Publicidad

Una campaña institucional contra la violencia de género usa TikTok por primera vez para llegar a la Generación Z (y el resultado no está nada mal)

Una campaña institucional contra la violencia de género usa TikTok por primera vez para llegar a la Generación Z (y el resultado no está nada mal)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No te confíes y te creas demasiado moderna por tener Instagram porque es TikTok la app que prefieren los integrantes de la Generación Z. Esta aplicación centrada en la creación de vídeos cortos utiliza una estética y lenguaje muy característico que no es fáciles de copiar en una campaña publicitaria sin caer en lo ridículo, por eso estamos living con esta que se ha marcado el Gobierno de las Islas Baleares para luchar contra la violencia machista entre los jóvenes

Con el eslogan "¿Y si aprendemos a querer bien?" y el hashtag "Estimabé" (quiere bien) se pretende advertir sobre determinadas conductas tóxicas que podrían acabar convirtiéndose en violencia de género. Para ello se han representado diferentes escenas en el mismo tono divertido con el que los adolescentes suben contenido a TikTok, consiguiendo llegar a su destinatario como pocas campañas institucionales lo han hecho antes.

Cuestiones como los celos, el control o la posesión no se quedan fuera en el minuto y medio que dura el anuncio. El vídeo empieza con un niño que repite frases típica de un novio controlador: "Tus amigas no me gustan nada", "¿dónde vas así vestida?" aunque con una voz distorsionada al estilo pitufo, claro, que estamos en TikTok.

Tiktok

También hay espacio para llamar a hacer una escucha crítica de las letras de una canción para detectar el sexismo que se cuela en muchas. En este caso, una adolescente se horroriza ante un reguetón que hace apología de la cultura de la violación: "Tú eres mi prisionera, dame lo que yo quiera que esta noche perderás la dignidad". 

Aunque, para entender lo efectivo de esta campaña lo mejor es verlo con nuestros propios ojos ya que por algo la aplicación está completamente centrada a lo visual y no admite texto. 

Dejando a un lado el lenguaje paternalista y copiando el que los adolescentes usan, cierra el spot el siguiente mensaje: "Nacemos sin saber querer, ¿y si aprendemos a hacerlo bien? Igualdad, confianza, libertad, respeto". Por último, una adolescente da el consejo final grabándose desde el espejo: "Y recuerda, querida, el amor no tiene que hacerte sufrir, tiene que hacerte reír". 

Con esta campaña, en la que han participado usuarios reales de la app, se afronta además el problema de la desigualdad en las relaciones sentimentales desde la raíz, antes de que pueda aparecer la violencia y la agresión física.

Según datos del INE, la violencia machista entre los jóvenes ha crecido un 25% este año. Las denuncias que más han crecido son las de personas entre los 18 y 19 años, que han aumentado un 14,1% con respecto al año pasado. 

Fotos | Gobierno de las Islas Baleares.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir