Publicidad

Las 15 cosas que nos hicieron llorar, reír o gritar y resulta que eran grandes obras de arte

Las 15 cosas que nos hicieron llorar, reír o gritar y resulta que eran grandes obras de arte
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El arte puede tener muchas caras y responder a muchos estímulos diferentes del ser humano. Normalmente aquello que mueve a los artistas a crear una obra es la belleza que se encuentra tras ella, y así podemos disfrutar de obras que reflejan la belleza clásica como el David de Miguel Éngel o los retratos de Rafael.

Sin embargo, en otras ocasiones los artistas pretenden dar lugar a reacciones en el espectador que van mucho más allá de la admiración de la belleza. Así es como nacen obras de arte raras, extrañas, que nos producen inquietud, miedo e incluso asco. ¿Puede ser una obra de arte todas estas cosas? ¿Puede no responder a los cánones clásicos y aún así seguir siendo una obra de arte? Os traemos unos cuantos ejemplos para que juzguéis por vosotros mismos.

Imágenes | Wikipedia Tracey Emin, Meret Oppenheim, Marcel Duchamp, Ron Mueck, Patricia Piccinini, Jackson Pollock, Yves Klein, Yayoi Kusama, Piero Manzoni, Jeff Koons, Human Bodies, Orestes de la Paz, Félix González Torres, Mitico Mazz

Las 15 cosas que nos hicieron llorar, reír o gritar y resulta que eran grandes obras de arte 0

» «
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir