Compartir
Publicidad
Publicidad

Miedo a los miedos: la fobia a Halloween y otros misterios existen y son muchas

Miedo a los miedos: la fobia a Halloween y otros misterios existen y son muchas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Halloween ya está aquí, y lo que para muchos es un día de disfraces, fiesta y diversión, para otros es una fecha de verdadero terror. La cantidad de cosas a las que el ser humano puede desarrollar fobias es infinita, y Halloween no iba a ser menos. Te cuento algunas de las fobias más curiosas relacionadas con esta noche de miedo.

Muchos están deseando que lleguen estas fechas para pasar (y disfrutar) un poquito de miedo. Esa emoción, que a priori puede parecer negativa, no solo es adaptativa (el miedo nos ayudó a huir de los mamuts y sobrevivir como especie, por ejemplo), sino que también produce cierto “placer”, ¿por qué si no tendrían tanto éxito las pelis de terror?

Pero no todos se lo pasan bien en Halloween: algunos padecen Samhainofobia, es decir, fobia a todo lo relacionado con esta celebración. Y no, no es un miedo agradable o placentero.

¿Qué son las fobias?

Según el DSM-IV (penúltima versión de este manual de referencia en salud mental) una fobia es “un temor acusado y persistente, excesivo o irracional, desencadenado por la presencia o anticipación de un objeto o situación específicos”. Dicho de otro modo, la fobia es un miedo irracional y desproporcionado ante estímulos y situaciones que no implican un peligro real para nuestra supervivencia o que en caso de serlo, las posibilidades reales de que nos hagan daño son muy muy bajas.

Las fobias se manifiestan en tres planos distintos:

  • A nivel cognitivo: miedo, ansiedad, angustia, pensamientos negativos y de evitación o huída…
  • A nivel conductual: huir, evitar el estímulo que nos genera ese miedo.
  • A nivel físico: sudoración, dolor de cabeza, respiración acelerada o dificultad para respirar, corazón "que se sale del pecho" (sensación de taquicardia), malestar en el estómago, mareos, etc.

Buenas noticias: son tratables, así que si tienes a más mínima duda o realmente hay algo que te genere malestar, acude a un profesional, seguro que puede ayudarte.

Close Up 1838545 1280

Samhainofobia: el miedo a Halloween es muy real

Dato: se la denomina Samhainofobia por Samhain (o Samaín), nombre de la festividad de origen celta que tenía lugar, hasta la llegada del cristianismo, la noche del 31 de Octubre al 1 de Noviembre. Con ella celebraban la recogida de la cosecha (y marcaba, digamos, el inicio de una nueva temporada).

¿Cómo se manifiesta esta fobia? Las personas con Samhainofobia intentarán evitar las fiestas o cualquier decoración u objeto que pueda recordar a esta celebración, o en caso de no poder evitarlos y tener que presenciarlos, podrían desarrollar una respuesta ansiógena potente.

Como decía al principio, las fobias son algo irracional, de manera que estímulos que a los demás nos pueden parecer inocuos, para las personas que las padecen pueden ser verdaderos desencadenantes de ansiedad. En este caso, para que te hagas una idea del impacto, incluso ver a niños disfrazados puede producir el miedo y el malestar que caracteriza a una fobia.

En Halloween, truco o trato… ¿o ansiedad y angustia?

Para muchas personas no es tanto Halloween en sí mismo el objeto de la fobia, sino que padecen fobias sobre aspectos que suelen aparecen en la iconografía de esta celebración, por lo que la llegada de esta fiesta les afecta igualmente. Gatos, oscuridad, fantasmas… la inundación de “lo terrorífico” no ayuda nada, desde luego.

Veamos algunas de estas fobias:

Espectrofobia: miedo a los fantasmas y espíritus que lleva a evitar, por ejemplo lugares “especialmente sospechosos” como casas vacías, tanatorios, etc. y a mostrar respuestas de ansiedad ante ruidos inesperados, entre otras cosas.

Demonofobia: miedo a los demonios. Tal cual.

Coimetrofobia: miedo a los cementerios, para las personas que la padecen estos lugares, sin duda, no son de descanso y paz.

Ailurifobia: miedo a los gatos. Y si hay una figura, además de la calabaza, que se repite en Halloween es la de los gatos, ¿verdad? Pues imagina.

Esquiofobia: miedo a las sombras.

Nictofobia: miedo a la noche o a la oscuridad. Aunque pueda parecernos algo muy “de niños” la realidad es que no son pocos los adultos que lo pasan realmente mal cuando todo está a oscuras.

Catoptrofobia: Miedo a los espejos. Digamos que hay dos “grupos”: aquellos que temen al espejo en sí y aquellos que lo que temen es a su reflejo, especialmente verse de cuerpo entero o mirarse a sí mismos a los ojos.

Aracnofobia: miedo a las arañas.

Necrofobia o Tanatofobia: miedo o bien a la propia muerte o a todo lo relacionado con ella, como tanatorios, ataúdes, cadáveres, momias, etc.

Tafiofobia: miedo a ser enterrado vivo.

Cucurbitofobia (aunque esta no está muy estudiada ni se suele incluir aún en la lista de fobias): miedo a las calabazas.

Halloween 1232293 1280

Vicafobia: miedo a las brujas.

Bogifobia: miedo al hombre del saco, al coco, a esas figuras con las que nos asustaban cuando éramos niños.

Dementofobia: te sonará a los dementores de Harry Potter, pero en realidad no se trata de un miedo a estos seres, sino miedo a volverse loco.

Hemofobia: miedo a la sangre y a las heridas en general.

Hadefobia: miedo al infierno.

Quirotofobia: miedo a los murciélagos (y a todo las connotaciones negativas que les damos: transmisores de enfermedades, atacantes, etc.).

Triscadecafobia: miedo al número trece y a las agrupaciones o ubicaciones con este número (planta 13, reservar para comer 13 personas, por ejemplo).

¿Tienen fobias los vampiros?

Es posible que Drácula, su corte de vampiros, y hasta el mismísimo Edward Cullen de Crepúsculo no fueran más que criaturas normales con un par de fobias y una filia muy particular:

Heliofobia: miedo a la luz del sol.

Alliumfobia: miedo al ajo.

Hematofilia: placer, gusto y excitación por la sangre.

A pesar de haberle quitado hierro al asunto insisto en que las fobias no son tema de risa, y cualquiera que haya tenido una te lo podrá confirmar. Sea como fuere, que tengas un feliz Halloween, a poder ser con mucho miedo… pero ninguna fobia.

Fotos: Pixabay.com

En Trendencias: 9 libros (y sus películas) para pasar mucho miedo este Halloween; 23 disfraces de Halloween para recordar lo mejor de los años 80, la nostalgia va más allá de Stranger Things

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos