Sigue a

fp_1679262_rihanna_shows_off_her_jewelry_at_cafe_med_.jpg

Si bien el look estrella para este otoño-invierno 2008/09 propuesto por Givenchy consiste en romper un total look negro de pies a cabeza con grandes collares metálicos, en una línea gótica muy bien definida y pensada, esta interpretación casera que nos ofrece Rihanna es bastante pésima.

Básicamente porque el amasijo de crucifijos y colgantes elegidos por la guapa caribeña para emular la sutileza recargada de la casa francesa, deja bastante que desear. Y es que parece mentira que no se haya podido hacer con el original (como ha hecho Madonna para su gira Sticky and Sweat), no sería la primera vez que la cantante de Barbados recurre a los diseños de la maison.

Porque más que homenajear a las amazonas oscuras pero románticas de Riccardo Tisci, lo que ha conseguido es derivar en una versión femenina del celebérrimo Mr.T del equipo A.

Foto | faded youth

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario