Compartir
Publicidad

El nuevo Celine de Hedi Slimane en cinco claves contadas en primera persona

El nuevo Celine de Hedi Slimane en cinco claves contadas en primera persona
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No es algo habitual que Hedi Slimane conceda entrevistas. De hecho, desde que llegó a Celine en el mes de enero de 2018 todavía no se había pronunciado, no había concedido entrevistas, ni comentado absolutamente nada. Hasta ahora. Por fin, el diseñador ha concedido una amplia entrevista a Le Figaro de la que extraemos las cinco claves de esta nueva etapa.

El respeto al legado pero con nueva personalidad

Tras dos años apartado de la moda, Slimane vuelve a Paris y, con ello, a la tradición del ·hecho a mano", a los talleres y a ese sentimiento que solo se puede encontrar en la Ciudad de la Luz.

En Celine, el peso del pasado no es tan fuerte como en Dior o Saint Laurent. Podemos liberarnos de ella más fácilmente.

El diseñador viene a suceder a Phoebe Philo con quien confiesa tener un estilo y una visión completamente diferente. De hecho, es meridianamente claro al decir que su misión no es imitar el estilo del predecesor, sino que todo lo contrario, desde el pleno respeto de preservar la integridad de lo anterior y reconocer el trabajo previo, supone abrir un nuevo capítulo con su propio sello personal.

De hecho, reconoce que su percepción de la moda siempre ha estado influenciada por un cierto clasicismo y el legado de la alta costura, el espíritu de París, donde nació y creció, donde encontró su estilo hace más de 20 años, y que define quién es.

En todo caso, para Hedi su lema es que cualquiera sea el propósito, las opiniones, el ruido, los diarios ... La clave de todo es preservar el encanto.

Adiós al acento, bienvenido Celine

Sin duda, el hecho de que Celine haya abandonado su acento que siempre ha llevado, ha sido una forma de agitar el ambiente y, quizá, muchos lo han interpretado como una forma de marcar territorio cosa que se encarga de negar taxativamente.

De hecho, entiende que es algo que se tenía que hacer, que forma parte de una evolución ya que las grandes casas están vivas y precisamente deben evolucionar y desenterrar la esencia de lo que realmente son, todo menos la indiferencia. De hecho, termina con una frase que lo resume todo...

No agitas las cosas evitando hacer olas. Cuando no hay debate, significa que no hay opinión: la definición de conformidad ciega.

Fiel a un estilo: el suyo propio

Y es que hay que reconocer que Hedi tiene unas ideas muy claras, un estilo muy definido y ello es lo que va a trasladar a la nueva etapa. De hecho, a pesar de que algunas veces su estética se ha caracterizado por ser andrógina o, más precisamente, ambisexual, ello forma parte de sus principios en los que se mantiene firme, así como su profunda fascinación por interpretar la masculinidad.

¿Por qué debería renunciar a lo que me define? ¿Convertirse en alguien más con el pretexto de que lo que hice en el pasado ha sido digerido o imitado?

Más claro, no se puede ser. Y es que a pesar de que, como todos, él también ha evolucionado en el mundo de la moda en estos 20 años que lleva trabajando, no abandona su esencia.

A mayor abundamiento, no abandona su característico negro, sino que se reafirma en él, y ya casi lo ha estandarizado en sus diseños, ya que que es un tono nítido y directo, inseparable de su estilo de moda y su fotografía. Por ello, en Celine el negro también será máximo protagonista en las telas y en los cueros que requeren de su especial atención.

El gran papel de los modelos

En este momento son varios los retratos que se pueden ver en la cuenta de Instagram de Celine, lo cual ha llamado la atención al inmenso público que seguimos de cerca cada movimiento de la firma.

Para Slimane estas son realmente las primeras impresiones: una galería de retratos, la de una generación. En todo caso, declara que los retratos preceden a la moda que crea, no siendo sensible a la belleza, sino a la energía y la personalidad.

A sus modelos los admira, su presencia la define como crucial, son sus cómplices, son artistas, ya que los diseñadores no son nada sin sus modelos.

Así, define este proyecto de Celine como una aventura colectiva, una comunidad de personalidades fuertes, un trabajo en equipo que engloba desde el estudio, a los talleres y a los modelos.

Lady Gaga y su bolso, toda una revolución

Cuando Lady Gaga mostró al mundo el primer bolso que Slimane creó para Celine la revolución mediática fue algo increíble. Todo eran especulaciones hasta que el propio Tom Eerebout confirmó que se trataba de un bolso que Hedi había regalado a la cantante, siendo el primero de su nueva colección.

Este mismo extremo lo ha confirmado él también ya que le une una gran amistad con ella, motivo por el cual quiso hacerle ese regalo tan especial.

Está claro que en Celine se abre una nueva etapa que va a ser diferente a lo visto hasta ahora, pero, en todo caso, dándonos muy buenas vibraciones.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio