Publicidad

La manicura Kintsugi japonesa llena nuestras uñas de grietas doradas y es preciosa

La manicura Kintsugi japonesa llena nuestras uñas de grietas doradas y es preciosa
Sin comentarios

El Kintsugi es una técnica japonesa tradicional, utilizada para arreglar cerámicas. Pero su efecto visual es tan delicado, significativo y precioso que muchas instagrammers han decidido convertirlo en manicura. No es para menos: estas uñas en tonos neutros solo podían mejorar con detalles dorados así de sutiles.

 

 

El método nipón es algo ancestral y está cargado de significado. Consiste en pegar trozos de cerámica rotos con laca de oro, para dar protagonismo a las grietas, mostrarlas con orgullo y contar la historia del objeto. Así, los japoneses buscan realzar lo roto porque de ello se hace arte. ¡Nos han convencido! Si además de bonita la manicura Kintsugi tiene moraleja positiva, ¿cómo no adorarla?

 

 

Para conseguir este bonito efecto agrietado solo tienes que pintar tus uñas con un esmalte en el tono que tú elijas. Nuestros favoritos son los neutros como el beige, el nude, el taupé o el negro, porque sobre ellos resalta mucho más el dorado y crea un efecto más delicado y pulido.

 

 

Una vez se haya secado el esmalte base, utiliza un palillo de madera o bambú para dibujar las líneas de esmalte dorado. No te preocupes por la precisión o pulso, porque pueden ser tan random como salgan. Finalmente, aplica una base de top coat para evitar que se roce y estropeé este delineado gold. ¿Qué te parece el detalle de inspiración japonesa para dar brillo a tu manicura?

 

 

Fotos | @donna_cao.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios