Publicidad

Maternidad de la comedia a la tragedia en ocho series de Netflix

Maternidad de la comedia a la tragedia en ocho series de Netflix
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La maternidad no solía ser un tema muy habitual en series o películas, sin embargo, es un momento muy importante en la vida de muchas mujeres y nos gusta comprobar que no somos bichos raros y que muchas de las experiencias, luchas, alegrías y penas que vivimos en nuestro día a día son comunes en muchas madres. Por eso nos encanta comprobar como estas series de Netflix, que van de la comedia a la tragedia, reflejan con bastante realidad el día a día de la maternidad. Porque consiguen que nos riamos de lo que tantas veces nos desespera.

The Letdown

Esta seria australiana trata la maternidad desde el punto de vista más auténtico de unos padres primerizos con todos los problemas a los que nos enfrentamos los que acabamos de tener hijos: la falta de sueño, la falta de sexo, la pérdida de la identidad propia de la madre. Situaciones que a veces te harán reír o que a veces te encogerán el corazón, pero con las que seguro que te sientes identificada.

Madres trabajadoras

Compaginar el trabajo con la maternidad no es fácil, pero esta serie intenta quitar el drama a una situación que las madres vivimos con ansiedad: la vuelta a la rutina diaria. La imposible conciliación de una mujer que quiere llegar a todo, Kate Foster (Catherine Reitman) nos pone frente al espejo de la realidad de las madres de hoy en día.

Madres forzosas

Si en los 90 veías Padres Forzosos, te volverás a reír con los personajes de aquella serie mítica mucho más creciditos. La situación vuelve a ser similar, aunque esta vez son tres madres las que deben cuidar de tres niños. El día a día de esta peculiar familia con risas enlatadas y situaciones caóticas son un divertimento intrascendente perfecto para desconectar. Eso sí, no cuentes con volver a ver a Mary Kate y Ashley Olsen en la serie que las lanzó a la fama.

Modern Family

Ya va por 10 temporadas esta serie realmente divertida que refleja la realidad de las familias actuales, que son diversas, únicas, y complejas, pero a las que los lazos de amor y cariño siguen uniendo irremediablemente. Nunca es tarde para engancharse a Modern Family, porque la serie merece la pena.

Ali Wong: Hard Knock Wife

No es una serie, sino un monólogo de humor de una cómica embarazada de su segundo hijo en el que repasa todo lo relacionado con la maternidad: reflexiona sobre las madres que se quedan en casa, la lactancia, el postparto, las cesáreas, el reparto de tareas entre padres y madres... de manera muy cruda pero desternillante al mismo tiempo.

Chicas buenas

Una tragicomedia que muestra lo que seríamos capaces de hacer las madres por nuestros hijos en una situación desesperada. Estas Chicas buenas son madres ejemplares de día y atracadoras de noche con el fin de conseguir el dinero necesario para retomar el control sobre sus vidas.

Jane The Virgin

Las dudas sobre si ser madre o no, sobre si sabremos cuidar a nuestro hijo, y las molestias típicas los embarazos, se complican aún más para Jane, con un embarazo totalmente inesperado. Esta comedia con aires de culebrón da voz a las mujeres que se convierten en madres muy jóvenes y nos muestra cómo les cambia la vida.

Las Chicas Gilmore

Muchas nos enganchamos a esta serie a principios de los 2000s y nos encantó cuando regresó a Netflix en 2016 para recordar las relaciones entre madre e hija mucho más cercanas debido a la poca diferencia de edad entre ellas.

Foto | The Letdown

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir