Compartir
Publicidad
Publicidad
La serie del momento tiene una cara oscura: ¿incita 'Por 13 razones' al suicidio?
Psicología

La serie del momento tiene una cara oscura: ¿incita 'Por 13 razones' al suicidio?

Publicidad
Publicidad

De pocas series se ha hablado tanto en las últimas semanas como del último gran estreno de producción propia de Netflix, Por 13 razones, basada en el libro homónimo de Jay Asher. Desde su estreno hace menos de un mes, muchas voces se han alzado para alabar su calidad o el tratamiento que hace de temas tan duros como el bullying o la violencia escolar. Pero también hemos oído opiniones en contra, y la mayoría de ellas se centran en una crítica que hace saltar las alarmas: ¿está dando Por trece razones una visión romántica del suicidio adolescente?

¿De qué va Por 13 razones?

Para analizar si puede incitar o no al suicidio, debemos conocer cuál es el argumento de la serie. A partir de aquí, por lo tanto, hay spoilers sobre esta primera temporada, que ya se encuentra íntegra en Netflix (los productores no han confirmado si habrá una segunda temporada, pero el final abierto parece indicar que así será) y una de cuyas productoras es la cantante Selena Gomez, quien ha reconocido públicamente sufrir depresión.

Hannah Baker es una estudiante de último año de instituto que se suicida. Esa es la premisa de la que partimos desde el primer capítulo. Sabemos que Hannah está muerta y la serie se centra en que averigüemos cómo ha llegado a esa situación. Para ello, la propia Hannah ha dejado trece cintas de cassette (una por cada capítulo) en la que expone sus razones y sus culpables, quienes ella considera que la han empujado a acabar con su vida.

Por Trece Razones

Su compañero Clay Jensen, que está enamorado de ella en secreto, es el coprotagonista de la serie y quien más se esfuerza en desentrañar las causas y desenmascarar a los responsables de las diferentes situaciones que sufrió Hannah, desde el slut-shaming (humillación a una mujer por su vida sexual) al acoso escolar, pasando por haber sido testigo de una violación, víctima de otra y haber sufrido la indiferencia del consejero escolar a quien pide ayuda.

Cómo retrata la serie a una suicida adolescente

Uno de los hechos fundamentales por el que han saltado las alarmas con Por 13 razones es que es una serie protagonizada por adolescentes y dirigida también a una audiencia muy joven, al igual que lo fue en su día el libro homónimo de Jay Asher. El suicidio es la segunda causa de muerte entre adolescentes en Estados Unidos, con aproximadamente 5.000 intentos de suicidio de chicos entre 13 y 19 años cada día. Por ello, el retrato que se haga en la ficción de una suicida adolescente cobra especial importancia.

En Por 13 razones vemos a una Hannah recordada por sus compañeros con cariño y dolor por su triste final, casi en una especie de mitificación de una compañera de clase a la que trataban de forma muy diferente en vida. Además, como la serie se desarrolla alternando la narración presente con los flashbacks a las últimas semanas de su vida, podemos acercarnos también a una Hannah atractiva físicamente, alguien que podría ser admirada por otros chicos de su edad. Enlaza, de esta manera, con la tradición de retratar la belleza en el suicidio, cuyo caso más conocido es la pintura prerrafaelita de John Everett Millais que representa a la Ofelia de Hamlet.

Ofelia

¿Qué dicen las voces en contra de Por 13 razones?

Una de las primeras críticas que se ha hecho contra Por 13 razones, y que sorprende por lo sencillo que habría resultado para los productores de la serie solucionarla, es el hecho de que en ningún momento aparecen recursos de ayuda a los que una persona en riesgo potencial de poner fin a su vida pueda llamar para recibir ayuda. En muchas series y películas hemos visto recursos de ayuda al finalizar la emisión (Glee, Pretty Little Liars) e incluso en la televisión, en España, vemos el teléfono 016 presente en pantalla cuando se tratan temas de violencia machista.

Hannah 13 Razones

También han surgido varias voces que han recomendado que las personas en riesgo de suicidio, que hayan sido víctimas de violencia sexual, que sufran depresión o con tendencia a la autolesión se mantenga alejadas de Por 13 razones. La más conocida ha sido la de la actriz Shannon Purse, que interpreta a Barb en la otra serie estrella de los últimos meses, Stranger Things. Purse ha hablado en otras ocasiones en sus redes sociales sobre sus problemas psicológicos y su pasado de autolesiones, por lo que ha querido aconsejar a otras personas en situación similar a través de una serie de tuits:

Recomendaría no ver 'Por 13 razones' si estás luchando contra pensamientos suicidas o de autolesión o has sufrido una agresión sexual.

Hay algunas escenas muy gráficas en ella que podrían fácilmente despertar recuerdos y sentimientos dolorosos. Por favor, protegeos.

Hay muchas cosas muy buenas en la serie y no tengo duda de que es importante y puede ser útil para algunos. Simplemente, tened cuidado.

También se ha pronunciado sobre el asunto Alexa Curtis, fundadora de MINT (Media Impact and Navigation for Teens, «Impacto en los medios y en la navegación para adolescentes») y antigua víctima de bullying. A través de una columna en la revista Rolling Stone, deja claro que no está de acuerdo con el retrato del suicidio que hace la serie. En primer lugar, por lo fácil que hace parecer ponerle fin a una vida: «Podría hacer que los chicos perdieran la sensibilidad sobre este tema».

Hannah Consejero

En segundo, y puede que más importante, porque hace que pierdan la esperanza con respecto a la búsqueda de ayuda, a raíz de lo ocurrido entre Hannah y el consejero escolar que, ante su confesión de todo lo que ha sufrido, se limita a darle unos pañuelos y animarla a mirar hacia adelante: «Habrá gente que sienta que no tienen a nadie con quien hablar, y esa gente es justo la que está en más riesgo y a la que tendríamos que intentar llegar». En cualquier caso, la blogger sí defiende la visión que da la serie sobre la influencia de internet y las redes sociales en la vida de los adolescentes.

También ha habido profesionales médicos que se han pronunciado contra Por 13 razones. Una de las más beligerantes ha sido Katie Rutherford, terapeuta familiar que trabaja en Nueva York con adolescente en situación de riesgo, que se atreve a afirmar que «casi puedo garantizar que, en menos de un año, oiremos hablar en las noticias de un estudiante que se suicide y haga exactamente este mismo proceso de las cintas». Afirma que se sintió mortificada por el hecho de que la serie retrate el suicidio como una opción «fácil e indolora» y que pueda hacerlo parecer una buena idea a alguien que está sufriendo.

Por 13 razones se defiende

La producción de la serie y la propia plataforma Netflix han salido al paso de las diferentes opiniones que han aparecido en su contra. Netflix ha hablado de esa famosa ausencia de una hotline a la que puedan llamar personas que necesiten ayuda, aludiendo a que, al tratarse de una plataforma global, no podrían ofrecer ayuda a los afectados de todos los países de su alcance.

«Dado que Netflix es una plataforma global, no hay una sola línea telefónica de ayuda que pueda alcanzar a todos los espectadores en el mundo. En cambio, hemos optado por crear una web de recursos globales (13ReasonsWhy.info), en la que pueden encontrar información de ayuda en situaciones de crisis específica para la región en que la necesiten. Esta web aparece en nuestro after show de media hora, ha sido ampliamente publicitada en todas las redes sociales de la serie (donde vive su audiencia) y sabemos a través de nuestros partners, tanto en Estados Unidos como en el extranjero, que los espectadores están utilizando la web para contactar con expertos en salud locales», ha dicho Netflix en su comunicado oficial.

Web Ayuda

Tanto el creador de la serie como uno de sus guionistas han querido defenderse también públicamente. El primero de ellos, Brian Yorkey, lo ha hecho a través de las páginas del Hollywood Reporter:

«Queríamos retratar el hecho de que el suicidio es conflictivo, feo e increíblemente doloroso. No hay nada pacífico o bello en él. Es horrible de soportar y es horrible para la gente a la que un suicida deja atrás. Queríamos contar esta historia desde la verdad. Y es difícil, igual que es difícil verlo, debería ser difícil verlo. Si lo hubiésemos hecho fácil de ver, estaríamos vendiendo algo que no queremos vender. Esperamos que Por 13 razones encienda la llama de una conversación entre adolescentes y adultos sobre cosas que están ocurriendo a los jóvenes hoy en día en todo el mundo. Lo que esperamos, como ocurre con la buena televisión, es que haga a la gente hablar. Si pueden hablar de lo que les ha ocurrido a Hannah y a Jessica [ambas fueron violadas] y por lo que tuvieron que pasar, podrán hablar de las dificultades que afrontan en sus propias vidas. Eso es lo primero que tiene que ocurrir para que las cosas mejoren».

Hannah Baker 2

El guionista Nic Sheff, por su parte, ha escrito una columna en Vanity Fair, en la que expone su opinión sobre la influencia de Por 13 razones y el suicidio de Hannah en la audiencia. Sheff, además de guionista de la serie, es un antiguo adicto a las drogas que intentó suicidarse en una ocasión, y que relata en el artículo qué fue lo que salvó su vida: el recuerdo de una mujer a la que conoció, que había intentado suicidarse, pero había sobrevivido con terribles heridas. Cuando ya había empezado su propio proceso de quitarse la vida a través de la ingesta de pastillas, recordó que el suicidio no tenía nada que ver con un momento pacífico e indoloro, con un momento de descanso, y fue entonces cuando decidió que así tendría que ser el retrato de los últimos minutos de Hannah: haciendo ver a los espectadores lo duro y doloroso que sería, para intentar disuadir a quien lo observase.

Hannah Baker 3

«En Por 13 razones, vi la oportunidad de explorar temas de ciberbullying, agresión sexual y depresión. [...] Y, por encima de todo, reconocí el potencial de la serie para explorar la realidad del suicidio adolescente. [...] Desde el principio, estuve de acuerdo en que debíamos retratar el suicidio con el mayor detalle y la mayor precisión posibles. Incluso discutí para defender esa postura, relatando la historia de mi propio intento de suicidio al resto de guionistas. [...] Me pareció la oportunidad perfecta para mostrar cómo es en realidad un suicidio, deshacer el mito de un final tranquilo y plácido, y hacer que los espectadores se enfrentaran a la realidad de lo que ocurre cuando saltas de un edificio en llamas hacia algo todavía peor. Así que apoyo al cien por cien lo que hicimos. Sé que fue correcto, porque mi propia vida se salvó cuando la verdad del suicidio apareció ante mí con todo su horror... y realidad»

La recurrente polémica del retrato del suicidio en los medios de comunicación

¿Deben los medios de comunicación informar sobre lo casos de suicidio? ¿O pueden provocar una especie de efecto llamada? Esa incógnita ha estado presente durante años en las redacciones de prensa, ya que varios estudios indican que hay relación entre la aparición de suicidios en medios de comunicación (tanto en la realidad como en la ficción, que sería el caso de Por 13 razones) y el aumento de casos en la vida real.

Nuestros compañeros de Magnet elaboraron un análisis, con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio de hace dos años, del que se extrae la conclusión de que ese efecto contagio no se debe tanto a que los medios hablen de suicidios, sino a cómo se tratan estos casos. Es decir, es más una cuestión de forma que de fondo. Qué es buena idea y qué no cuando se habla de personas que se han quitado la vida, sea en la realidad o en la ficción. La Asociación Austriaca de Prevención del Suicidio elaboró estas directrices hace algunos años y, con su aplicación, los suicidios se redujeron en un 75%. Y nos preguntamos: ¿ha cumplido Por 13 razones con esas recomendaciones?

  • No dar detalles sobre el método utilizado: Por 13 razones falla, muestra con todo detalle el momento de la muerte de Hannah y el método que utiliza.

  • No presentarlo como algo inconcebible («lo tenía todo en la vida»): Por 13 razones acierta, no se juzga a Hannah por su decisión.

Hannah2
  • No relacionarlo con motivos románticos («para estar unidos para siempre»): Por 13 razones acierta, no hay influencia del amor romántico en la decisión final.

  • No simplificarlo: Por 13 razones acierta, toda la serie gira en torno al suicidio de Hannah.

  • No darle mucha importancia (por ejemplo, en casos reales, publicándolo en primera página): Por 13 razones falla, es el tema principal de la serie.

  • No abusar del término «suicidio»: Por 13 razones falla, se habla continuamente de ello, utilizando la palabra en cada episodio.

  • No añadir un tono heroico y deseable («es lo que tenía que hacer en esa situación»): es difícil llegar a una conclusión. En ningún momento un personaje dice algo parecido, pero sí que se retrata una situación en la que Hannah parece quedarse sin otras opciones.

Hannah1
  • Mostrar dónde se puede encontrar ayuda en una situación similar: también es difícil decirlo. A priori, la web habilitada por la productora, que no aparece durante los capítulos sino en un programa posterior, no parece suficiente.

  • Hablar de casos que no acabaron en suicidio: también aquí Por 13 razones se queda en un punto ambiguo. Por ejemplo, en el caso de las dos chicas violadas, Jessica no toma el mismo camino que Hannah, pero desarrolla una adicción al alcohol, por lo que tampoco se trata de una situación esperanzadora.

  • Pensar en la familia y en las amistades: Por 13 razones acierta. El retrato del dolor de la familia de Hannah tras su pérdida cumpliría con esta recomendación.

  • Dar herramientas a las personas para tratar con casos reales en su vida: En Por 13 razones, vemos a Hannah, casi al final de su largo camino de dolor, acudir a un consejero escolar que la ignora. Es decir, la herramienta la encontramos, pero su materialización falla en el objetivo.

Recursos de prevención de suicidio

Teléfono de la esperanza | 902 500 002

Plan de prevención del suicidio

Imágenes | Por trece razones.

En Trendencias | 13 cosas que podemos aprender sobre el acoso escolar y la violencia sexual viendo 'Por 13 razones', la serie del momento

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos