.
Contenidos contratados por la marca que se menciona
Seleccionar página

“De bota en bota y tiro porque me toca”. ¿Esta frase podría ser la bio de tu Instagram en las últimas semanas? La nuestra también. Y sabemos lo que sientes: te encanta lucir abrigos sobre la nieve con el mismo estilo que una blogger escandinava, pero, al segundo mes de calcetines, medias y borreguillo, tu cuerpo empieza a pedir salsa… y menos capas.

Las que soñamos con un clima tropical y solo tenemos alergia a los looks aburridos y monótonos tendemos a evadirnos de la realidad invernal y a pensar en qué será lo que nos pondremos cuando los días duren más allá de las seis de la tarde.

Si estás en nuestro equipo, cruza la pasarela y empieza a fantasear con situaciones en las que podrías lucir las prendas de la nueva colección de primavera de Desigual. Desde un lunes en el que necesitas un jersey que te anime la jornada a un viernes por la tarde en el que vas a ver la nueva exposición de tu amiga y te apetece vestir diferente, toda ocasión es buena para estrenar.

¿Crees que aún no es momento de pensar en los días de flores, terrazas y sandalias? Nunca es demasiado pronto para estar al pie de la tendencia. Y aquí van tres que arrasarán cuando podamos decir adiós a los chaquetones y las bufandas. ¡Que aproveche el aperitivo!

Don’t worry, be boho!

¿Eres de las que echa de menos a la reina del estilo boho-chic, es decir, a Nicole Richie? La que fuera BFF de Paris Hilton nos regaló unos estilismos bohemios (y de lo más glamurosos) que nos hicieron suspirar hace ya unos años por sombreros de fieltro, faldas largas y sandalias planas.

Desde aquí —y con la musa en la cabeza— damos nuestra bendición a los catálogos que nos traen de vuelta este espíritu tan relajado, favorecedor y cómodo. “Pero si yo ya he perdido la costumbre de llevar faldas que pasen de la rodilla”, te plantearás. Y nosotras, que sabemos que siempre te chifló este rollo, activaremos el protocolo de urgencia para resolver los casos de ‘síndrome de negación de los orígenes estilísticos’.

Primer paso: recuperar la prenda estrella. La falda con el largo por el tobillo fue tu favorita durante años: ahora no puedes renegar de ella. Cuando mires una como las que nos propone Desigual para la próxima primavera, no te quedarán dudas y volverás a caer rendida a sus encantos.

Segundo paso: combinarla como 2018 se merece. La locura por las plataformas seguirá acompañándonos unos cuantos meses, así que, para hacer la transición del invierno a la primavera más sencilla, opta por calzar unos botines flatform cuando estrenes tu falda. ¿Otro tip? Remata el estilismo con unos pendientes extremadamente grandes. Son lo más esta temporada y encajan genial con los looks bohemios. Perfecta de pies a cabeza.

Tercer paso: abraza la tendencia poco a poco. Si lo que quieres es una (re)incursión lenta en el mundo boho, empieza por lo más fácil: los complementos. Un bolso con estampados geométricos —como el de la imagen de arriba— combinado con unos vaqueros de talle alto y un crop top puede ser un pistoletazo de salida ideal para una primavera Nicole Richie approved.

¿Has visto qué fácil es volver a enamorarse de la bohemia? Otro caso resuelto por la brigada trendy.

Larga vida a las explosiones de color

Si eres súper fan de las mezclas inesperadas e incluso (a fuerza de repetir la combinación) has logrado que tu madre deje de decirte eso de “rosa y rojo, puñetazo en el ojo” cuando te ve, el color block es tu tendencia. Naranja y rosa, fucsia y azul klein, amarillo y verde… las mezclas que a otras les horrorizan a ti te vuelven loca.

Y no es para menos. Si hasta influencers de la talla de Giovanna Battaglia respaldan estos maridajes de color, ¿por qué íbamos a cortarnos nosotras? Eso sí, como todo en el mundo de la moda, vestir siguiendo esta tendencia y salir airosa tiene su técnica.

Tres son multitud en este caso. Y esa es la principal línea roja: cuando se trata de juntar tonalidades fuertes en un solo look, mejor concentrar los esfuerzos en un par de colores. ¿Te mueres por estrenar esa chupa azul y ese jersey rosa chicle? No elijas una sola prenday ponte las dos para esa tarde de vinos con tus amigas.

¿También quieres quitarle la etiqueta a esas sandalias rojas de taconazo que ya están en tu armario? Que no te pueda el ansia: aguanta un poco y dales todo el protagonismo en otra ocasión luciéndolas con un vestido negro o unos jeans con bordados.

Y, sobre todo, elijas la mezcla que elijas, no tengas miedo a la novedad y a la audacia fashion: pintar tu primavera a tope de color nunca fue tan trendy (y divertido).

Asia también para vestir

¿Te pasas el día mirando vuelos con destino Tokio, tienes obsesión por la cosmética coreana y tu último regalo fue un kit para hacer sushi casero? Amiga, tu asiafilia se te ha ido de las manos. Pero no seremos nosotras quienes pongamos freno a una locura tan cool como esa.

Es más: te damos alas para que lances a volar esa pasión y la lleves al terreno de la moda. Porque esta primavera, cuando tengas ganas de vestirte como si fueras Shoshana de Girls cuando se mudó a Japón, lo tendrás muy fácil.

Si buscas una prenda que, de un vistazo, te dé el aire geisha que anhelas, nada como este kimono que nos hace entornar los ojos cada vez que lo miramos. ¿Con qué combinar una prenda denim tan llamativa? Está claro: con más denim y unas sandalias de plataforma. Porque, cuando se trata del rollo asiático, nuestra apuesta es jugar al todo o nada.

Pero, como sabemos que en la sala hay más de una que teme verse disfrazada, tenemos plan B para las más tímidas: las camisas estampadas. Serán perfectas para esos primeros días de primavera en los que aún no nos atrevamos con la manga corta y para, cuando te vengas arriba y entres de cabeza en el mood japonés, combinarlas con unos pantalones a juego. ¿Sentirás que vas por la calle en pijama? Puede ser, pero, ¿acaso no será un sueño hecho realidad?

Imágenes | Desigual

Advertisement