Compartir
Publicidad
Publicidad

Angel Schlesser en la Pasarela Cibeles Otoño-Invierno 2008/09

Angel Schlesser en la Pasarela Cibeles Otoño-Invierno 2008/09
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Líneas y cortes sencillos son las notas dominantes en la colección Otoño-Invierno 2008/09 de Angel Schlesser, ya que comodidad la sencillez, elegancia y modernidad dominan su vestuario. ¿La prenda estrella? los vestidos, los hay de todo tipo y a cual más bonito. Schlesser juega con los drapeados, las asimetrías y los pliegues para conseguir siluetas huevo y muchos volúmenes. En algunos casos, la mujer puede elegir entre llevarlos sueltos o ajustarlos a la cintura con la ayuda de un cinturón, un complemento esencial en estos diseños. Las sedas, los satenes y los rasos hacen a estos modelos incluso más vaporosos, especialmente en los vestidos que se alargan hasta la rodilla.

Schlesser presenta también faldas tubo y corola, que se combinan con cuerpos de telas, que a veces fluctúan entre la camisa y la chaqueta. El diseñador incorpora volantes en varias prendas y propone diversos escotes, como las chaquetas o abrigos de cuello vuelto y las camisas atadas al cuello o de escote palabra de honor, creando una mujer todavía más sensual. Estos cuerpos se conjuntan también con pantalones, ya sea anchos o de pitillo.

En cuanto a los colores destacan tanto los tonos luminosos y atrevidos como el amarillo oro, el verde esmeralda, el azul cobalto o el frambuesa, como otros más ocuros y clásicos: blanco, beige, gris y negro. Pero, sin duda, el negro es el color que destaca en todas propuestas, en especial en faldas, pantalones, chaquetas, abrigos y vestidos de noche. También en los complementos destaca el negro, ya que los bolsos de mano, los guantes largos y los zapatos de vertiginoso tacón son en negro como toque serio a los colores más atrevidos.

Para la noche, los vestidos mantienen el largo por la rodilla en casi todos sus modelos y utiliza los mismos colores, aunque el negro gana protagonismo. Para las mujeres más atrevidas, el cántabro propone vestidos y trajes, de pantalón o falda, con un cierto toque futurista, al confeccionarse con telas metálicas de colores oscuros, alargarse hasta los tobillos y exagerar sus volúmenes. ¡Espectaculares!

Fotos | EFE J.J.Guillén/ Susana Vera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos