Publicidad

La faceta menos conocida de la modelo Karlie Kloss: le gusta tanto la programación que tiene su propio campamento, Kode with Klossy

La faceta menos conocida de la modelo Karlie Kloss: le gusta tanto la programación que tiene su propio campamento, Kode with Klossy
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Amamos a Karlie Kloss, no solo por ser una de las mejores modelos de su generación, sino también por su interés fuera de las pasarelas en promover la participación en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas de las niñas y adolescentes que la toman como ejemplo a seguir.

Hace cinco años, la estadounidense quiso aprender sobre programación. Estaba especialmente interesada en conocer el código Ruby y, para ello, se matriculó en la Universidad de Nueva York. Allí, no solo se dio cuenta de que, al igual que el arte y la moda, la codificación tenía que ver con la creatividad, sino que pudo observar que la mayoría de los alumnos eran hombres.

En un artículo para la revista Teen Vogue, la modelo explicó que simplemente quería "saciar su curiosidad y entender lo que era codificar":

“No me imaginaba lo mucho que me iba a gustar aprender este lenguaje secreto, o cómo iba a inspirarme para comprometerme con que todas las niñas puedan aprender a codificar y ser líderes en el sector de la tecnología”. 

Así fue cómo se le ocurrió la idea de fundar Kode with Klossy, en asociación con la escuela de codificación de Nueva York. Se trata de un campamento de verano para adolescentes de entre 13 y 18 años en el que, durante dos semanas, las participantes conocen los lenguajes de programación más utilizados y aprenden los principios básicos de códigos como Ruby, HTML y CSS.

Aunque también es posible acudir varios veranos para seguir ampliando conocimientos y aprender Javacript y Sprint, un código que se utiliza para el desarrollo de apps en iOS.

Karlie Kloss

Fundado en 2015, el campamento tiene lugar todos los años en diferentes ciudades a lo largo y ancho de Estados Unidos. El año pasado se organizaron un total de 50 campamentos, repartidos en 25 ciudades, en los que participaron alrededor de 1.000 alumnas.

Además, el programa es completamente gratuito. Las participante son elegidas a través de un proceso de selección en el que no es necesario tener conocimientos ni experiencia previa. 

karlie kloss

En la actualidad, ya hay antiguas alumnas del campamento que han seguido sus estudios de informática en la universidad e incluso que han realizado prácticas en empresas como Microsoft.

La importancia del impacto que tiene este programa y otras iniciativas orientadas a fomentar la educación de las mujeres en la ingeniería la explica la propia Karlie Kloss en la página web: “Las mujeres son esenciales para el progreso digital y saber codificar es la clave para explorar y crear nuevas fronteras”. 

Fotos | Kode with Klossy.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir