Tres dietas para adelgazar antes del verano de una forma saludable

Tres dietas para adelgazar antes del verano de una forma saludable
Sin comentarios

Llega la época de los shorts, los vestidos sin medias y las camisetas de tirantes, y también la última oportunidad antes del verano para perder ese peso de más que hemos podido coger este invierno.

Partamos de una máxima que tenemos que tener siempre clara cuando hagamos una dieta: los milagros no existen. Así que si lees algo como “la dieta que te hará perder 5 kilos en una semana y sin esfuerzo”, huye.

Este tipo de dietas milagro son peligrosas para la salud, y es importante que entendamos que la mejor manera de perder unos kilos es haciéndolo de forma progresiva gracias a una dieta saludable, y acompañándolo siempre de ejercicio físico.

Louis Hansel Yfnkffmjeng Unsplash

“La opción más adecuada para perder peso de manera efectiva es seguir aquellas dietas que se centran en una alimentación sana”, nos explica Iria Reguera, directora de Vitónica.  Aunque también asegura que “es importante cuidar la alimentación durante todo el año, por salud, y no solo por el peso. Con una alimentación saludable durante todo el año cuidaremos nuestra salud y tendremos el peso que nos corresponda”.

No existe algo que vayamos a hacer una semana antes de ir a la playa que nos haga conseguir el cuerpazo de JLo. Para ello se necesita seguir una alimentación saludable siempre y practicar deporte no solo cuando queramos lucir bikini.

Aún así, si lo quieres es empezar a perder peso ahora las dietas que mejor funcionan son aquellas que cambian el estilo de alimentación como la dieta paleo o el real fooding, por ejemplo, y que van más allá de seguir una dieta puntual para un momento de tu vida.

Sea cual sea la dieta que elijamos, lo vital según nos explica nuestra experta es conseguir crear adherencia y cambiar los patrones de alimentación hasta que se convierta en nuestro día a día de una forma natural. “Lo más importante es que la dieta se adapte a nosotros y que nos genere adherencia. No te sirve de nada hacer ayuno si este no se adapta a tu vida y te cuesta infinitamente”, afirma.

Además, el ejercicio físico es imprescindible si buscamos mejorar nuestra salud y perder además algo de peso. Caminar por ejemplo durante 30 minutos al día puede ser un ejercicio suave con el que puedes conseguir perder peso.

La dieta DASH

Farhad Ibrahimzade Ajmmp0nffo Unsplash

Esta dieta, que en un primer momento estaba pensada para personas con problemas de hipertensión, está demostrado que ayuda a perder peso. La base de este tipo de alimentación son frutas y verduras, legumbres, cereales integrales, lácteos desnatados, carnes magras y pescados. Intenta incluir buenas cantidades de fibra, magnesio y calcio, para lo que se recomiendan los granos enteros.

Pero es tan importante lo que podemos comer como lo que no. Evita ultraprocesados, azúcares refinados y grasas saturadas, y trata de reducir la cantidad de sal y sodio.

La dieta keto o cetogénica

Micheile Henderson T05q7tzobzc Unsplash

La dieta cetogénica es una dieta baja en hidratos que reduce en un 10% el consumo normal de los mismos. De esta manera y según nos explica Iria, “al eliminar los hidratos nuestro cuerpo entra en cetosis, creando cuerpos cetónicos que sustituyen a la glucosa como fuente de energía”.

Se ha convertido en una de las dietas más de moda, pero para que pueda tener toda la eficacia que promete es imprescindible según Iria “tener un seguimiento consistente por parte de un profesional médico o de la nutrición”, ya que existen muchos alimentos que pueden sacarnos de la cetosis por contener hidratos aunque en apariencia no los tenga, como la leche por ejemplo, y podemos además caer en la cetoacidosis.

La dieta real food

Jason Briscoe Ktrov7eujms Unsplash

Este tipo de alimentación está más que de moda. Su base es sencilla: comer comida real y huir de ultraprocesados. Tal y como nos explica Iria “se trata de un estilo de alimentación excelente para ayudarnos a mantener un peso adecuado y, además, comer sano”.

Verduras, frutas, legumbres, cereales integrales, frutos secos, carnes magras, pescados… La clave aquí es consumir alimentos frescos y huir de cualquier producto envasado. Eliminaremos el alcohol y aumentaremos nuestra actividad física para que el cambio empiece a notarse desde las primeras semanas.

Según nuestra experta, “se trata de una forma de comer para el resto de nuestra vida. Es efectiva y a largo plazo, posiblemente, la mejor manera de mantener un peso saludable y estable.”

Fotos | Louis Hansel, Farhad Ibrahimzade, Jason Briscoe, Oleg Ivanov y Micheile Henderson en Unsplash

Temas
Inicio