Sigue a

respuesras

La periodista canadiense Sarah Lazarovic ha lanzado desde su blog una iniciativa sorprendente pero que invita a la reflexión sobre el consumismo desmedido que vivimos actualmente y en plena rescisión económica. La periodista, en “huelga de ropa” desde el 1 de Enero del 2012, no compra nada de ropa y se ha propuesto hacerlo durante todo un año para concienciar que realmente no nos hace falta tanta ropa, y que podemos jugar perfectamente con las innumerables prendas que tenemos en nuestros armarios y no nos ponemos. El truco dice ella es combinarla con complementos. Toda su iniciativa la recoge en un diario visual que cuelga en su blog. Mucho valor tiene la periodista, por eso la pregunta de la semana es la siguiente:

¿Podrías estar un año entero sin comprar ropa?

Como siempre os recordamos las repuestas a esta pregunta se deben hacer en Trendencias Respuestas y no en el post.

La semana pasada también hablamos sobre la crisis y la moda:

¿Pensáis que con la crisis las tendencias han de ser más clásicas?

thebitch tiene muy clara su posición:

La cosa no es que la moda sea clásica para aprovechar los básicos que ya tenemos, la cosa está en saber vivir con lo que tenemos y frenar este ansia consumista por ir siempre a la última que, aunque nunca lo hubiera creído, es una cosa que existe.

Además la moda es cíclica y muchas cosas van y vuelven. Hay que intentar ser algo más creativo :)

Bestboy nos comenta dos comportamientos en tiempos de crisis:

Distinguiría dos comportamientos en las épocas de crisis:
1.- compramos más basicos en prendas buenas y por lo tanto con mayor coste
2.- las tendencias más pasajeras recurrimos a low cost

Y es lógico que sea así… lo peor de una etapa de crisis es la incertidumbre, porque a los que tenemos la suerte de estar trabajando y cobrar todos los meses, lo que si nos invade es una ola de noticias negativas, grises, mal rollo, en definitiva de concienciación también con la situación del país y por eso cuidamos lo que compramos aun cuando nuestra situación en un det. momento no ha cambiado… Por todo ello, yo diría que basicos buenos y florituras low cost.

Tsulyen nos invita a la reflexión con su comentario:

Estoy de acuerdo con Thebitch pero matizaría.

No creo que la moda deba volverse práctica porque por definición no lo es. No hay más que echar un vistazo a los editoriales de las revistas para comprender que nadie se pondría eso para salir a la calle y que valor y suerte tendrá quien pueda invertir 2000 euros en un vestido.

La moda tiene 2 caras: por un lado es un arte y por otra un negocio.
El lado arte no puede frenarse por un momento de inestabilidad social. De hecho, en época de crisis la gente adinerada suele enriquecerse y el mercado del lujo aumenta sus beneficios.
El cambio creo que tiene que darse (y que se está produciendo ya) en los consumidores de a pie.
Yo misma, que me considero aficionada a este mundo, cada vez miro más la ropa pensando en comprar cosas que me sigan sirviendo una temporada después y no tanto en comprar tendencias: Gastos que luego me harán sentir culpable por haber usado esas prendas tan sólo un par de veces (y eso aunque las compre low cost y no en la calle Serrano).

Está claro que no es realista plantear un gasto mensual de 100 euros mínimo a una madre que tiene problemas para llegar a fin de mes o a una estudiante que depende económicamente de sus padres.
Sin embargo existe ese ansia, esa necesidad de acumular y consumir más y de tener un armario enorme que se actualice a menudo; pero en el mundo de la resentida clase media actual (cada vez menos media y más trabajadora)lo veo un sinsentido.

Y yo creo que hoy por hoy, quienes tenemos que ser dueños de lo que realmente queremos somos los consumidores. Es duro salir de la espiral consumista que se nos ha inculcado socialmente en los últimos años de bonanza pero es absurdo vivir con culpa o con ansiedad por poseer algo que no te sacia y que no valdrá nada una vez te lo hayas puesto.

La moda es para los afortunados que pueden permitirse no temer al futuro. Aún así nos gusta, nos entretiene, nos distrae y nos gusta expresarnos a través de ella (aunque lo que llevemos sea algo que han elegido por nosotros y que vamos a ver clonado hasta la saciedad).

Creo que debemos moderarnos y comprender que la moda es para vestirse y de paso expresarse y no al revés, porque entonces nos comportamos como adictos… y para colmo adictos al humo más efímero.

En Trendencias Respuestas | ¿Pensáis que con la crisis las tendencias han de ser más clásicas?, la pregunta de la semana

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario