Compartir
Publicidad
10 cosas que puedes comer sin preocuparte demasiado por engordar
Gourmet

10 cosas que puedes comer sin preocuparte demasiado por engordar

Publicidad
Publicidad

Comer es un placer y los que son de buen apetito lo saben bien. Sin embargo, hacerlo en exceso pueden conllevar consecuencias negativas para nuestro cuerpo. ¿Te gustaría optar por comidas que no pasen factura a tu peso? Nuestros compañeros de Vitónica nos han dado el truco: estos alimentos evitarán que te empaches cada día y te llenarán mucho antes. Por supuesto, siempre teniendo presente que hablamos en un contexto de dieta saludable. Recuerda, en el equilibrio está la clave y con estas propuestas saciantes será más fácil encontrarlo.

Un clásico: las frutas de todo tipo

frutas comida no engorda

A veces cuesta concienciarse, pero lo cierto es que hay tantísima variedad de frutas que siempre encontrarás una que te guste más que otra. Casi todas contienen muchísima agua, fibra y nutrientes, pero pocas calorías. Eso las hace ideales para los más glotones, que quieran comerlas a diario sin preocuparse por engordar.

Y no, los mitos que dicen que algunas de ellas engordas son falsos. Los azúcares de la fruta son naturales, y además de calorías se componen de multitud de nutrientes sanos para el organismo. Además, todas las frutas son saciantes y ninguna de ellas engorda cuando las ingerimos dentro de una dieta equilibrada, está científicamente probado. ¿Tienes ansia de comer? Dale a la fruta y mañana no tendrás arrepentimientos.

La segunda parte del clásico: no hay dieta sin verduras

comidas no engordan

Con la verdura pasa lo mismo que con la fruta, que tiene muchísima agua, nutrientes y fibra en muy pocas calorías. Por ello, las verduras deberían ser la base de nuestra alimentación e ingerirse todos los días. El problema es que consumirlas suele ser aburrido y podemos tener falta de ideas. Por ello, nuestros compañeros de Vitónica han buscado fórmulas creativas y diferentes de ingerirlas, para que sean mucho más apetitosas y las pillemos con más ganas.

Legumbres, pesadas pero muy ligeras

comida no engorda

Todos sabemos lo pesado que puede resultar un buen plato de judías. Un clásico de la comida hogareña que siempre nos deja llenos y agotados. Esto se debe al extremo efecto saciante de las legumbres, que evita la ingesta en exceso de otros alimentos. Además, son ricas en fibra y contienen mucho líquido, por lo que en realidad consumimos menos cantidad de la que nos parece. ¡No las saques de tu dieta si quieres perder peso!

Frutos secos

comida no engorda

Contienen muchísima grasa, pero es buena para el organismo y consumidos de forma moderada no hacen que engordemos. Es algo que ha sido probado por numerosos estudios. Eso sí, no vale todo. Nos referimos a nueces, almendras y demás opciones que vienen sin tostar, sin sal y sin haber sido tratados previamente. Esto no elimina del camino a los cacahuetes, que aunque son legumbres siguen siendo saludables. Pero sí a los exquisitos quicos, que han sido tostados previamente.

Pescados y mariscos a tutiplén

comida no engordan

Los pescados también pueden ser los protagonistas de cualquier festín saludable, siempre y cuando sean blancos. Éstos son muy ricos en proteínas, pero muy pobres en calorías y grasas, lo cual es perfecto para cualquier dieta. Y si queremos subir el nivel y darnos un capricho digno de royals, nada como un poco de marisco para alegrar el día. Son casi todo agua y muy saciantes, por lo que comeremos menos cantidad y estaremos mucho más llenos.

Carne, pero blanca

comidas no engordan

La carne de pavo, pollo y aves en general es básicamente proteína y agua, por lo que es muy popular en dietas de pérdida de peso. Esta proteína llena mucho más que los carbohidratos, por lo que su efecto saciante dura mucho más tiempo. ¡Puedes incluir también la de cerdo! Eso sí, no vale la de KFC frita, por mucho que nos gustaría.

Huevos

comidas no engordan

Su fama no les precede, pero lo cierto es que los huevos son muy ricos en proteína. Pero además, son alimentos muy saciantes y con pocas calorías. Si aún así queremos reducirlas más, podemos eliminar la yema y comerlos duros, aunque tienen muchos nutrientes y grasas saludables.

Aceitunas, pepinillos y cebollinos

comidas no engordan

El aperitivo debería ser algo sagrado y, si evitamos las patatas fritas, hasta saludable. Las aceitunas y demás encurtidos tienen muy pocas grasas saturadas e hidratos de carbono. Eso sí, evitando las aliñadas que vienen con demasiada sal. Los pepinillos y cebolletas también son saludables, aunque tienen un poco más de hidratos de carbono, podrás comerlos a puñados.

Gachas de avena

comidas no engordan

La avena ha entrado en nuestras vidas hace medianamente poco, pero ya la vemos en los estantes de todos los supermercados. Se ha convertido en un must de los desayunos sanos y bien que hace. Porque tiene muchísima fibra y aporta mucha energía. Además, se puede mezclar con cualquier fruta y con yogures o leche, ¡está de rechupete!

Una alegría pa'l cuerpo, ¡palomitas!

comidas no engordan

La felicidad en un solo título, porque ¿quién no adora las palomitas? Son cereales, es decir, fibra e hidratos de carbono de pies a cabeza. Además, su capacidad de saciarnos nos quita el hambre antes que un paquete (o dos) de patatas fritas. Sin embargo, vienen con truco. Y es que las que venden en las tiendas están bañadas en grasas y sal. No, para que sean sanas lo mejor es hacerlas con máquina de aire caliente, sin aceite y sin sal. Ahora apetece un cine, ¿verdad?

** Por supuesto, una dieta equilibrada incluye también factores como el deporte, la dieta equilibrada y la constancia. Estos alimentos son muy saciantes en su mayoría, por lo que consiguen es que comas menos cantidad y estés más lleno.

Fotos | Unsplash, Splash, Friends.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio