Publicidad

Si viajas en avión, factura el esmalte y quitaesmalte de uñas

Si viajas en avión, factura el esmalte y quitaesmalte de uñas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Puede pareceros un curioso consejo aquel de no llevar en el equipaje de mano ningún producto para el cuidado de las uñas, espero que porque nunca se os ha ocurrido arreglároslas durante un vuelo. Yo tampoco lo hubiera pensado, pero un reciente incidente en un vuelo en Australia me ha dejado pensando en ello.

Hace unos días, en un vuelo nacional de la línea aérea low-cost australiana Jetstar, 4 personas empezaron a tener dificultades para respirar debido a fuertes olores en el interior de la cabina. A tanto llegó el asunto, que el vuelo tuvo que ser desviado y efectuar un aterrizaje de emergencia en otro aeropuerto, donde los pasajeros recibieron atención médica. Al revisar el avión, se descubrió un líquido en los portaequipajes superiores, que se cree es quita esmalte de uñas derramado de la maleta de algún pasajero. Una vez limpio, todos pudieron volver al avión y seguir con el viaje.

Aunque esta vez fue un accidente, mientras leía e investigaba acerca del asunto, descubrí que no es la primera vez que sucede que un vuelo deba ser desviado por olores de esmaltes o quita esmaltes de uñas y que mucha gente ha tenido la desagradable experiencia de ir sentado al lado de una mujer que se las pintaba o limpiaba.

El problema de arreglarse las uñas en un avión es que los productos tienen un olor fuerte, que puede ser bastante desagradable para algunas personas (o mascotas). En condiciones normales, en tierra, no es tan importante porque las habitaciones se ventilan, no así la pequeña cabina de un avión, donde vamos encerrados durante horas (ya de solo pensar en los olores corporales me dan escalofríos).

En Europa y Estados Unidos, las normas de aviación permiten viajar con esmaltes y quita esmaltes de uñas en el equipaje de mano, siempre que respeten las reglas para el transporte de líquidos: deben ser envases menores a 100 ml, en una bolsa transparente que se revisa por separado. Los esmaltes las cumplen fácilmente, no tanto los envases de quita esmaltes.

Por todo lo dicho, mi consejo es que si viajas con productos para uñas y llevas equipaje facturado, mejor no lo lleves en el equipaje de mano. Evitarás posibles accidentes y molestias a otros pasajeros.

Foto | Bargainmoose En Arrebatadora | Cómo ser la clienta perfecta en una perfumería, Prohibido maquillarse en el metro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir