Compartir
Publicidad
Kate Middleton vuelve a asombrarnos con su postparto: ¿cómo hace para estar tan perfecta tras dar a luz?
Familia, maternidad y niños

Kate Middleton vuelve a asombrarnos con su postparto: ¿cómo hace para estar tan perfecta tras dar a luz?

Publicidad
Publicidad

Fue visto y no visto. Cualquiera de nosotras tardamos mucho más en hacer la maleta y tenemos muchísima peor pinta al finalizar el proceso. La Duquesa de Cambridge solo necesitó siete horas para dar a luz a su tercer hijo y arreglarse para posar radiante en la puerta del hospital St Mary en Paddington con su nuevo bebé en los brazos. Como si nada. Bajó las escaleras, posó, saludó, sonrió y consiguió hacerlo todo sin parecer Robocop. ¿Es acaso eso normal?

Está claro que cada mujer es un mundo. Y cada parto también. En este caso, tratándose del tercer hijo y sin haber necesidad alguna, Kate Middleton no necesitaba pasar más tiempo en el hospital y estaba deseando irse a casa con su familia. Lo que querría cualquier mujer en estas circunstancias (especialmente las que se han quedado ingresadas alguna vez y conocen lo terrible, sosa y aburrida que es la comida de hospital).

Dl U402088 093

Como nos explican con gran acierto nuestros compañeros de Bebés y Más, el parto ambulatorio o parto sin ingreso hospitalario es una práctica la mar de habitual en países europeos como Suecia o, este caso, Gran Bretaña. Cada mujer permanece ingresada todo el tiempo que necesite, pero intentando que sea el menor posible, especialmente si ambos se encuentran en buenas condiciones.

En este caso, la Duquesa de Cambridge debía encontrarse en plena forma porque batió su propio récord al salir del hospital dos horas antes que con su hija Charlotte. En todo caso, se trata de una práctica habitual en Reino Unido: si madre y pequeño se encuentran bien se les manda a casa y luego una comadrona va a visitarles a domicilio para controlar su evolución y que todo esté correcto.

Pero es imposible no quedarse ojiplático observando las fotos de Kate: impecable, guapísima y bajando las escaleras del hospital como si nada, cuando muchas mujeres en esas circunstancias se sienten terriblemente vulnerables, cansadas, asustadas y lo único que pueden hacer es sonreír a las visitas desde la cama mientras agradecen con la mirada los paquetes de jamón ibérico que les traen. O necesitan ayuda después del postparto para las actividades más básicas y de las que rara vez se habla.

Sí, no es lo mismo. Por muy bien que nos encontremos jamás saldremos de la clínica igual que ella, porque no tenemos a un ejército de estilistas, peluqueros y maquilladores a nuestro servicio. Pero en nuestro día a día tampoco salimos a la calle o vamos al trabajo luciendo igual de espectaculares, con estilismos medidos al dedillo, la melena marcada y el tono perfecto de colorete. Probablemente porque, al contrario que Kate, tampoco lo necesitamos y es prácticamente seguro que no nos vamos a encontrar con toda la prensa mundial esperándonos en la puerta del hospital. ¡Y, uff, menos mal!

Fotos| Gtres

En Trendencias| Kate Middleton tiene que seguir un protocolo real para poner nombre a su tercer hijo, ¿cómo le llamarán al final?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos