Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Por qué tu piel no envejece igual que las otras?

¿Por qué tu piel no envejece igual que las otras?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Seguramente te preocupe el hecho de que tu piel madure con el paso de los años, o por qué no envejece al mismo ritmo que en otras personas. Vamos a hacer un pequeño repaso de algunos conceptos básicos que seguro te ayudarán a comprender mejor este proceso.

La piel es el órgano más relevante de tu cuerpo, de ahí que haya que cuidarla con un ritual de belleza profesional. Envuelve toda tu superficie corporal, y pesa alrededor de 5 kg. Te protege y divide del exterior, participa en la termorregulación del cuerpo, tiene función inmunológica y endocrina, es una barrera a las radiaciones e infecciones y colabora en la síntesis de vitamina D. En su composición encontramos entre un 10% y un 20% de agua. Te aseguro que puedes leer en ella más de lo que imaginas.

Secreto Piel

Tu piel es un libro por descubrir

La piel está formada de tres capas básicas, que suman un grosor total que va de 0,5 a 4 mm, siendo el rostro una de las zonas donde se presenta más fina, sobre todo en los párpados y el contorno de las ojeras. Este grosor cambia además a lo largo de la vida, siendo más fino en bebés y edades avanzadas.

Si dividimos estas capas, de más superficial a más profunda, nos encontramos:

  • Epidermis: formada por "distintas células que participan en la síntesis de queratina, y ácido hialurónico. Es la que impermeabiliza y protege. Tiene a hacerse más fina al envejecer, por la disminución de la renovación celular.

  • Dermis: compuesta principalmente de colágeno, ácido hialurónico y elastina. Es la capa que nutre y hace de soporte a la epidermis; y que a la vez terminará convirtiéndose en ésta al ascender a capas superficiales. También encontramos en ella folículos pilosos, glándulas sudoríparas y sebáceas.

  • Hipodermis: capa más profunda, en la que principalmente encontramos tejido adiposo y conectivo.

Según el comportamiento que presente cada una de cada estas capas y sus componentes podemos englobar la piel en cinco tipos principales: normal, grasa, seca, mixta y sensible.

Esta clasificación es meramente orientativa, ya que la piel es un órgano dinámico que puede incluso necesitar cuidados diferentes según la época del año. A lo largo de tu vida, puedes pasar por muchos tipos de pieles diferentes, incluso por todos.

Sol Piel

Envejecer y ser más vulnerable

El proceso de envejecimiento celular se caracteriza principalmente por disminuir su velocidad de replicación (las células se dividen menos) y su metabolismo (van teniendo menor actividad).

Aplicando este concepto a lo anterior, se resume en que la capa epidérmica (superficial) y dérmica (intermedia) van presentando menor capacidad de regeneración, haciendo que la piel sea más fina y vulnerable ante cualquier factor dañino, así como respondiendo peor a ellos.

Entre las consecuencias del declive del metabolismo celular, encontramos la disminución progresiva de ácido hialurónico, colágeno y elastina. Responsables de la hidratación, firmeza y elasticidad de la piel.

Protegete Del Sol

Qué evitar para mantenerse más joven

Las causas y el mecanismo del envejecimiento aún despiertan muchas incógnitas, pero de forma global sus factores se clasifican en intrínsecos (herencia genética) y extrínsecos (todos los que son independientes a la genética de la persona). Los segundos pueden ser incluso mucho más responsables de un mal envejecimiento que la propia herencia genética.

Por lo tanto, podemos aminorar el envejecimiento de la piel:

  • Protegiéndola de todo tipo de agresiones evitables: rayos UVA y UVB, químicos, polución, dietas desequilibradas, estrés, tabaquismo...
  • Disminuyendo la gravedad de las inevitables: enfermedades crónicas.
  • Asegurando un correcto equilibrio entre sustancias beneficiosas (agua, vitaminas, antioxidantes…) y dañinas (radicales libres).

Algunos factores implicados en el envejecimiento de la piel son de tipo estructural (la propia anatomía facial, cantidad y calidad de los capilares...), mecánico (contracción de los músculos faciales), hormonal (estrógenos, alteraciones del ritmo circadiano...) y psíquico (ansiedad, estrés…).

A cada piel, una edad

Cada tipo de piel no sufrirá del mismo modo el paso del tiempo, ya que los factores extrínsecos a los que se ve expone van cambiando y tampoco le afectarán de igual en cada momento.

Por ejemplo, la piel seca es una de las grandes desfavorecidas. Tenderá a presentar menor producción de grasa (la cual es necesaria) y esto ocasionará una pérdida de agua. El agua de la epidermis y dermis quedará en niveles inferiores al 10%, dando una sensación de tirantez y piel áspera.

Además, al estar desprotegida, los factores ambientales dejarán más huella en ella; se verá más agrietada y arrugada, con más tendencia a la formación de manchas… Por eso, mantener la piel limpia e hidratada en sus niveles correctos es el pilar de una correcta rutina antienvejecimiento.

No obstante, una misma persona suele pasar por diferentes tipos de piel a lo largo de su vida. Así que no existen dos pieles que envejezcan de igual forma, aunque a grandes rasgos coincidan en un mismo punto en el tiempo siendo grasas o sensibles. Lo que sí es cierto es que la tendencia general con el paso de los años es hacia una piel seca.

Ultimune Molecula Defensa

Protegiendo nuestra piel de las agresiones

Sintetizando toda esta información, según las carencias que presente tu piel, el envejecimiento que sufra será diferente. Por ello es primordial prestar atención a sus necesidades y escoger de forma adecuada los cosméticos que incluyes en tu rutina.

A nivel de cosmética existen tres pasos básicos para ayudar a desarrollar una defensa óptima: limpiar, tratar y proteger (sobre todo del sol) durante todos los días del año. Pudiendo añadir un cuarto paso tras la limpieza, que sería el de preparar la piel.

Shiseido Ultimune

Ultimune tiene la particularidad de ser un cosmético que ha sido estudiado y diseñado durante 20 años con el fin de que sea apto en todo tipo de pieles y edades. Su función es la activar el poder de auto-defensa de la piel para protegerla frente a los agresores externos e internos que provocan el envejecimiento de la piel.

Puede ser incluido en todas las rutinas justo después de la limpieza y antes del serum; la línea Ultimune cuenta con un serum para rostro y otro para la delicada zona del contorno de ojos. Siendo recomendable aplicarlo dos veces al día, por la mañana y por la noche, potenciando el efecto de tus tratamientos habituales.

Por eso, a pesar de que tu piel se transforme con el paso del tiempo, Ultimune tiene la gran ventaja de ser un aliado inamovible contra el envejecimiento. Aunque tu piel cambie.

Fotos | iStock.com Más información | Shiseido, esalud, portalesmedicos

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos