Compartir
Publicidad

Hay gente del cine que no cree que en los Goya haya que dar visibilidad al feminismo

Hay gente del cine que no cree que en los Goya haya que dar visibilidad al feminismo
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La gala de los Premios Goya 2018 se ha convertido en el momento perfecto para la reivindicación feminista, el altavoz ideal para protestar contra la brecha salarial y el acoso sexual que sufren muchas trabajadoras de la industria.

Pero no a todo el mundo parece gustarle este protagonismo especial de las mujeres y en la alfombra roja hemos tenido que escuchar que estas reivindicaciones están mareando la atención sobre lo que verdaderamente importa: el cine y la producción de las películas. No podemos evitar preguntarnos si una vez más nos están intentando hacer callar.

Es un hecho. El cine español no tiene los suficientes referentes femeninos ni en dirección, ni en guión o producción. El papel de la mujer sigue siendo una asignatura pendiente y para muestra, el dato concreto que da la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) para denunciar semejante desequilibrio: "solo hay un 27% de mujeres nominadas; en ocho categorías, no existe ni una sola mujer y, a pesar de la desigual presencia femenina, dos de las cinco películas que aspiran al máximo galardón están dirigidas por mujeres".

Ellos son los responsables de que esta noche nuestras pantallas de televisión se llenen de abanicos de color rojo con el lema #másmujeres. Pero no serán los únicos, estamos seguros de que en la gala se hablará alto y claro sobre este tema, con discursos como, por ejemplo, el que dio Leticia Dolera en los Premios Feroz.

Y sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo en que hacer todas estas reivindicaciones sea necesario ni que una gala como la de los Premios Goya sea el lugar para hacerlo, que el protagonismo tiene que ser para el cine y las películas. Punto. Uno de ellos ha sido Arturo Valls, que ha declarado que prefiere "hablar de lo que cuesta producir una película, pero no marear con otros temas porque al final se desvirtuan los mensajes y los discursos. Creo que hay otros sitios para reivindicar esas cosas."

No es la única persona que ha hecho declaraciones en la alfombra roja contra este momento reivindicativo feminista. También Miguel Ángel Muñoz ha declarado que "no es una noche para reivindicar, sino para disfrutar de la fiesta del cine español, para sonreír, para estar todos los compañeros juntos y para pasarlo bien".

Pero nosotros no podemos evitar preguntarnos que si una gala de estas dimensiones no es el mejor momento para llamar la atención sobre la desigualdad y el acoso que sufren las mujeres en esta industria (como en tantas otras), ¿cuál es el momento más adecuado?

Ante estas posturas nos encontramos con opiniones que desfienden justo lo contrario, como la de Leticia Dolera que ha pedido que "los hombres con cargos importantes y los políticos son los que tendrían que concienciarse", Isabel Coixet, que ha pedido que en la industria del cine haya "más mujeres, pero no más mujeres en las brigadas de la limpieza, sino más mujeres en el poder" o como Penélope Cruz, a la que podemos escuchar a continuación.

Esta noche es la noche del cine español, sí. Para celebrar sus triunfos, pero también para hacer autocrítica y preguntarse qué cosas son necesarias cambiar para ir siempre a mejor. Y sin duda, acabar con el desequilibrio es un problema que se debe resolver. Necesitamos más presencia femenina en la industria cinematográfica española. Necesitamos creer que estamos dando pasos hacia una igualdad real, pero no se conseguirá nada si no se pone el foco en el problema.

Foto| Gtres

En Trendencias| ¿Por qué 2017 ha sido el gran año del feminismo?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos