Publicidad

17 tartas impresionantes y muy fáciles para los que no saben cocinar

17 tartas impresionantes y muy fáciles para los que no saben cocinar
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A estas alturas ya deberíamos saber que, en repostería, calidad no es sinónimo de dificultad. Ni en lo que respecta al sabor ni en cuestiones de aspecto. Preparar las tartas más espectaculares está al alcance hasta de los que no saben ni freír un huevo. En ocasiones no se necesita horno y los ingredientes son tan sencillos que es probable que ya los tengamos en la despensa cuando nos entre la gula. Con esta selección de las recetas más fáciles, las tartas más espectaculares saldrán de tu cocina.

Tarta fácil de chocolate

Tarta fácil de chocolate

Su preparación es sencilla, sus ingredientes básicos y fáciles de encontrar y, además, no necesita horno. En media hora está lista, aunque después hay que dejar que tome cuerpo en la nevera. La decoración va al gusto de cada persona pero acompañada de chocolatinas de diferentes tipos y de grosellas, cuya acidez contrasta de maravilla con el dulzor del chocolate, el resultado es espectacular.

Tarta de chocolate y té matcha

Tarta de chocolate y té matcha

En esta receta, fácil e irresistible van de la mano. Con ese color y sabor tan peculiares que aporta el popular té japonés es perfecta para poner el broche de oro a una comida de celebración. Se prepara sin horno así que necesita de un tiempo de reposo para tomar cuerpo. Lo recomendable es darle, al menos, ocho horas o prepararla con un día de antelación, así el corte queda más entero y vistoso.

Cheesecake de Nutella

Cheesecake de Nutella

Se trata de una receta de Nigella Lawson, la popular y mediática cocinera británica. Lleva pocos ingredientes y no necesita horno para su preparación. De textura cremosa y sabor suave, esta tarta es un regalo de los dioses para los amantes de las tartas de queso y de la Nutella.

Tarta de galletas Oreo y chocolate blanco

Tarta de galletas oreo y chocolate blanco

La textura suave y fundente de su mousse principal de chocolate y mascarpone hace que esta tarta guste a todos. Es uno de esos pasteles que siempre son bienvenidos en cualquier casa. Además, al hacerse sin horno, resulta perfecta como opción dulce para aquellos que no disponen de él, o los que no se sienten cómodos vigilando tiempos de cocción. Es posible doblar las cantidades si se necesita una tarta más grande.

Tarta de yogur griego y queso fresco con semillas de amapola

Tarta de yogur griego y queso fresco desnatado con semillas de amapola

El queso crema típico que se utiliza para las tartas de queso no es el único lácteo que se puede usar para preparar una tarta fresca de textura suave. El yogur también permite hace pasteles deliciosos y más ligeros. Esta tarta de yogur griego y queso fresco desnatado es una propuesta menos pesada. El queso fresco batido desnatado es muy similar al quark, tiene una textura cremosa y sabor suave que recuerda también al yogur. Ambos lácteos son la base de una tarta con cierta inspiración en los pasteles alemanes. Si no nos importa que sea menos ligera, podríamos añadir una base de galleta o masa quebrada

Galette de manzana

galette de manzana

En un ranking de recetas de tarta de manzana fáciles y rápidas de preparar, la primera posición la ocuparía sin duda esta galette de manzana. La base de masa quebrada se hace en un abrir y cerrar de ojos, aunque se puede comprar hecha. Además, el relleno se cuece en el horno, por lo que solo hay que pelar y cortar la fruta, condimentar un poco y ya está lista para montar sobre la base.


Tarta de hojaldre con fresas y almendra

Tarda de hojaldre con fresas y almendra

Una tarta muy vistosa con ese punto rústico pero, a la vez, muy sencilla de hacer. Es tan fácil de preparar que es posible disfrutar de ella aunque no se sea muy hábil en la repostería. Es aconsejable consumirla el mismo día de su elaboración para que el hojaldre esté crujiente.

Tarta de tres chocolates

Tarta de tres chocolates

Esta receta de tarta de tres chocolates es de las de guardar como oro en paño. Un clásico fácil que gusta a todo el mundo y que sirve, tanto para darse un capricho en un día goloso, como para lucir nuestras habilidades pasteleras en una fecha especial. Esta versión, además, es muy sencilla y apta hasta para el más inexperto, ya que la textura es a base de cuajados y se obtiene sin horno.

Tarta de manzana

tarta de manzana

Esta tarta de manzana de la abuela es tan fácil de preparar que cualquiera, hasta el más inexperto, la puede hacer. Tampoco se necesitan grandes electrodomésticos, solo una batidora de las de toda la vida. Además, lleva pocos ingredientes. Con esta receta, en 45 minutos es posible disfrutar de una tarta de manzana como las de siempre.

Tarta de fresa

Tarta de fresa

La fruta roja hace los pasteles más vistosos y bonitos. Además, están naturalmente dulces y desprenden un aroma delicioso. El brillo que el glaseado le otorga a las fresas de esta receta la hace especialmente deliciosa. Aunque el secreto del éxito reside en buscar fresas de gran calidad, en su punto justo de maduración y de tamaño pequeño. Esa podría decirse que es su única dificultad.

Tarta de queso

tarta de queso

De todas las recetas de tarta de queso, quizás esta sea la más rápida y fácil de preparar. Se hace sin horno y hasta los niños pueden participar en su elaboración. Es ideal para rematar una comida con su sabor tan suave y textura aterciopelada. Sobre todo, si la acompañamos de frutos rojos.

Tarta de chocolate fácil y rápida

tarta de chocolate

Esta tarta se prepara en 15 minutos y no necesita más que de unas horas en el frigorífico para coger cuerpo antes de estar lista para servir. Además, la base de galleta se puede hacer con antelación. También se puede usar chocolate con leche para postres, aunque en ese caso es recomendable prescindir del azúcar para que no quede excesivamente dulce.

Tarta de zanahoria

Tarta de zanahoria

Esta tarta reduce drásticamente el azúcar de la receta original. Su textura húmeda hace que, aunque no seas fan de esta hortaliza, te conquiste al primer bocado. Además, también la hace perfecta para ese algo dulce que tanto apetece después de una comida. Esta deliciosa acompañada de una bola de helado de vainilla, un chocolate a la taza, un café o un té.

Cheesecake al estilo neoyorquino

cheesecake

Viajar hasta Nueva York sin movernos de la cocina de casa es muy sencillo con esta receta de cheesecake al estilo neoyorquino. Elaborarla es muy sencillo, además, los ingredientes son fáciles de tener en casa y el único elemento especial que se necesitaría sería un molde de aro desmontable para que poder desmoldarlo con facilidad. Debe quedar suave y blandito por dentro, por lo que es importante controlar el punto en el horno.

Tarta de galletas María

tarta de galletas maría

La galleta María es una de las más famosas del mundo. Su papel a la hora de preparar postres tradicionales, de esos tan caseros, nos devuelve un poco a la infancia. Esta tarta de galletas es muy típica en Portugal y una deliciosa variante a nuestra tarta típica de los cumples. Puesto que las galletas María son redondas, el aspecto final es el de una flor que queda muy vistosa a la hora de servir. Eso sí, hay que procurar dejarla enfriar unas horas en la nevera para que la crema se endurezca y tenga mucho mejor sabor.

Tarta de queso y chocolate para dos personas

Tarta de queso y chocolate

La receta de esta tarta no añade más azúcar o edulcorante que el propio que ya lleva el chocolate. Una tarta de queso y chocolate con unas medidas perfecta para compartir entre dos, aunque pueden salir hasta cuatro raciones más comedidas.

Tarta de galletas y limón

Tarta de galletas y limón

Esta tarta de galletas y limón ha sido bautizada como la tarta más fácil del mundo aunque también se podrían haber usado otros calificativos como rápida, refrescante, deliciosa o económica. No necesita de acompañamiento alguno, es perfecta para que los cafeteros tomen el café en la sobremesa.

Fotos | Directo al paladar.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir