Compartir
Publicidad

El reloj Arceau H Cube de Hermès, marquetería fina en miniatura

El reloj Arceau H Cube de Hermès, marquetería fina en miniatura
0 Comentarios
Publicidad

La enea es lo que tiene, que trabajada como si fuese una marquetería en miniatura, ofrece resultado curioso. Si a esto, además, le añadimos colores vivos, el resultado final no puede ser más vistoso.

Resulta curioso como uno de las materias primas más sencillas que puedan existir pueda constituir para los artistas y maestros artesanos relojeros una fuente estupenda de inspiración. ¡Fijaros sino en la esfera del modelo Arceau de Hermès que hoy os presentamos!

Después de haber sido cultivado en explotaciones agrícolas, el centeno es cortado cuidadosamente a mano, y pasa luego a ser teñido, sumergiéndolo en baños sucesivos, para luego secarlo. Este proceso da vida a una larga tira de enea lisa, cuyas tonalidades - a un mismo tiempo brillantes y profundas, con sutiles matices -, son seleccionadas con paciencia para reservar los trozos más presentables.

Marqueteria

Una vez combinados los colores, las tonalidades y la dirección de la fibra de cada hebra, el artesano realiza entonces un fino trabajo de marquetería, entretejiendo la enea, y creando lo que será la esfera de este original reloj.

Con infinita precisión, va cortando cada sección, para luego irlas ensamblando de una en una, en un espacio infinitamente reducido, reproduciendo así los juegos de perspectivas del diseño del H Cube creado por Henri D’Origny.

Esta perspectiva geométrica subrayada por una caja en oro blanco de cuarenta y un milímetros con cierres asimétricos está animada por un movimiento H1837 visible a través de un cristal de zafiro. ¿Os gusta el resultado final?

Más información | Hermès En Embelezzia | Hermès clausura la Fashion Week parisina, y expone en Cibeles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio