Compartir
Publicidad

Grandes momentos de la moda en los que el negro marcó la diferencia

Grandes momentos de la moda en los que el negro marcó la diferencia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Nueva York. Quinta Avenida. Amanece. El único momento del día en que la calle más famosa de “la ciudad que nunca duerme” se encuentra vacía y donde, como por arte de magia, aparece una elegante señorita, enfundada en un largo vestido de satén negro con escote trasero de lo más original, unas gafas oversize, el pelo sofisticadamente recogido, un collar de perlas, unos guantes negros largos y un croissant, maravillada ante el escaparate de Tiffany´s.

¿Cómo no adivinar el nombre de la película que estamos narrando con tan sólo describir la localización y el look de la protagonista? El vestido que Hubert de Givenchy creó para Audrey Hepburn en "Desayuno con Diamantes" no es más que un ejemplo, sí, el más icónico quizás, de los muchos looks inolvidables que nos ha regalado la historia en general y el cine en particular. Lo curioso es que la mayoría de ellos tienen dos denominadores comunes: son de color negro o, en su defecto, de tonos oscuros, y requieren un cuidado especial para mantenerlos, como el que ofrece Woolite para prendas oscuras.

Los años dorados de Hollywood

00011616

Mientras interpretaba el tema central de "Gilda", Rita Hayworth se quitaba sensualmente uno de sus largos guantes que encajaban a la perfección con un vestido negro de escote armado en palabra de honor cuya apertura frontal, en la parte de la falda, hacía de éste un look de lo más sexy que, a día de hoy, sigue teniendo imitadores. Por no mencionar el excelente vestuario de Orry Kelly en "Con Faldas y a lo Loco" donde Marilyn Monroe llevaba el que ha sido declarado como el vestido más sensual de la historia del cine: el vestido negro con estratégicas transparencias.

Edith Head, fue una de las mujeres que más icónicos vestidos ha dado al mundo del cine. Además de casi todos los trabajos de Audrey Hepburn, uno de sus más aplaudidos fue el vestido de seda marrón que diseñó para Bette Davis en "Eva al Desnudo", demostrando así que los tonos oscuros son los que más permanecen en nuestra retina.

Podríamos seguir repasando la historia del cine y hablar de los muchos vestidos oscuros icónicos que hacen que no podamos olvidar a algún personaje en concreto. Aunque no hace falta que para que un look sea mítico tenga que haber un vestido involucrado, ¿verdad Olivia Newton-John?

Msdgrea Ec013

Desde el Hollywood de los años dorados, el vestido negro se erigió como uno de los símbolos de la elegancia y sensualidad. Es la apuesta segura, con la que nunca fallas y con la que siempre te ves y te ven bien. Si es el color fetiche de una de las mujeres más influyentes del panorama actual por algo será. Angelina Jolie recurre a él, una y otra vez, siendo su vestido de terciopelo de los Oscars 2012 el más conocido (y polémico) y negro también es el vestido de su célebre personaje de Disney: el de "Maléfica", su película más taquillera.

La revolución del negro en la moda

Chanel

Cuando una mujer lleva una prenda de este color que estiliza y favorece a todos los cuerpos, medidas, tallas, alturas y/o edad se siente segura de si misma y capaz de enfrentarse a todos los problemas que surjan en su día a día. Pero esto no fue siempre así. El negro estaba destinado a lucir en las mujeres como símbolo de luto hasta que Coco Chanel se inventó el Little Black Dress (LBD) o Petit Robe Noire en los años 20 y revolucionó los códigos de la sociedad.

Siendo el color por excelencia reservado a los trajes de hombre, el invento de Chanel sirvió para iniciar la igualdad de géneros y, a día de hoy, la moda sigue viviendo de él y lo reinventa temporada tras temporada puesto que no hay prenda más versátil, favorecedora, discreta y ganadora que un vestido negro con el largo por encima de la rodilla.

Los colores oscuros, o cómo sentirse sexy, elegante y única

Fp20286173

Pero démosle una vuelta de tuerca de más. También es importante destacar que el mundo de la moda en general y Alber Elbaz para Lanvin en particular han hecho mucho para lograr desterrar uno de los grandes mitos estilísticos. ¿Qué el azul marino y el negro no combinan bien? Preguntádselo a Olivia Palermo.

Los colores oscuros nos suelen solucionar una buena parte de nuestras dudas estilísticas. Si hacemos caso a lo que la psicología dice del arte de los colores, un vestido o un traje oscuro hace que quien los viste destaque y adquiera importancia. Normalmente se suele tildar de superficial a aquél que viste de muchos colores y, sin embargo, la mujer que viste de negro parece estar diciendo: me basta con mi personalidad.

Vestir colores oscuros tiene muchos significados implícitos. Si quieres sentirte sexy en una primera cita, el negro te hará la mitad del trabajo; si acudes a una entrevista de trabajo para un puesto de responsabilidad, un look donde los colores oscuros predominan te dará un aspecto más serio y profesional; si quieres estilizar tu figura y verte más atractiva, los colores más oscuros serán con los que conseguirás el efecto deseado; y si tienes un evento importante, el negro siempre te aportará el toque de elegancia necesario.

Sipausa 30074327000010

El negro siempre está de moda y, al mismo tiempo, se desmarca de las tendencias. Es el color atemporal por excelencia y fetiche de muchos editores de moda. No hay más que ver a Grace Coddington, la heroína de The September Issue, cuando acude a un desfile. Siempre va de negro o, en su defecto, de algún color azul-oscuro-casi-negro. La influyente editora transmite mucha personalidad, seriedad y respeto entre los colegas del sector, sin embargo, también consigue un resultado muy identificativo que, unido a la de su icónica cabellera pelirroja, crea en ella una marcada imagen seductora, chic y elegante a partes iguales. Lo mismo pasa con algunos diseñadores y Victoria Beckham es un buen ejemplo de ello.

A la ex Spice vestir de oscuro siempre le ha hecho sentirse más segura de sí misma y poderosa al mismo tiempo que ha conseguido proyectar una imagen de elegancia chic perfecta para el mundillo en el que se mueve. Ya no queda nada de esa posh spice que, por cierto, también vestía de negro porque, según decía, le hacía sentirse guapa y sexy.

Cuidar las prendas oscuras, fundamental para un look perfecto

Por todo lo que significa y por lo bien que hace sentir a la mujer que los viste, es importante cuidar nuestras prendas en tonos oscuros. Uno de los quebraderos de cabeza que solemos tener, a la hora de conservar nuestra ropa más preciada, es la pérdida de su color después de varios lavados.

Por eso es importante lavar nuestras prendas oscuras favoritas sólo cuando sea necesario, siempre con otras de tonos similares, utilizar programas cortos y agua fría y, por supuesto, un detergente especial, como el nuevo Woolite para prendas oscuras, que además te ofrece un cupón descuento de 2 euros para tu próxima compra. Woolite afirma que no tiene ingredientes dañinos, mantiene la intensidad de las fibras durante más de 30 lavados y previene que el color se desprenda del tejido.

Y ahora cuéntanos, ¿qué vas a ponerte hoy?

Fotos | Cordon Press

Sipausa 30074327000010

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos