Compartir
Publicidad

Así cambió mi vida cuando me puse pecho: tres mujeres nos cuentan su experiencia

Así cambió mi vida cuando me puse pecho: tres mujeres nos cuentan su experiencia
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El aumento de pecho es la cirugía estética más demandada en España, y muchas son las mujeres que, por una u otra razón deciden operarse y lucir un escote como siempre se lo habían imaginado. Hemos hablado con tres chicas para que nos cuenten su experiencia con la cirugía estética y saber si realmente les cambió la vida.

Los precios de una operación de aumento de pecho pueden oscilar entre los 3.695 euros y los 5.150 euros si la operación es sencilla. Si estamos hablando de elevación de pecho, la operación se encarece dependiendo de si además lleva prótesis o no y del tipo de prótesis que elijas. Puede rondar unos 5.400 a 6.995 euros.

Pero al coste económico hay que sumarle el riesgo del paso por el quirófano, un molesto postoperatorio, y las posibles complicaciones si los resultados no son los esperados. En estos casos lo mejor es escuchar a quien ya ha pasado por todo eso para saber si realmente merece la pena.

Telva: "operarme me ha convertido en una mujer más segura y a gusto conmigo misma"

Telva tenía ciertos complejos por la zona del escote. "Las chicas –al menos la mayoría- se desarrollaban con normalidad, yo en cambio, en lugar de desarrollarme como las demás me topé con un problema de asimetría. Es decir, un pecho se desarrolló pero el otro no", nos explica.

"Ningún escote me quedaba bonito, incluso ir a la playa o a la piscina para mi era horrible porque todo el mundo me miraba, así que siempre llevaba camisetas anchas", por ese motivo decidió operarse con 23 años.

Operacion Pecho 2

La operación salió perfecta, sin complicaciones, y lo más molesto fue el dolor postoperatorio: "te cuesta un poco levantarte de la cama o elevar los brazos para ducharte y lavarte el pelo. Son como unas terribles agujetas, pero cada mujer es un mundo y algunas lo llevan mucho mejor. En pocas semanas se puede volver a hacer vida normal".

Telva está muy contenta con los resultados, y nos explica "deje atrás las camisetas anchas y renové buena parte de mi armario. Ahora me atrevo a usar escotes, ropa un poco más ceñida, blusas más finas, etc…"

Para las chicas que están pensando en operarse recomienda "que no tengan miedo a dar el paso, aunque eso sí, que antes se aseguren de encontrar un buen cirujano".

Alexandra: "puedo llevar cualquier cosa que se me antoje"

Alexandra también está muy contenta con los resultados, la operación fue mejor de lo que esperaba, a pesar de que el post-operatorio le sorprendió por lo doloroso que era.

"Decidí operarme a los 25 años por dos razones:

Por complejo, ya que tenía muy poco pecho y a veces era difícil encontrar vestidos o tops que me quedaran bien. Compraba toda la ropa que me gustaba pero tenía que usar sujetadores con grandes rellenos para poder ajustar las prendas. Por otro lado, los sujetadores que hacen aparentar más pecho no eran nada cómodos...en varias ocasiones los aros me hicieron daño. Con los bikinis era mas complicado, siempre los buscaba con relleno y al final no llevaba el estilo que me gustaba.

La segunda razón, fue por un problema de espalda que tengo desde pequeña. Tengo la columna desviada y debido a eso el esternón y una costilla sobresalen un poco más de lo normal (nada alarmante) pero yo si lo notaba. Con el pecho operado este "defecto" se disimula bastante".

Alexandra habla maravillas de la operación:

Se me olvida que tengo el pecho operado. Han quedado muy naturales y acordes con mi figura. Además, me cambió la vida a la hora de elegir la ropa. Puedo usar muchas prendas sin sujetador, mis sujetadores y bikinis son todos muy cómodos, puedo ponerme cualquier bikini que me guste y lo mejor de todo es que he eliminado los aros de los sujetadores de mi vida. Por otro lado, me siento más segura de mi misma (el pecho ni ningún rasgo físico debería afectar en ello) pero así es, me siento mejor con mi cuerpo y debido a ello conmigo misma.

Estas son las palabras de Alexandra para las chicas que están pensando en operarse: "Les diría que estuvieran muy seguras de ello, que lo haga por ellas misma, por sentirse mejor, por sentir una pequeña mejora en su vida. Si no están del todo seguras es mejor que no lo hagan, siempre habrá tiempo de pensárselo".

Pecho

"También es importante buscar a un buen profesional, sentir confianza en él y que te presente todas las opciones que tienes. Dependiendo del pecho de la paciente y de las necesidades ofrecen diferentes tipos de prótesis. Este punto es bastante importante ya que dependerá del resultado final.

Y que no tengan miedo, es una cirugía sencilla y rápida que aunque luego requiere ciertos cuidados, merece la pena. Cuando te recuperas, te ves bien y sobre todo muy cómoda, piensas que lo volverías hacer sin pensarlo".

Clara: "La recuperación la recuerdo muy dolorosa, han pasado casi 10 años y aún no se me ha olvidado el dolor"

Clara tenía complejo de no tener nada de pecho desde la adolescencia: "No hacía falta ni que usara sujetador. No me veía favorecida en bikini o ropa interior y la ropa siempre me quedaba grande en la zona del escote".

Aunque tampoco me obsesionaba, siempre tuve claro que cuando pudiera operarme lo haría.

Así que con 22 años, en cuanto pudo ahorrar lo suficiente para hacerlo sin pedir dinero a su familia o tener que pedir prestado, se operó.

De la operación dice que casi ni te das cuenta porque entras a quirófano y te anestesian. En cambio el postoperatorio lo recuerda muy doloroso: "aún no se me ha olvidado el dolor que sentía cuando intentaba levantar los brazos, cuando tosía o simplemente me tenía que levantar al servicio. Si no recuerdo mal, este dolor intenso duró 4-5 días".

Aún así, está muy contenta con los resultados. "Mi cirujano me asesoró en cuanto al tipo de prótesis que mejor me quedaría, así como de la posición de la misma y tamaño. Me han quedado unos pechos muy naturales, nada excesivos y acorde mi peso, altura y anchura de espalda" nos explica.

Estoy muy feliz tarde o temprano me lo hubiera hecho. Ahora la ropa me sienta mejor y me siento más cómoda conmigo misma.

Su consejo para una chica que quiere operarse el pecho: "Si realmente quiere hacerlo, que lo haga siempre que económicamente no le implique un gran sacrificio. Debemos vernos bien tal y como somos, aunque si existe la posibilidad de mejorar nuestro aspecto (al menos a nuestro criterio), ¿por qué no? Eso sí, le diría que llegado el momento no escatime en precio, que acuda a un buen profesional que le inspire confianza y que trabaje en una clínica que tenga los medios adecuados para afrontar un imprevisto durante la cirugía. Al fin y al cabo es salud, y con ésta no se debe jugar"

Fotos | Christopher Campbell on Unsplash, Kyle Loftus on Unsplash

En Trendencias | 30.000 euros para tener un cuerpo nuevo: los precios del negocio de la cirugía estética en España

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio