Publicidad

"Al adelgazar pierdo pecho, pero la barriga sigue ahí": estas son las causas y cómo puedes favorecer la pérdida de grasa en esa zona
Salud

"Al adelgazar pierdo pecho, pero la barriga sigue ahí": estas son las causas y cómo puedes favorecer la pérdida de grasa en esa zona

Publicidad

Publicidad

No sé si a vosotras os ocurre que comenzáis a intentar cuidar más vuestra alimentación, comer saludable y, además, le sumáis comenzar a realizar ejercicio físico e intentar manteneros un poco más activas. Y, efectivamente, empezáis a adelgazar, pero cuando os medís resulta que no de dónde os gustaría.

Personalmente, y es algo muy común entre las mujeres, cuando empiezo a perder peso siempre bajo de la misma zona: pierdo pecho muy rápido. Sin embargo, hay otras zonas de mi cuerpo, como la cadera o la barriga que se resisten. No estoy sola en esto, nos ocurre a muchas y tiene una explicación y algunas soluciones.

Cómo perdemos grasa al adelgazar

Si me encontrara un genio, y me diera tres deseos, no descarto que uno de ellos lo utilizara para recolocar mi grasa corporal un poco más a mi gusto. Por desgracia, sin genios - y sin pasar por un procedimiento quirúrgico - no es posible perder grasa de manera localizada.

Frankie Cordoba Axpuncqqq4k Unsplash

Ni cremas reductoras, ni dietas, ni deportes concretos nos harán perder grasa justo de la zona que nosotros queremos. Y es que, al adelgazar - especialmente al principio - nuestro cuerpo pierde grasa de forma global. Es decir, cuando pasamos por un déficit calórico, básico para adelgazar, nuestro cuerpo empieza a tirar de las reservas de grasa que tiene acumuladas, pero tira de las de todo el cuerpo, sin focalizarse.

El ejercicio físico que hagamos, independientemente de cuál sea, lo que ayuda es a hacer más gasto calórico - incrementando el déficit - por lo que ayuda a que el cuerpo queme más las reservas de grasa del todo el cuerpo. Y, lo que sí hará es fortalecer o tonificar la masa muscular que estemos entrenando. Pero no quemará grasa de esa área concreta.

En definitiva, el ejercicio y la dieta nos ayudarán a quemar grasa de todo el cuerpo y a conseguir una recomposición corporal gracias a dicha pérdida y a la tonificación de las zonas musculares que entrenemos.

Por qué la barriga se resiste tanto

Abdominal Exercise Abdominal Trainer Action 416747

Normalmente, tanto hombres como mujeres, notaremos que la zona de la barriga es una de las que más cuesta conseguir que pierda grasa - a pesar de ser una de las zonas en las que más nos gustaría quitárnosla -. En el caso de las mujeres, las caderas y muslos también suelen ser una zona conflictiva.

Esto se debe, principalmente, a nuestro estado hormonal. En general, hombres y mujeres acumulamos grasa en esta zona, aunque lo solemos hacer de manera diferente. Una particularidad del tipo de grasa que se acumula en la zona abdominal es que se conoce como "grasa dura" o "grasa visceral".

Se trata de un tipo de grasa particularmente resistente ya que no solo se acumula en la zona subcutánea, sino también en nuestros órganos. Es por ello que es una de las zonas en las que más tiempo tardaremos en obtener resultados. Además, esta acumulación concreta está muy influenciada por nuestra genética, nuestros hábitos (alimentación, consumo de alcohol o de tabaco, etc.), estilo de vida y niveles de estrés, entre otras cosas.

Cambios que nos ayudan a perder la grasa en la zona de la barriga

Barriga

La única manera que tenemos de ayudarnos un poco a perder grasa en esta zona, es cambiar nuestro estilo de vida y algunos hábitos. Además de mantener el déficit calórico y seguir haciendo ejercicio para fortalecer nuestros músculos, algunas modificaciones en nuestro estilo de vida nos ayudarán a acumular menos grasa visceral.

Una alimentación saludable

No basta con que tengamos un déficit calórico, sino que los alimentos que consumimos deben ser saludables y ayudarnos a seguir una dieta equilibrada. Basar nuestra alimentación principalmente en verduras, vegetales y frutas es el primer paso. Los alimentos que nos aportan buenas cantidades de fibra ayudarán a nuestra salud intestinal.

Alejarnos de alimentos ultraprocesados, grasas saturadas y azúcares añadidos es uno de los puntos más importantes.

Action Activity Adult 2774172

Hidratarnos bien

Una buena hidratación por nuestra parte es básica para mantenernos alejadas tanto como podamos de la retención de líquidos. Si a la grasa abdominal le añadimos retención de líquidos nos sentiremos mucho más hinchadas en esa zona, además de incómodas. Consumir el agua necesaria es nuestro mejor aliado.

Combinar ejercicios de fuerza y cardio

Cuando queremos quemar grasa tendemos a hacer ejercicios de cardio y, aunque está bien, no debería ser lo único en lo que nos centremos. Lo ideal, para intentar perder grasa, pero sobre todo para conseguir una buena recomposición corporal, es que combinemos fuerza y cardio en nuestros entrenamientos.

Además, el orden en el que hagamos los ejercicios también es muy importante. La recomendación habitual es que comencemos con ejercicios de fuerza, de manera que se movilice la grasa y, además, queme las reservas de carbohidratos, y después el ejercicio de cardio para que el cuerpo tenga que tirar de la grasa sí o sí.

barriga

Evitar el tabaco y el alcohol

El consumo de alcohol favorece que aumenten los niveles de cortisol en nuestro cuerpo. Estos niveles de cortisol están relacionados con una mayor acumulación de grasa en la zona abdominal. Por otro lado, en el caso del tabaco, se ha encontrado una importante relación entre el consumo del mismo y más grasa abdominal.

Descansar adecuadamente

Los altos niveles de estrés elevan nuestro cortisol,  lo que favorece la acumulación de grasa en la  zona abdominal. Descansar bien, alejarnos del estrés o practicar técnicas de relajación puede ser clave para reducir este cortisol y, gracias a ello, reducir la grasa que estamos acumulando.

Imágenes | Unsplash, Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir