Sigue a Trendencias

balmain-full.JPG

¿Quién dijo austeridad? Si en Milán la tónica general era el comedimiento, París y su luz no se dejan llevar por malos presagios y Balmain, de la mano de Christophe Decarnin, vuelve a regalarnos una colección por la que morirán las voguettes mientras el resto suspiraremos.

Moda fácil, efectista, que tira de brillos y minivestidos a precios excesivos, pero qué decir, nos encanta: es moda para lucir, para enseñar y aparentar diez años menos, pero yo personalmente estoy deseando que el señor Ortega haya tomado buena nota para el próximo Otoño-Invierno 2009/2010.

balmain24.jpg

Vuelven las hombreras a lo Mugler, las paillettes, las incrustaciones metálicas, los escotes corazón y las sobrefaldas. Vuelven los botines que todas querremos, vuelve lo sexy, los pitillos tobilleros, los blazers y las piernas extra-largas.

balmain-full-2.JPG

Vuelven los pantalones baggy/harem pero en versión exagerada casi circense.

balmain19.jpg

Vuelve el estampado animal.

balmain21.jpg

Y los vestidos cortos por delante y largos por detrás.

bb.jpg

El color negro no tiene rival entre las propuestas de Decarnin: es el protagonista absoluto y se deja acompañar solamente por el plata, el blanco, y el azul.

balmain45.jpg

Casi todo es más de lo mismo, pero ¿para qué cambiar de dirección si las consignas de Balmain son las más deseadas por nuevas ricas del mundo entero?

En Trendencias | Arranca la Semana de la moda de París: Balmain primavera-verano 2009

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios