sensación mucho más discreta y sosegada.

Bosworth estilo.JPG

Tanto de calle como de gala, suele lucir correcta sin caer en lo extremo ni en la innecesariedad de lo que se lleva, pero queda mal. Su fuerte son los mini vestidos de corte no demasiado estrecho, y es que la chica es muy delgada y las siluetas algo holgadas ayudan a disimular la pequeñez de sus huesos.

Bosworth 2.jpg

Le favorecen los colores fuertes, a pesar de ser muy blanca, y no renuncia nunca al negro ni a los tonos ocres.

kate_bosworth.jpg

Aunque los pitillos, tal y como le pasa a la Moss, suelen ser también una buena baza.

Bosworth 1.jpg

¿Su último gran acierto? Este maravilloso y escueto look en tonos crudos a base de shorts, blazer, y camiseta de algodón blanca, que es el colmo de la sencillez pero el sumum de la elegancia desenfadada.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios