Publicidad

11 recetas deliciosas para que los niños comiencen a comer las verduras con gusto
Dietas y Nutrición

11 recetas deliciosas para que los niños comiencen a comer las verduras con gusto

Uno de los grandes retos parentales de todos los tiempos es conseguir que a nuestros hijos les gusten las verduras y las coman sin problema. Una de las tentaciones es esconder las verduras y disimularlas tanto cuando se pueda, pero no es la mejor técnica. Es completamente normal que nuestros hijos presenten cierto miedo a los alimentos nuevos que les vamos a introducir.

Si camuflamos las verduras, tardarán más en aprender a conocerlas y, por tanto, les tendrán ese miedo durante más tiempo. Las seguirán viendo como algo desconocido. En vez de eso, hay otras estrategias que podemos llevar a cabo como realizar presentaciones originales y coloridas o incluir las verduras en platos y formatos que ya les gustan. Estas 11 recetas son opciones excelente para que nuestros pequeños coman las verduras de manera más fácil.

Tian de verduras

Tian

Si de conseguir un plato llamativo y colorido se trata, el tian es una de las mejores opciones. La mayor ventaja es que aunque tiene un aspecto muy atractivo y parece un plato muy trabajado, la realidad es es muy sencillo de elaborar. Solo hace falta tener algo de paciencia cortando nuestras verduras favoritas, colocarlas en la bandeja que vayamos a utilizar y al horno. El mayor tiempo se va en dejar que las verduras escurran y suelten los jugos amargos después de cortarlas, pero por lo demás es una receta rápida, sencilla y muy resultona que va a atraer a los más pequeños.

Cuscús con garbanzos, verduras y anacardos

Cuscus

Los frutos secos como los cacahuetes o los anacardos son siempre un acierto y si los unimos con el cuscús - que se puede comer con las manos - no hay manera de que nuestros hijos no quieran comerse las verduras con la que combinemos esos ingredientes. Esa es la idea de esta receta de cuscú con garbanzos, verduras y anacardos.

Musaka

Musaka

Como decíamos, introducir la verdura en platos que ya disfruten nuestros hijos es una buena idea. La musaka es una receta griega tradicional que se parece mucho a la lasaña, pero que está elaborada con capas de berenjena en vez de la pasta que se usa en la primera. Esta receta de musaka se puede realizar con carne picada de ternera o de cerdo. Pero si lo deseamos la podemos adaptar para que sea vegetariana.

 

Coliflor al horno

Coliflor

La coliflor suele ser una verdura que levanta algunos problemas por el olor tan fuerte que tiene. Elaborarla con esta receta de coliflor al horno puede ayudarnos a que sea más deseable para los niños. Además de leche, esta opción lleva queso emmental, lo que ayuda a suavizar no solo el olor, sino también el sabor de la misma y hacerla más atractiva. Si no seguimos una dieta vegana o vegetariana, podemos añadirle unos taquitos de jamón o de bacón antes de hornearla y será todavía más interesante para ellos.

Ensalada de manzana y fresas con pipas

Ensalada

Las ensaladas son siempre una opción excelente para que los niños coman más verdura y, si hacemos las combinaciones adecuadas, también fruta. Es el caso de esta ensalada de manzana y fresas con pipas. Se hace en tan solo 15 minutos y es una forma muy original, divertida y fresca de que nuestros hijos coman verduras y buenos nutrientes.

Ensalada de calabacín a la plancha, queso feta y menta

Ensalada Calabacin

Esta ensalada de calabacín a la plancha, queso feta y menta parece una apuesta más arriesgada, pero la verdad es que el sabor suave del calabacín y la compañía del queso puede ser una forma fácil de comenzar a acercar a nuestros hijos a las verduras. Además su aspecto es llamativo lo cual les atraerá.

Crema de puerros con crujiente de jamón

Crema Puerros

Las cremas y los purés son una de las alternativas más utilizadas a la hora de incluir verduras en nuestras vidas y en la de los más pequeños de nuestra casa y no podíamos olvidarnos. Esta crema de puerros con crujiente de jamón tiene la ventaja de que podemos variar las verduras que usemos para el caldo, dependiendo de la temporada. El jamón por encima es el toque definitivo.

Vichyssoise tradicional

Vichyssoise Tradicional

Y como de va puerros la cosa, no podíamos dejar de lado la vichyssoise más tradicional. Esta receta es muy fácil de hacer y permite consumirla tanto en frío como en caliente. Por encima le podemos poner trocitos de manzana o picatostes que resulten más atractivos para los pequeños.

Berenjenas crujientes con miel

Berenjena

Este plato, muy habitual en Córdoba, consigue que la berenjena esté crujiente y combina sabores dulces y salados. Es una explosión muy especial de sabores y texturas desde el primer mordisco. El agua con gas ayuda a cambiar, precisamente, esta textura de las berenjenas y hacer que sean muy crujientes y divertidas para los pequeños.

Tarta de calabacín, berenjena y tomate con pasta brick

Tarta De Calabacin Berenjena Y Tomate Con Pasta Brick

Esta tarta de calabacín, berenjena y tomate con pasta brick es una opción muy ligera y con un aspecto de lo más apetecible. El colorido de la tarta resulta muy atractivo, pero el sabor no se queda atrás en absoluto. Una de las ventajas que tiene es que podemos variar la verduras en base a la temporada y es tan fácil de hacer que podremos implicar a los pequeños en su elaboración.

Mini pizzas de berenjena

Mini Pizzas De Berenjena

Las pizzas, son sin duda alguna, la receta que nunca falla con los pequeños de la casa. Aprovecharnos de esto para hacer versiones mucho más saludables que incorporen verduras es perfectamente legítimo. Es el caso de estas mini pizzas de berenjenas. Evidentemente, en vez de masa de pizza lleva la base es de berenjena, pero os puedo asegurar que con la mozzarella y las especias que usemos, podemos conseguir que sepa muy parecido a una pizza tradicional.

Rollitos de calabacín rellenos de espinacas y queso de cabra

Rollitos De Calabacin Rellenos De Espinacas Y Queso De Cabra

El calabacín nos ofrece muchísima versatilidad no solo en el tipo de platos que podemos hacer, sino también en la decoración del mismo. Los niños se ven muy atraídos por una presentación bonita y llamativa y estos rollitos de calabacín rellenos de espinacas y queso de cabra tienen las dos cosas. Se pueden comer calientes o a temperatura ambiente, lo que nosotros prefiramos.

Tarta salada de yogur griego, calabacín y queso feta

Tarta Salada De Yogur Griego Calabacin Y Queso Feta

Y como de calabacín va la cosa, esta tarta salada de yogur griego, calabacín y queso feta es otra opción más que excelente para que los pequeños de la casa se animen con la verduras. Solo el aspecto de la tarta ya hará que quieran probarla la combinación del sabor suave del calabacín con el yogur y el queso feta los atrapará.

Imágenes | Directo al Paladar

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios