Publicidad

31 recetas e ideas fáciles y rápidas para los que odian cocinar (pero no tienen más remedio)

31 recetas e ideas fáciles y rápidas para los que odian cocinar (pero no tienen más remedio)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Para qué engañarnos. Estos días has batido tu récord de tiempo en la cocina y hasta has estrenado algunas sartenes y cacerolas que estabas a punto de poner en Wallapop. Por fin sabes por qué hay cuatro fuegos en la vitro y hasta los has usado a la vez. Por supuesto, llamas a tu madre porque la quieres y te preocupas por ella, pero de paso, siempre preguntas alguna receta fácil. Odias cocinar y ahora no te queda otra. Esperamos que estas recetas ultra fáciles, te ayuden a iniciarte y a superar el confinamiento con un diploma de "aprendiz de cocina".

Tortilla de patatas sabor trufa

Para empezar te vamos a proponer que con un poco de maña te atrevas con esta receta de Ferrán Adriá: la tortilla de patatas con patatas fritas de bolsa. Hay quién la llama tortilla para vagos, peor no debe preocuparte eso ahora y sí darle el punto justo a tu tortilla.

Una variación más compleja es la Tortilla con sabor a trufa. Quién dice tortilla dice revuelto. Que si odias cocinar no vas a ser ahora el experto en voltear tortillas. Esta receta es una delicatessen muy sencillita y económica (ya que no es necesario que dispongas de trufa). Un detalle: si no eres vegetariano, añade unos taquitos de jamón. También se puede hacer con patatas de bolsa de otros sabores que te gusten. Boletus por ejemplo.

Salchichas al vino o a la cerveza si prefieres. Es una plato fácil y rápido. Te recomendamos salchichas de carnicería, claro. De pavo o de cerdo. Y que las acompañes con arroz blanco. Siempre puedes usar vasitos de arroz precocido de los que se calientan en el microondas.

Parrillada de verduras: el acompañamiento perfecto para unas lonchas de jamón y una cena perfecta. La dificultad de este plato es mínima, pero hay que seguir las instrucciones al pie de la letra para que te salga bien: a fuego lento y con un ojo encima.

Tartaleta con masa de hojaldre queso y tomate.  Esto puede hacerlo un niño, así que tú no puedes ser menos.

Pollo asado a las finas hierbas. Se hace con los ojos cerrados. Sólo hay que poner la cama de patatas, untar mantequilla y poner un poco de limón junto a las hierbas provenzales que decidas. Te saldrá ideal si respetas los tiempos. Y la complicación es cero si usas el termostato del horno (que fue un gran invento).

tartar atún

El reto de hacer algo con pescado

Ni habías soñado con un besugo al horno o una merluza a la vasca. Pero tranquilo, no te vamos a pedir eso. La siguiente propuesta, no puede ser más sencilla. Se trata de hacer tacos de pescado al estilo japonés para comer sushi sin líos en la cocina. Y no tienes ni que hacer el arroz porque puedes tirar de vasitos de arroz precocinado. Ya puestos, te dejamos receta de los de siempre: Tacos clásicos de ternera. Sin ninguna complicación y con su guacamole. Si no tienes cilantro (que son tiempos de pocas cosas en la nevera), sale también muy rico.

Y que no se diga: cuándo quieres haces verdadera magia en la cocina. Y esta receta de salmón con toque especial es muy, muy fácil. Un poco de mayonesa y horno y verás como no tardas nada. Dificultad: ultra fácil, pero resultado: de chef.  Y luego tienes esta de salmón al horno que aseguran es la más fácil del mundo.

Ensalada de frutas y langostinos

Ensaladas con un toque distinto.

También podemos hacer ensaladas, claro, que es lo que hace la gente que odia la cocina. Pero esta de frutas con naranja y langostinos es fresca y excepcional. Y de nuevo otra receta fresca y con fruta, esta ensalada de sandía y queso. 

Y como tendrás que tomar legumbres, te proponemos una que puedes hacer con un bote de alubias y berros.

El tartar: qué gran aliado.

El clásico steak tartar de carne tiene su dificultad a la hora de encontrar el punto del picante, necesita carne de muy buena calidad, pero te puedes atrever. Y a eso se le puede llamar cocinar (al fin y al cabo está en las cartas de los mejores restaurantes). Pero tenemos más propuestas para ti. Hazte con un molde y mezcla en capas siguiendo estas recetas y  nada puede salir mal: Tartar de aguacate y langostinos, o tartar salmón y aguacate. Este de atún, es un acierto.

Y por último otro de rillette de atún con tomate. Y ya que tienes un molde, este timbal de aguacate y queso te quedará estupendo.

Sanwich de pera, gorgonzola y bacon

Sandwiches: para los que ni en sueños cocinan

Si ya has decidido que no te acercarás a la sartén ni con un palo, siempre puedes hacerte con una sandwichera (idealmente de las que no se pegan, como esta de Cecotec en Amazon o en la tienda de de Cecotec) y tirar de sandwiches cada día. Pero vamos a variar y a hacer auténticas delicias sin trabajo apenas. Aquí van las deliciosas recetas de: el sandwich montecristo, el sandwich de atún, el sandwich de pera y gorgonzola y bacon o el de mortadela, queso y cebolla caramelizada. De lunes a viernes, la cena en un momento.

Tostas aguacate variadas

Tostas: más fácil imposible con latas y ahumados

Esta tosta caliente y vegetariana de parmesano es uno de nuestros últimos grandes descubrimientos. Siempre sale bien y quién prueba, repite. Es muy fácil y solo se requiere de 3 ingredientes. Queso, mayonesa (de bote) y cebolleta. Y el pan, claro. En 5 minutos tendrás un manjar.

Y tres tostas más con aguacate, ese producto que apasiona a millenials y no tanto. Ideales para un brunch o para una cena: Tosta de aguacate con bacalao y pimientos rojos (solo hay que triturar el aguacate y usar pimientos rojos de lata y unas lonchas de bacalao ahumado), Tosta de aguacate con salmón (sólo hay que machacar aguacate y poner salmón y un chorrito de limón en caso de que no quieras poner huevo duro porque hay que cocerlo y es delicioso. Puedes añadir pipas peladas para darle un toque final). Tosta de aguacate con anchoas y tomatitos.

Tarta galletas y chocolate

Dulces y tartas: nivel niño pequeño

Ya sabes que siempre puedes pelar un plátano. pero si quieres darle un poco de vidilla a tus postres o a tus tardes de merienda, te proponemos recetas que podría hacer un niño de 7 años: Un falso tiramisú de fresas , tarta fácil de chocolate y café o tarta de galletas María sin horno. 

Si acabas haciendo estas 31 recetas, puede que odies cocinar un poco menos o te des cuenta de que cocinar no siempre es complicarse en la cocina y te atrevas con algo más fuerte. Esta cuarentena, quién sabe, puede sacar el chef que llevas dentro sin saberlo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios