Compartir
Publicidad
Publicidad

Si no quiere perder la voz, Adele tendrá que dejar de comer pizzas

Si no quiere perder la voz, Adele tendrá que dejar de comer pizzas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Existe un dicho que asegura que con las herramientas de trabajo no se juega. Desde que tuvo que someterse a una operación de cuerdas vocales, la cantante Adele se dio cuenta de que estas son extremadamente frágiles y que debía mimarlas mucho.

Sin embargo, aunque hace unos meses se puso a dieta, y adelgazó un montón, luego no tardó en volver a sus viejas costumbres. Adele siempre ha reconocido que si hay algo por lo que se pirre en esta vida, esas son las pizzas. Sin embargo, este pecado de glotonería ha estado a punto de hacerle perder la voz.

Como la propia Adele ha declarado al periódico británico Daily Star los tomates constituyen la base de la mayoría de las pizzas. El problema es que le provocan reflujos gastro-intestinales que le irritan sus cuerdas notales.

Luego comentó con humor que si quería seguir cantando iba a tener que vivir sin probarlas, y para quitarle hierro al asunto hizo una comparación diciendo: "Estoy en América y no puedo comer pizza, esto es peor que la historia de Romeo y Julieta. ¡Si Shakespeare siguiese vivo seguro que encontraría en esta situación tan dramática un motivo de inspiración!

La cantante de 28 años se verá obligada a replantearse su estilo de vida. Algo que agradecerán las personas que trabajan para ella a las que obligaban a recorrer los kilómetros que fueran para ir a comprar las pizzas que más le gustaban.

Vía | Daily Star
En Trendencias | Esto es "escuchar" Hello de Adele en el coche y lo demás son tonterías

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos