.
Trendencias
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Seleccionar página

Que sí, que nos chifla combinar prendas que nunca pensamos que fueran a quedar bien juntas, idear looks rompedores y salir a la calle con estilismos dignos de una editora de moda que va a la Fashion Week de Milán o de la mismísima Anna Dello Russo. Pero, a veces, hasta las mayores fashionistas necesitamos un respiro.

Un día de esos de no pensar en el ‘qué me pongo’, de ceder el protagonismo de nuestro look a una pieza especial que brille por sí misma. ¿Se os ha encendido la bombilla bagaholiccomo a nosotras? ¡Queremos vivir en una bolsocracia!

Porque, si el perro es el mejor amigo del hombre, el bolso es el mejor amigo de la amante de la moda. No estamos siendo hiperbólicas: no concebimos un look sin bolso y mucho menos si hablamos de los de la nueva colección de Desigual. Ahora, con tanta opción en nuestra cabeza, el dilema es cuál de todos elegir para que destaque sobre nuestro look.

“Dilema… ¿qué dilema?”, dirá tu yo más fashion, ese que te lleva a apostar cada mañana por un estilismo diferente. Y, una vez más, le apoyaremos en su sabiduría: non stress y recuerda que la clave del estilo es adecuarse a cada ocasión y, por supuesto, saber con qué bolso combinar cada look.

Una ocasión… ¿solo un bolso?

¿Te enfrentas a una larga jornada de trabajo que terminará —lo sabes tú y lo sabe hasta tu jefe— en un afterwork de lo más animado? Entonces dale energía a tu estilismo con este bolsazo amarillo y cuando salgas de la ofi, transfórmalo por completo y abre la puerta a todo el colorido de los estampados de flores y geométricos que tanto se van a llevar los próximos meses. Ya tienes nuevo protagonista de tu look.

Combínalo con esos jeans nuevos que tienes en tu armario o ese vestido blanco y ya no necesitas nada más para triunfar y derrochar originalidad.

Y esta temporada, los bolsos reversibles no son los únicos que van a ayudarte a dar la vuelta a tus estilismos. Los bolsos dobles van a convertirse en todo un must de tu fondo de armario. ¿Y por qué? Está muy claro: para dejar aparcado en el perchero del bar el shopping—en algún sitio tendrás que guardar ese maquillaje que nunca te dejas en casa y esos ‘porsiacasos’ que siempre llevas encima— y quedarte con esa bandolera ideal en azul eléctrico con lo imprescindible. ¡Comodidad al poder!

Confiésalo. Tú también te has enamorado de las riñoneras, la tendencia más molona de bolsos para esta temporada. Sí, lo sabemos: son muy 90s y hasta hace unos meses renegábamos de ellas, pero… parecen tan funcionales para ir de festivales este verano, quedan tan bien con los vestidos ceñidos a la cintura y son tan nuevas que no nos hemos podido resistir a sus encantos.

Si estás pasando por la misma fase que nosotras, entenderás que no podamos quitarle los ojos de encima a esta con estampado de labios, ¿verdad? Es lo más y no solo se convierte en la prota indiscutible de cualquier look: también le encantará a tu madre, que siempre se queja de que “llevas el bolso muy atrás y cualquier día te van a robar”. En serio, ¿hay algo mejor que ir trendy y hacer feliz a una madre gracias a un bolso?

Las mil y una bodas

Con un pie casi en la primavera, la cuenta atrás para que comience la serie de la BBC —bodas, bautizos y comuniones, you know— se pone en marcha. Si eres de las que pasa 100% de convertir cada temporada en una competición por ver quién estrena más modelitos y prefieres sacar el máximo partido a cada prenda, eres de las nuestras.

La clave del éxito está en apostar por accesorios que lo peten (y que puedas reutilizar en tu día a día), como esta mini bandolera estampada, y combinarlos con prendas cool a las que dar una segunda vida durante el verano.

¿Un ejemplo? Este vestido vaporoso ideal tanto para una boda en mayo como para una cita en la noche de San Juan. O esta falda de toques arty que tan pronto te arregla el look para el bautizo de la hija del primo de tu mejor amiga (“qué pinto aquí, menos mal que voy monísima”, pensarás) como un brunch con tus amigas para reponeros de vuestro último fiestón. Ambas prendas combinan con tu nuevo bolso fav de una forma rompedora y atrevida, ¿qué más se puede pedir?

Bueno, vale, por pedir podemos pedir mucho más y podemos soñar con una primavera llena de escapadas en las que lucir nuestras mejores galas (y quien dice galas dice bolsos). Queremos estrenar la temporada de playa con este tote al hombro, queremos irnos de verbena con un total look denim y este bolso cruzado para bailar hasta el día siguiente y queremos ponernos esta camisa tan chic y este shopper casi a juego para irnos de museos y ser las más coolturetas de la ciudad.

Y, sí, también queremos fines de semana de cinco días para que nos dé tiempo a hacer todo lo que tenemos pululando en nuestro cerebro. Pero la primavera va de eso, ¿no? De pájaros en la cabeza y de bolsos que estrenar.

Imágenes | Desigual

Advertisement