.
Contenidos contratados por la marca que se menciona
Seleccionar página

Cosas que no pueden faltar en tu armario bajo ningún concepto. Por ejemplo: los vaqueros skinny negros. ¡1, 2, 3, responda otra vez! ¿Lo primero que se te ocurre al pensar en esta pregunta son las camisetas de rayas? No es de extrañar: son un básico estilístico que enamoró tanto a la elegantísima Audrey Hepburn como a la sexy Brigitte Bardot.

Pero las rayas marineras no solo navegan en el océano de las camisetas. También surcan los vestidos, los jerséis y hasta los bolsos. Y, si eres de las que ha nacido con el espíritu de fashionista bien anclado, encontrarás en esta tendencia y en la colección sailor de Desigual la forma ideal de darte un chapuzón en los primeros looks de la primavera.

Porque, aunque es cierto que los tops de rayas quedan ideales con shorts vaqueros y cestas de mimbre —invocando así a la Jane Birkin que todas llevamos dentro—, nadie dijo que deban vestirse únicamente en los meses de verano. ¿Un febrero marinero? ¿Por dónde hay que embarcar?

Un clásico de lo más moderno

Ya hace mucho que aprendimos que, en el mundo fashion, hay tendencias que nunca se van de nuestras vidas. Afortunadamente, porque no imaginamos un armario primaveral sin flores, colores vivos y, por supuesto, rayas. Pero, ¿cómo lograr que un estampado como este, con el que hemos convivido durante tanto tiempo, no nos aburra?

Buena pregunta. La clave es apostar por prendas que aúnen esta tendencia clásica con cortes modernos y detalles especiales. ¿Un ejemplo? Esta sudadera oversized con faros marineros y estrellas bordadas. Es lo suficientemente calentita como para acompañarte en las últimas semanas del invierno y lo suficientemente colorida como para hacerte sentir que puedes gritar “¡buen tiempo a la vista!”.

Recurrir a mezclas inesperadas es otra de las opciones para no caer en los looksanodinos. ¿Tu camiseta de rayas más marinera combinada con una chaqueta de flores? Un sí rotundo. Puede parecer, a priori, una locura que atenta contra todos los mandamientos fashion, pero nada más lejos de la realidad: estos dos estampados combinan tan bien como el mar y la arena. ¿No te lo crees? Este top es el mejor ejemplo.

Si lo que quieres es ser la más trendy a bordo, cambia las flores por los lunares y voilà: habrás unido tu print favorito con uno de los que más va a triunfar en la próxima primavera. ¡El estilo está en atreverse!

Al timón de la moda

El optimismo, a veces, nos juega malas pasadas. Y todas nos hemos visto en un día de lluvia en el que estrenábamos nuevos zapatos —nos podían las ganas— empapadas y sin paraguas.

Pero unas buenas marineras como nosotras aprenderán de la experiencia y, para la próxima, decidirán que su estreno del día sea ese trench-gabardina-prenda favorita del universo que acaba de llegar a su armario. Porque no hay mejor manera de alegrar un día gris que con una buena dosis de color. ¡Y de eso vamos sobradas!

Sí, con la previsión del tiempo es posible que a veces no acertemos, pero donde nunca jamás fallamos es en el conjunto que elegimos para ponernos en una tarde de finde. Y mucho menos si es la tarde en la que vamos a inaugurar la temporada de terrazas. Nada como un vestido marinero para celebrar que podemos reencontrarnos (por fin) con ellas.

Tendrás el estilismo resuelto en unos minutos y, de febrero a agosto, podrás darle mil vidas distintas. Con un jersey encima para abrigarte —puedes optar por uno de rayas de diferentes tamaños y abrazar así el ‘más es más’—, con un pañuelo de seda en la cabeza para sentirte una lady de los 50 que lleva gafas de sol cat—eye y veranea en los Hamptons, o con unas zapatillas de plataforma y un mini bolso para ser la turista más cool de todo tu crucero. ¡Será por ideas para combinar un navy dress!

Un momento… ¿te hemos visto entornar los ojos al leer jersey de rayas? Que no cunda el pánico. Mucho se ha hablado a lo largo de la historia de la moda de lo “poco favorecedoras” (léase este entrecomillado con voz de sabiondilla) que pueden ser las rayas horizontales. Pero no estamos de acuerdo y venimos aquí a romper una lanza en favor de ellas.

Ya sean gruesas, finas o intermedias, las franjas horizontales son uno de los estampados más versátiles y combinables. Y el hecho de que nos sienten mejor o peor no depende de si nos hacen parecer más anchas o no, sino de si nos hacen sentir a gusto con nuestro estilismo.

Para las que no estén 100% seguras de plantarse un look con un top de este tipo, aquí va un tip infalible: combínalo con prendas lisas y así equilibrarás el conjunto. ¿Lo que te ocurre es que te chifla este estampado pero no te atreves con unas líneas horizontales? Tenemos la prenda ideal para ti: este jersey de rayas… ¡diagonales!

Al final, lo importante, como siempre que creas un estilismo, es que te sientas bien con él y estés cómoda y dispuesta a tripular el mundo. Así las rayas nunca te rayarán.

Imágenes | Desigual

Advertisement