Compartir
Publicidad

Los nueve errores a evitar al fotografiarte en la playa

Los nueve errores a evitar al fotografiarte en la playa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Verano. Sol. Playa. ¿Hay alguna combinación más ideal para hacernos una fotografía con la que salgamos estupendos y seamos la envidia de toda nuestra comunidad social?

Si quieres que este año la operación foto en la playa no falle y te quede estupenda, te recomendamos una serie de consejos, porque no es fácil que esa fotografía en la que apareces mirando al infinito justo cuando se pone el sol te quede tal y como la imaginas.

El sol, la luz reflejada en la arena o el agua pueden ayudarte mucho si sabes sacarle partido. ¿Sabes cómo? Te lo contamos.

2

Ojo, hay mucha luz

A la hora de hacer fotografías en la playa el principal error es “subestimar la enorme cantidad de luz que tenemos”, asegura Ramón González de la Torre, fotógrafo profesional.

La luz del sol te puede jugar malas pasadas. Prueba con el flash o con reflectores

Es cierto, si hace un buen día en la playa, más la gran cantidad de luz del verano, siempre nos imaginamos las instantáneas con mucha luminosidad. Pero, ojo, porque “esto no quiere decir necesariamente que no necesitemos añadir luz”, tal y como nos avisa este profesional.

Ramón González nos explica que una de las cosas que debemos tener en cuenta es que la luz del sol tiene como principales características que es “blanca, muy intensa, que no podemos controlar su dirección y que tiene un tamaño relativo muy pequeño”.

¿En qué se traduce todo esto? Básicamente, y es algo que debes tener en cuenta a la hora de hacer tus fotos, es que este tipo de luz provoca sombras “muy intensas (muy oscuras), muy duras (con una transición muy brusca entre la luz y la sombra) y normalmente muy vertical (salvo en invierno o en amaneceres y atardeceres)”.

3

¿Flash en la playa? Sí, flash en la playa

El segundo error en el que solemos incurrir cuando hacemos fotografías en las playas es no tener en cuenta el flash. ¿De verdad debemos utilizar este accesorio en la playa?

Con algunas aplicaciones puedes controlar la exposición y jugar, de nuevo, con la luz

Sí, para corregir estos problemas de los que hemos hablado con anterioridad. Así, “mediante el uso del flash podemos rellenar de luz esas sombras tan oscuras que nos suele crear la luz del sol”.

También puedes encontrar otro gran aliado en los modificadores de luz, tales como reflectores, difusores, etc. Gracias al uso de estos elementos, “podemos rebotar la luz del sol y hacer que llegue hasta esos puntos de sombra y con difusores podemos modificar el tamaño relativo de la luz para conseguir sombras más suaves y agradables”, tal y como nos detalla este fotógrafo profesional.

Es decir, que lo que sin duda es el principal error al hacer fotografías en la playa es “pretender utilizar la luz del sol tal como la tenemos”.

4

Hay vida más allá del modo automático

Las cámaras de los móviles han mejorado mucho (afortunadamente) en los últimos tiempos, los que nos facilita dar rienda suelta a nuestra imaginación y potencial.

Sí, puedes hacer uso de los filtros y otros recursos para mejorar tu fotografía

Sin embargo, eso no quita para que el usuario, por norma general, siga sin saber controlar la cámara. Algo que acaba siendo, según Ramón González de la Torre, otra gran problema, ya que, generalmente, las fotografías se acaban haciendo casi en modo automático.

Sin embargo “algunas aplicaciones nos permiten controlar algo la exposición”, por lo que no deberías obviarla para sacar partido de las fotos en las playas. Además, el cuarto error sería no tener en cuenta dónde (de toda nuestra escena) tenemos la luz que creemos que es la mejor luz para conseguir resultados profesionales. Por ejemplo, en un retrato, lo importante es el rostro. “Es en ese punto donde debemos especificar a nuestro terminal que mida la luz. Si dejamos que mida la intensidad de la luz de forma automática, lo más probable es que la fotografía salga con una exposición incorrecta”, incide este fotógrafo.

5

Saca partido a los filtros

Afortunadamente, la tecnología se pone una vez más de nuestra parte y de un tiempo a esta parte podemos sacar partido de los filtros.

Ponte cómoda y evita que el sol te dé directamente en los ojos para no poner cara de enfado

Aplicaciones como Instagram no solo los incorporan sino que, en valoraciones de González de la Torre, “nos permiten conseguir resultados muy vistosos que hasta hace pocos años estaban al alcance de los pocos que dominaban aplicaciones de procesado más caras y complejas de utilizar que las modernas apps”.

Eso sí, “su abuso es algo que cualquier profesional rechazaría, lo cierto es que con el uso moderado de filtros, es posible conseguir resultados más que correctos incluso en condiciones de iluminación complejas como es la fotografía en la playa”.

Poses para un buen postureo

Pero no todo es cuestión de luz y elementos externos. Tú también tienes mucho qué decir y qué hacer para corregir los errores que solemos cometer cuando hacemos fotos en la playa.

6

Una de ellas tiene que ver mucho con la postura u orientación que escogas a la hora de hacer estas fotos en la playa. Aquí, lo más importante es tener en cuenta dos puntos. Por un lado, que no podemos controlar la posición del sol y que “cuanto más cómodo esté nuestro sujeto, mejores serán los resultados”, detalla nuestro experto.

El trípode es siempre un buen aliado para evitar que las fotos te salgan movidas

Por eso, y una vez que tengas en cuenta estos dos puntos, debes percatarte de que “si a nuestro sujeto le da el sol en la cara directamente, bajará las cejas para evitar el sol en sus ojos y la expresión será desagradable”. Por eso, es preferible evitar que el sol incida en la cara de esa forma.

¿Cómo podemos solucionarlo? “Tan sencillo como darse la vuelta”. El único problema es que, al hacer esto, estaremos poniéndonos en sombra “por lo que deberemos recurrir al flash o a reflectores para igualar la cantidad de luz entre sujeto y fondo”.

Pero Ramón González de la Torre también nos aporta un buen consejo para controlar este aspecto: “madrugar o esperar a la puesta de sol para conseguir una luz inclinada y menos agresiva”.

7

El encuadre para un buen paisaje

Si lo que buscas es hacer una buena foto en la que salgas tú y detrás un paisaje espectacular, también debes tener en cuenta que al hacerla con el móvil tienes la ventaja de que el tamaño del sensor y de la lente “suelen proporcionar una gran profundidad de campo”.

Cuanto mejores sean la óptica y las lentes de tu móvil, mejores resultados obtendrás

Esto conlleva que cuando haces este tipo de fotografías en la playa nos dará imágenes en las que “todo quedará enfocado”. El inconveniente, una vez más, puede ser el exceso de luz. Sin embargo, y frente a lo que ocurre cuando fotografiamos un retrato, que podemos compensar con flashes o reflectores, para un paisaje es inviable.

“Esto, añadido al escaso rango dinámico de sensores tan pequeños, nos obligará a trabajar con la luz natural solamente. Por tanto, nuestra habilidad para conseguir el mejor encuadre y así evitar en la medida de lo posible, contrastes no deseados, será clave”.

8

Si, además, quieres aprovechar una fiesta nocturna en la playa para hacer fotografías, González de la Torre nos recuerda que, precisamente, la fotografía nocturna y el móvil “han sido grandes enemigas hasta hace muy poco tiempo”, debido a que la cantidad de ruido que se produce con la falta de luz en un sensor de tamaño reducido “hacía casi imposible conseguir resultados aceptables”.

Una buena óptica te ayudará

No obstante, a la mejora de los sensores y las lentes debemos añadir “la aparición de aplicaciones específicas para la fotografía de larga exposición junto con el uso del trípode lo que, en valoraciones de este fotógrafo, ha permitido una “espectacular evolución en este campo tan atractivo”.

Hablando de unas buenas lentes y unos buenos sensores, el ASUS ZenFone Zoom S destaca, entre otras cuestiones, precisamente por estas características.

Se trata de un terminal que ofrece hasta 12 aumentos para acercarnos a la imagen que queremos fotografiar sin perder resolución en la fotografía. Gracias a su zoom óptico (de 2,3 aumentos) y a los 59 mm de distancia focal, podrás jugar y experimentar con efectos dramáticos y la profundidad de campo antes señaladas.

Además, el móvil también incorpora algunos modos nuevos, como el de Retrato, que permite crear efectos “bokeh”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos