Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

Momentazo ducha: cómo sacarle el mejor partido cada día

Momentazo ducha: cómo sacarle el mejor partido cada día
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Es uno de los mejores momentos de la jornada, y no es solo una cuestión de higiene, la hora de la ducha puede llegar a ser clave en nuestra vida emocional y nuestra salud. Te quedas a solas contigo misma y tienes en tu mano poder disfrutar de todos los beneficios que nos aporta.

Desde Cuidado NIVEA queremos ayudarte a conseguir que tu ducha diaria se convierta en un ritual con el que consigas cuidarte por dentro mientras te mimas por fuera, un verdadero efecto ¡wow! ¿Quieres saber cómo? Toma nota.

Que se pare el mundo, es hora de relajarse

Te separas de tu smartphone, de tu ordenador, de tu ropa, de todas las distracciones diarias que desvían tu atención. No es raro que el poder de concentración aumente y muchas de las mejores ideas se gesten en la ducha. Y es que nuestro cerebro piensa mejor en un ambiente relajado y sin estrés. Haz la prueba y deja tu mente volar, muchas decisiones importantes se toman mientras nos relajamos bajo ese bendito chorro de agua.

Momentoducha

Ha llegado la hora de cuidar nuestra piel, de cargar pilas y de dejar en la puerta el estrés. Podemos evadirnos del mundo, sin más, aunque hay quien prefiere cantar para despejar la mente, eso sí, siempre dándolo todo. ¿Sabías que cantar en la ducha tiene muchos beneficios? Pues no es simplemente un tópico o una frase hecha, ejercitar las cuerdas vocales mientras tomamos una ducha puede mejorar la salud, y es que, ya lo dice el refrán, el que canta su mal espanta.

Prueba a acompañar tu hora del baño con tus canciones favoritas. Si buscas inspiración, dale al play de la lista Canciones para escuchar en la ducha y disfrútala. Es tu momento.

Aunque si lo prefieres puedes optar por la meditación. Meditar está cada vez más de moda y es que esta técnica milenaria es ideal para relajar cuerpo y mente, recargar energía y darle un merecido descanso a nuestra cabeza. El sonido del agua es un gran estimulante emocional y esto hace que la ducha sea un momento perfecto para evadirse y conectar con nuestra respiración.

Relax, creatividad, inspiración, claridad de ideas... la meditación en el agua trae consigo motivación, armonía y bienestar. Una práctica desestresante que empieza antes de entrar en la ducha. Mientras te desvistes y dejas el agua correr para conseguir la temperatura idónea, realiza respiraciones y exhalaciones profundas y lentas, este gesto te ayudará a calmarte y bajar el ritmo, disfrutarás de una ducha de lo más relajante.

Tips para una ducha saludable

También puedes cuidar tu salud mientras te duchas, reforzar el sistema respiratorio gracias a la humedad que crea el vapor en el baño, mejorar la circulación sanguínea, estirar y tonificar los músculos... El momento del baño es perfecto para conseguir efectos beneficiosos que repercutan directamente en nuestro bienestar. Apunta estos tips para que tu próxima ducha sea realmente wellness.

  • Los estiramientos suaves bajo el agua caliente nos ayudarán a aliviar tensiones y también a evitar dolores y pequeñas lesiones. Estira lentamente las zonas que se sobrecargan a lo largo del día, siempre con suavidad, para que se relajen y recuperen de la jornada. El cuello suele ser una parte del cuerpo que sufre mucha tensión a lo largo del día que se puede traducir en molestias o dolor, sobre todo si pasamos horas delante del ordenador. Para estirar el cuello deja caer la cabeza hacia el pecho, ayudándote de las manos. Pasados unos segundos gira la cabeza como queriendo llegar con la oreja al hombro, a un lado y al otro, siempre con movimientos muy suaves.
  • Si ya existe un previo dolor muscular o articular, dirige el chorro de agua caliente a la zona afectada para aliviar la rigidez. La presión del agua realizará un masaje que relajará los músculos y calmará las molestias.
  • Para mejorar la circulación alterna agua fría y caliente. Comienza con agua caliente y después dirige el chorro de agua fría empezando por los pies y subiendo hacia la ingle haciendo círculos. Una ducha de contrastes alivia las piernas cansadas y previene la retención de líquidos. ¡Notarás tus piernas más ligeras que nunca!
  • Las duchas frías tonifican esas zonas que quieres reafirmar, como glúteos, pecho y brazos. Termina tu ducha con agua fría, además de conseguir ese efecto firmeza, aumentará tu energía, fortalecerás tu sistema inmulógico y acelerarás el metabolismo.
  • Las calefacciones, medicamentos, polución... son agentes que resecan muchísimo los conductos nasales. Una ducha caliente descongestionará las vías respiratorias hidratándolas.
  • ¿Problemas para conciliar el sueño? Después de una buena sesión de agua tibia se relajan los músculos, reduciendo la tensión corporal y la ansiedad. Dormirás como un bebé.

Son muchos los beneficios saludables que ofrece la ducha diaria. Jugando con la temperatura, la presión del agua y algunos ejercicios suaves, podemos conseguir la combinación perfecta para nosotros y hacer del baño el momento más healthy del día. ¿Quieres saber cómo puede ayudarte también a cuidar de tu piel?

Tu mejor aliada de belleza

Momentoducha3

Como decíamos al principio, la hora de la ducha es necesaria, no solo por cuestiones obvias de higiene, también trae consigo una rutina de belleza que nos ayuda a muchos niveles. Toma nota de todo lo que puedes hacer:

  1. Al enjabonarte masajea el cuerpo con las manos o con un guante de crin si quieres realizar una exfoliación para deshacerte de las células muertas. También puedes practicar el cepillado en seco y después meterte en la ducha o bien utilizar un producto específico con partículas para realizar una exfoliación mecánica ayudándote con el agua de la ducha. Al exfoliar la piel le devolvemos luminosidad, suavidad y tersura, es el primer paso para conseguir una piel de cine.
  2. No te olvides de tus pies, dentro de poco volveremos a lucir sandalias y es necesario mantenerlos cuidados todo el año. En la ducha la piel de la zona se reblandece con el calor y es el momento perfecto para alisar la piel, eliminar durezas y conseguir unos pies suavísimos. Piedra pómez, exfoliante, cepillos especifícos... Tus pies te lo agradecerán.
  3. Masajea el cuero cabelludo para activar la circulación microcapilar de la zona y prevenir la caída del cabello. Combinando el masaje con un champú adecuado a tu tipo de cabello y una mascarilla nutritiva conseguirás una melena 10.
  4. La depilación en la ducha te asegurará evitar descamaciones y picor, ya que el agua caliente abre los poros y permite una depilación más suave y sin los problemas de alteraciones que se dan al hacerlo sobre la piel seca. Utiliza siempre un jabón suave que no irrite la piel.
  5. Aprovecha para eliminar restos de maquillaje e impurezas del rostro. Con el nuevo NIVEA Bajo la Ducha Desmaquillador podrás deshacerte incluso de la máscara de pestañas consiguiendo una piel más suave y perfectamente limpia sin efecto ojos de panda.
  6. Es el momento perfecto para hidratar nuestra piel en profundidad sin tener que perder tiempo después del baño. La línea corporal NIVEA Bajo la Ducha ofrece una solución para cada piel mientras la nutre y acondiciona.
  7. Si tienes todo el tiempo del mundo para mimarte y relajarte después de la ducha, regálate un buen masaje hidratante con una crema rica y untuosa que deje tu piel suave, confortable y muy hidratada. NIVEA Creme es perfecta para una sesión de belleza post baño con un relajante masaje. ¿Quién dijo que una sesión de spa no podía hacerse en casa?

Cuidado con...

Momentoducha4

Una ducha puede ser el momentazo del día o puede convertirse en tu enemiga si no tienes unas mínimas precauciones. Tranquila que son muy sencillas y fáciles de recordar y te asegurarás mantener una piel bonita y sana:

  • No utilices agua demasiado caliente. Cuando lo hacemos, por ejemplo, para activar la circulación, tenemos que intentar que sea rápido, en un corto espacio de tiempo y a temperaturas moderadas, ya que las extremas deshidratan la piel.
  • Emplea jabones suaves en tu rutina corporal para no alterar el manto hidrolipídico de la piel provocando molestias como picores y rojeces.
  • No prolongues excesivamente el tiempo de la ducha, la sobreexposición al agua también es uno de los factores que provoca deshidratación.
  • Una vez al día sí, pero no es aconsejable una frecuencia superior, varias duchas al día podrían alterar la barrera cutánea.

Un baño tiene muchos efectos positivos sobre nuestro sistema nervioso. Quiérete, mímate, olvida todo aquello que es negativo en tu vida, canta, cuídate... Saldrás de la ducha como nueva.

En Cuidado NIVEA


Fotos | iStock.com/Central IT Alliance | iStock.com/Carol_Anne

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos