Compartir
Publicidad

Todo lo que tienes que saber si quieres estudiar y trabajar en moda

Todo lo que tienes que saber si quieres estudiar y trabajar en moda
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si siempre nos ha interesado el mundo de la moda, si como el gran Yves Saint Laurent desde pequeños nos dedicábamos a recortar de las revistas los looks de nuestras modelos preferidas para hacer collages, es probable que queramos transformar nuestra gran pasión en una carrera con futuro. Lo primero que hay que tener claro es que saber de moda va mucho más allá de seguir en las redes sociales a los influencers con más followers, a los diseñadores o a las marcas que más nos gustan estando atentos a su comunicación, desfiles y colecciones.

Un buen bagaje cultural resulta imperativo, pues nos proporcionará las herramientas necesarias para ir tomando contacto con el universo de la moda

Para convertirse en un experto en moda se requieren una serie de aptitudes que se adquieren y potencian a través de la lectura de libros de historia, arte y moda, como 'The End of Fashion' de Teri Agins, 'The Beautiful Fall' de Alicia Drake, 'Fashion' de Christopher Breward, 'Memories' de Grace Coddington o 'How to Set Up & Run a Fashion Label' de Toby Meadows). También nos enriquecen películas inspiradoras en las que la moda es casi tan importante como su argumento, como 'El Diablo se viste de Prada', 'Prêt-à-porter', 'Coco before Chanel', 'Clueless', 'El Hilo Invisible', 'Yves Saint Laurent'.

Igual de interesantes es asistir a exposiciones. Este año, por ejemplo, tenemos 'Christian Dior: Designer of Dreams', 'Mary Quant', 'Camp: Notes on Fashion', 'Balenciaga y la Cultura Española', o 'Minimalism/Maximalism: Fashion Extremes'. Tampoco nos podemos perder ciertas obras de teatro como 'Baja Costura' o musicales como 'The Great Showman'. Como en todos los órdenes de la vida, este bagaje cultural resulta imperativo, pues nos proporcionará las herramientas necesarias para ir tomando contacto con este universo.

Las personas que realmente saben de moda suelen relacionarlo todo. Por este motivo saben captar las tendencias en la calle antes de que lleguen a las pasarelas.

Libros Esne

Arte y moda, dos disciplinas que van de la mano

Para poder opinar con criterio sobre diseñadores, tendencias, estilos, telas, etc. hay que documentarse e investigar mucho, ya que la moda es pasado y presente. Es importante conocer la evolución que ha ido experimentando la moda a lo largo de los años, saber también qué contextos sociales, económicos y políticos propiciaron los cambios, y quiénes fueron sus principales artífices.

Por ejemplo, ¿sabías que para la diseñadora Elsa Schiaparelli el placer de la buena mesa no solo aportaba sentido a la vida, sino que contribuía en gran medida a la felicidad? Por este motivo pidió a su amigo Dalí que le diseñase una fantástica langosta con la que luego confeccionó un traje de muselina que lució la mismísima Wally Simpson.

Si por algo destacó esta diseñadora hace 90 años fue porque supo fusionar el arte con la artesanía, y la calidad con la innovación y con la audacia empleando para lograrlo tejidos con texturas y estampados de formas gráficas y pop inspirados en el arte de Guy Bourdin y Jean Cocteau.

Revistas

La evolución de la moda depende de los movimientos culturales y sociales

A través de la moda se pueden analizar los acontecimientos que marcaron la sociedad y la cultura durante determinadas épocas. De igual modo, leer historia nos ayuda a comprender los movimientos sociales y culturales que todavía hoy siguen influyendo en los artistas y diseñadores. Solo así seremos capaces de asimilar la evolución de la moda y tener un criterio objetivo que trascienda a nuestros propios gustos.

Igualmente, sobresale la importancia de aprender el oficio a fondo. Para lograrlo, lo mejor es formarse en un buen centro. En España, uno de los más prestigiosos es el ESNE. En esta Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología -adscrita a la Universidad Camilo José Cela de Madrid- podréis además fusionar vuestros estudios en Diseños de Moda con el Marketing y Comunicación; o estudiar Diseño Gráfico, Ilustración, Escaparatismo, Visual Merchandising, Comunicación, Tecnología Textil y, sobre todo, creatividad.

En este vídeo, la directora del grado, profesores y alumnos comparten con nosotros su experiencia en el diseño de las colecciones de fin de carrera, de las que las mejores propuestas recorrerán la pasarela de la Fashion Week:

Dominar todas las fases del proceso creativo

Coco Chanel solía decir que solo Cristóbal Balenciaga era un verdadero modisto, mientras que los demás eran solo diseñadores, porque dominaba todas las fases de proceso creativo, desde la concepción hasta el último paso de la ejecución. Este dominio del oficio, de las técnicas de la costura le valió el respeto de sus colegas hasta su retiro en 1968. Christian Dior aseguraba que con los tejidos los diseñadores hacían lo que podían y Balenciaga, lo que quería.

Lo realmente interesante es aprender a descubrir y potenciar nuestra faceta creativa, estructurar la información y tener una visión global del mercado para seguir creciendo profesionalmente y dar rienda suelta a nuestro talento. En este sentido, las prácticas en talleres de diseñadores o marcas, en agencias de comunicación o publicidad, e incluso en revistas de moda referentes en el sector son esenciales. Se suelen realizar durante el tercer curso y hay que apuntarse a través de la secretaría de la escuela o facultad.

Alumnos

Coco Chanel solía decir que solo Cristóbal Balenciaga era un verdadero modisto porque dominaba todas las fases de proceso creativo

La mayoría de los centros oficiales han llegado a acuerdos con marcas prestigiosas del mundo de la moda para la realización de estas prácticas. Sin embargo, la selección de los elegidos no dependerá de las escuelas, sino de los directores de recursos humanos de las empresas en las que nos postulemos y, en última instancia, de la decisión del director creativo o de la directora editorial.

Por este motivo, la entrevista personal será determinante. Durante la misma, se ha de transmitir bien a nuestro interlocutor las posibles motivaciones que nos han llevado a interesarnos por el diseño de moda hasta el punto de querer dedicarnos profesionalmente a ello. En el caso de ESNE, los licenciados en Diseño de Moda parece que lo tienen algo más fácil: "Según un estudio encargado a una auditoría independiente, las posibilidades de contratación de nuestros estudiantes al salir de ESNE es de un 90% en los 6 primeros meses después de haber acabado", comenta Carmen Trillo, directora del grado universitario.

Defiles

Estudios especializados como base donde canalizar el talento

Para cursar este tipo de estudios, los candidatos realizan unas pruebas de acceso que no son eliminatorias, pero que sirven para conocer el perfil del alumno. En las escuelas privadas no se exige nota de corte, aunque para entrar en ESNE hace falta tener aprobada la selectividad. Los alumnos repartirán su tiempo entre horas lectivas y horas de trabajo individual, en equipo, tutorías, y ponencias a cargo de prescriptores o líderes de opinión que suelen ser directores en activo en empresas relacionadas con este universo.

"Lo que diferencia a nuestros alumnos de los de las otras escuelas, es que salen técnicamente muy bien formados -aclara Trillo- [...] Eso es lo que nos comentan casi todas las empresas cuando acuden a nuestro centro para ofrecer prácticas profesionales a nuestros alumnos".

Fitting

Cecilia del Valle, alumna de 4º curso en Diseño de Moda, añade que "lo que más he potenciado en este grado ha sido la parte creativa relacionada con el diseño y la ilustración, pues llegué con unos conocimientos muy básicos. También todo el tema de nuevas tecnologías como el corte con láser o la impresión 3D, tecnologías que desconocía y que nunca había usado".

En la mayoría de las escuelas especializadas existen jornadas de puertas abiertas. Nuestro consejo es visitar estos campus y concertar una cita con el departamento de orientación universitaria para que nos guíen y asesoren en la que, probablemente, será una de las decisiones más importantes de nuestra vida. La mayoría de estos planes de estudios se pueden financiar hasta en 10 años a un interés fijo.

Una colección con la que darte a conocer

Como hemos visto unas líneas más arriba, en el grado universitario en Diseño y Moda de ESNE, el proyecto de final de curso es la creación de una colección. Los mejores trabajos o colecciones desfilan durante la Fashion Week de Madrid.

Corte Y Confeccion

Estos desfiles son una herramienta muy importante para la visibilidad de la moda y de los jóvenes diseñadores. Constituyen su mejor carta de presentación, pues ponen a prueba su capacidad de enfrentarse a nuevos retos y cómo resolverlos, adquiriendo las herramientas y pautas necesarias para solucionar cualquier problema que se les presente en el futuro.

Las escuelas más eficaces proporcionan las herramientas necesarias a los alumnos para que desarrollen su creatividad

Para hacer los sueños realidad, además de ser creativo y autodidacta, puede hacer falta una titulación que acelere la parte técnica del aprendizaje y abra puertas. El talento es importante, pero también es algo que va evolucionando, por lo que hay que trabajar mucho, porque sin trabajo no hay resultados. Como solía decir Víctor Hugo: "¡El futuro tiene muchos nombres. Para los tememorosos es lo desconocido; para los valientes es la oportunidad!".

Terminamos este post parafraseando a una alumna de cuarto año que nos comentó que la sentencia que suele tener simpre en mente es: "No doubts, no more fears". Y es que, cuando desaparecen los interrogantes y las dudas, desaparecen también los miedos.

Imágenes | Pixabay/justynafaliszek, ESNE, Assouline Publishing

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio