Compartir
Publicidad

Ocho científicas actuales que debes conocer porque son una inspiración (y están cambiando el mundo en que vivimos)

Ocho científicas actuales que debes conocer porque son una inspiración (y están cambiando el mundo en que vivimos)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si te pedimos que nombres a una mujer científica importante, probablemente menciones a Marie Curie. Si te pedimos que nombres otra, con suerte dirás Jane Goodall. Si te pidiésemos otra más... ¿serías capaz de nombrar una tercera?

El número de mujeres en el sector de la ciencia, especialmente en algunas de sus ramas, sigue siendo aun minoritario, y aunque la situación mejora poco a poco, queda mucho camino por recorrer hasta la igualdad.

Pero eso no quiere decir que no haya habido y que no haya ahora mismo mujeres liderando muchos esfuerzos científicos, cuyos nombres y trayectorias deberías conocer.

1. Emily Levesque

emily-levesque

Emily Levesque es astrofísica y trabaja en el proyecto del telescopio Hubble, investigando las leyes que rigen a las estrellas masivas. Utiliza una mezcla de observación directa y modelos computacionales para entender mejor estos objetos, tanto en el espacio que nos rodea como en el universo primitivo.

Eso quiere decir que analiza ingentes cantidades de datos para simular cómo se comportan las estrellas que dan pie a la formación de nuevas galaxias, y cómo esas galaxias se ven afectadas por su rotación, pero también ha descubierto tres de las mayores estrellas que hay en nuestra galaxia.

2. Jennifer Doudna

jennifer-doudna

Seguro que este año has oído hablar de algo llamado CRISPR. Se trata de una herramienta que permite editar el ADN de un ser vivo de una forma más eficaz y precisa de lo que nunca ha sido posible. Jennifer Doudna, genetista, fue una de las inventoras de esta técnica.

Se trata de algo revolucionario por sus implicaciones en la medicina y la cura de enfermedades genéticas. También por sus implicaciones éticas, ya que con ella sería posible editar embriones, en principio, para decidir cómo queremos que sean nuestros hijos, así como modificar virus para hacerlos más peligrosos.

3. Cynthia Kenyon

cynthia-kenyon

Cynthia Kenyon es bióloga molecular y trabaja para Google al frente del proyecto Calico, que busca crear moléculas y medicamentos capaces de ralentizar o detener el envejecimiento de nuestras células. Hasta ahora, ha logrado incrementar hasta un 65% la vida de un tipo determinado de gusano, y que ese incremento se produzca en buenas condiciones de vida.

Este es uno de los más avanzados esfuerzos del mundo por luchar contra el envejecimiento y prolongar nuestra vida más allá de la esperanza actual, que ronda los 80-85 años. Si alguna vez logramos superar esa cifra, será gracias a la investigación liderada por esta científica.

4. Stormy Chamberlain

stormy-chamberlain

Stormy Chamberlain también es genetista, y lucha contra el síndrome de Angelmain, una enfermedad que supone un retraso neurológico progresivo sin terapia ni cura en la actualidad. Para muchos padres, el diagnóstico es una tragedia. Para ella, es un puzzle que se puede desmontar pieza a pieza para entenderlo y, por fin, curarlo.

En su investigación, utiliza células madre para simular enfermedades con mutaciones en el cromosoma 15, como el síndrome de Angelmain, para entenderlas y buscar terapias. A menudo invita a pacientes con esta enfermedad y sus familiares al laboratorio, para que vean cómo avanzan sus esfuerzos, y a la vez para dar a sus estudiantes la oportunidad de explicar su trabajo a las personas a las que más les importa.

5. Katherine Freese

katherine-freese

Katherine Freese es astrofísica teórica, y una de las mayores expertas en materia oscura, la materia que los científicos creen que compone en gran parte el universo pero que nadie hasta ahora ha conseguido observar directamente. Astrofísicos de todo el mundo llevan años buscándola como locos. Freese ha propuesto distintas formas de encontrarla basándose en lo que se conoce sobre ella hasta ahora, y espera que antes o después den resultado.

Suya es la base por la que se guía el Observatorio IceCube de Neutrinos, y también la técnica que utilizan laboratorios de todo el mundo para intentar captar vientos cargados de partículas de materia oscura.

6. Xiaomei Cong

xiaomei-cong

Xiaomei Cong trabaja con unidades neonatales de cuidados intensivos con el objetivo de reducir el estrés y los problemas de salud de los bebés prematuros, y para ello, analiza la conexión que existe entre el desarrollo y la actividad cerebral y la microbiota intestinal.

Y lo hace analizando las cacas de esos bebés. Su primer proyecto piloto consistió en estudiar las deposiciones de 73 bebés durante un periodo de dos años, y buscar las diferencias en ellas según los diferentes factores estresantes a los que se sometía a los bebés, desde aquellos normales como los momentos de alimentación o de cambiarles los pañales, a otros más excepcionales, como ponerles una vía o circuncidarles.

7. Katrin Amunts

katrin-amunts

Aun hay muchas cosas que no sabemos sobre nuestro cerebro, y Katrin Amunts quiere solucionar eso. Es la directora del proyecto BigBrain, un esfuerzo por crear un modelo de cerebro a partir de 7.400 escáneres cerebrales ensamblados para crear una réplica tridimensional.

Se trata del mejor atlas del cerebro jamás creado, con una resolución que supera con creces la que ofrecen los escáneres médicos habituales. Su intención es seguir mejorándolo, de forma que se pueda viajar por ese modelo tridimensional haciéndolo aun más preciso, pero para eso tendremos que mejorar nuestros odenadores: no hay actualmente máquinas con capacidad suficiente para procesar tanta información.

8. Nina Tandon

nina-tandon

Nina Tandon es ingeniera biomédica y se dedica a hacer crecer hueso a partir de células madre que sustituya a las donaciones de personas fallecidas e injertos de huesos extraídos de su propio cuerpo. Ha creado EpiBone, que extrae células madre del propio paciente y las hace madurar para convertirse en células óseas.

Esto supone reducir el riesgo de rechazos e infecciones, ya que el hueso proviene del otro paciente, sin obligarle a pasar por el doloroso proceso de extraer el hueso de otra parte de su cuerpo. Se trata, explica Tandon, de introducir la bioingeniería como una herramienta más de la medicina.

Foto principal | iStock
En Xataka | Todo lo que se está haciendo para que haya más mujeres en la ciencia y que todavía no está funcionando

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio