Publicidad

Orogourmet, ideas para espolvorear con oro tus platos

Orogourmet, ideas para espolvorear con oro tus platos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No sé cómo lo pasaría mejor: si preparando platos para mis invitados con aderezo de oro y plata, o comiéndomelo todo luego con ellos. El oro en minúsculas partículas comestibles para adornar platos ha dado la vuelta al mundo.

Es insípido y no altera el sabor de los alimentos. Y antes de que venga el listillo de turno a preguntar: “entonces para qué sirve” os presento algunas sugerencias de cómo adornar el qué. Orogourmet ofrece oro y plata comestible, y se presenta en láminas o en sal.

¿Qué tal una copa de champagne extra-luminosa?. Sólo hace falta espolvorear el salero de oro sobre la flauta para conseguir ese toque tan especial. Si os acordáis, vimos este mismo efecto en los cócteles de Luxury Market 2009.

En bombones y chocolates

El contraste del oro en el chocolate es chispeante y sofisticado. El pastel de la foto principal y algunos bombones de la foto superior están acabados con una lámina de oro. Los demás bombones, con la sal. Todos tienen un aspecto lujoso y delicioso.

No sólo con postres: nunca tu sushi será tan original como con esta especia sin sabor. Me estoy imaginando cómo quedaría de fantástico el carpaccio o el medallón de foie-gras con estas chispas comestibles. ¿En un gazpacho?.

Con fruta

En comidas copiosas, servir un sorbete de frambuesa con oro o una brocheta de fruta fresca como la de la foto superior se agradece mucho. Lo que no esperarán los comensales son los destellos de oro. Para un encuentro romántico y sensual, nada más sugerente que las fresas y las copas de cava.

Como decoración gastronómica en fiestas señaladas, como las cercanas Navidades, es una idea divertida que hace de cualquier alimento sencillo el espectáculo de la mesa. Lo puedes encontrar en tiendas gourmet.

Sitio oficial | Orogourmet
En Embelezzia | Oro para aderezar tus platos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios