Publicidad

Jean-Pierre Othoniel decora las boutiques Chanel con gigantescas esculturas en forma de "sautoirs"

Jean-Pierre Othoniel decora las boutiques Chanel con gigantescas esculturas en forma de "sautoirs"
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cada día es más frecuente que las grandes firmas del mundo de la moda y el lujo cuenten con la colaboración de grandes artistas para la decoración de sus espacios. En Hermès, las “Vitrines d’artistes” tienden siempre a sorprendernos gratamente.

Para Jean-Pierre Othoniel, fotógrafo, escultor, coreógrafo e ilustrador – de quien ya os hemos hablado en otras ocasiones -, cada escultura representa un nuevo desafío, una invitación para explorar a fondo todas las posibilidades propuestas por la materia y por la forma.

Cuando los responsables de Chanel le encargaron que realizara una serie de esculturas para decorar los flagships de la firma, el artista vio en este encargo una oportunidad única para encarnar el espíritu Chanel de una forma tan desmesurada como arquitectónica.

Perlas_cristal

Inspirado por los collares de perlas que Coco Chanel convirtió en objetos cult, Jean-Michel Othoniel ha optado por entrelazar perlas tamaño XXL realizadas en cristal en tres tonalidades: negras, grises y plateadas, para crear la escultura más grande que hasta la fecha se ha hecho de un collar de perlas.

Visible desde la entrada de la boutique que Chanel tiene en New Bond Street, el “Collier Cascade” sorprende al visitante por su talla, ya que se eleva hasta el techo, a una altura de once metros. Lo más sorprendente es que esta escultura parece moverse mediante un mecanismo invisible que reproduce una onda continua.

Mediante un juego de reflejos y de curvas sinuosas, el collar se rosca y se desenrosca - reproduciendo aquel famoso gesto que solía hacer Mademoiselle cuando jugueteaba con sus perlas -, por medio de complejas ondulaciones, multiplicadas hasta el infinito por medio de los espejos situados en su base, que crean la impresión de que el collar esté flotando en el aire.

Collage

En honor a la verdad, hay que decir que esta escultura se inspira en otra que Othoniel realizó en el año 2005, a petición del arquitecto Peter Marino para la nueva tienda que Chanel abrió en Hong Kong.

De la joint-venture entre el artista y el arquitecto surgió "Le Collier Blanc", un gigantesco collar nacarado de color blanco en cristal de Murano, que actuaba un mismo tiempo como columna vertebral del nuevo espacio, y como un símbolo u homenaje al sautoir de Coco Chanel.

Si durante estas vacaciones estás pensando en viajar, puedes descubrir las esculturas de Jean-Michel Othoniel en las diferentes boutiques Chanel repartidas a lo largo y ancho de este mundo: en Shenyang en Chine, Chanel Ginza en Tokyo, en el Prince's Building en Hong Kong, en el hotel Peninsula de Shanghai, en el hotel Peninsula de Pekín, y también en las boutiques de Beverly Hills y en la Avenue Montaigne de París.

De esta forma, al tiempo que podrás satisfacer tu curiosidad artística, también podrás echar una ojeada a las últimas colecciones.

Más información | Chanel En Embelezzia | El vidrio en movimiento de Othoniel para "J'adore l'Absolue" En Embelezzia | Pamen Pereira y Hermès unidos por el arte

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios