Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

9 razones por las que Londres mola, y en invierno, mucho más

9 razones por las que Londres mola, y en invierno, mucho más
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
\"image\"

Londres es uno de esos destinos a los que siempre se dice . Bullicio, diversidad, cultura y diversión la convierten en el epicentro todo lo que está pasando y está por llegar en música, cultura o moda. Un lugar de lo más inspirador para los que quieren estar atentos a las últimas tendencias. Cuna de grandes talentos y creación, resulta irresistible y lleno de encanto en cualquier momento del año.

Sin embargo, en invierno es un destino privilegiado, y puede que precisamente sea porque se trata de una ciudad preparada disfrutar ante cualquier adversidad climatológica. ¿Llueve? ¿Hace frío? Ni lo notaréis. Estaréis muy ocupados con estos 9 motivos por los que siempre os apetecerá repetir este destino cuando haga frío.

Primera razón: ¡la lluvia!

Una premisa fundamental para disfrutar es saber que en la capital británica llueve, y mucho; así que preparaos como ellos para pasarlo bien de verdad. Un estilo inconfundible en que la moda más vanguardista está al servicio del clima. Cabe todo y todo queda bien ¿Los habéis observado? Las superposiciones, en apariencia más caóticas, resultan. Botas, bufanda y capucha para estar libres de paraguas. ¡Prima la libertad! No pretendáis estar peinados en Londres, ese es el secreto para disfrutar bajo la lluvia. El mejor aliado: una bebida muy caliente, café o sopa take away mientras exploráis cada rincón. Al llegar la noche podréis tomar un Beefeater con tónica que os ayudará a combatir el frío de la calle y pasar un gran rato. No desaprovechéis el tiempo, hay mucho que ver.

Epicentro del arte y los espectáculos

La oferta cultural es ilimitada en esta ciudad y el frío os ofrece la oportunidad de refugiaros al amparo de la sabiduría y el arte. Entre muchas posibilidades la Galería Saatchi o The Royal Academy of Arts son lugares que siempre tienen exposiciones itinerantes realmente interesantes y diferentes. La colección permanente de la Tate Modern es la más visitada del mundo. Contiene obras de la mayoría de los artistas más relevantes del siglo XX como Picasso, Warhol, Dalí o Rothko, y sus exposiciones temporales os harán sentir a la última. Un clásico de visita obligada es el increíble Museo de Historia Natural, no hay que ser un niño para disfrutar de su magia, los animales y esqueletos en tamaño natural son espectaculares, os sorprenderá tanto por su arquitectura majestuosa como por su contenido y decoración.

Londres es la ciudad europea, con más oferta en espectáculos. En su mayoría se concentran en el West End. El invierno es la estación ideal para disfrutar de la comedia, teatro, entretenimiento y una gran cantidad de excelentes musicales de todo tipo. Ahora mismo podeis disfrutar entre otros de Mamma mía, Los Miserables, Beautiful, Billy Elliot, Cats, The Commitments, Charlie y la Fabrica de Chocolate, El Rey León o Matilda. Cualquiera de ellos os entusiasmará por su calidad. Una experiencia única y obligada.

London 441853 640

Caminar sin parar es un peligro en esta ciudad, todo invita. Su arquitectura típica, su iluminación, el contraste de sus pequeños barrios tranquilos y casas victorianas con los rascacielos de la City. Sus sellos de identidad: las cabinas rojas teléfonos, los autobuses de 2 pisos, los black cabs, el London Bridge, las casas del parlamento, el London Eye, Hyde park... Sin duda el invierno es el marco más simbólico para admirar un paisaje tan british.

Su espíritu independiente y por supuesto, el té

Algo que fluye y se percibe en el espacio. ¿Sabéis lo que es? Pues todo el mundo habla de ello y nadie sabe explicarlo. Puede ser la sensación de independencia en una ciudad donde nadie juzga, donde convive la tradición y la vanguardia, donde la música, el talento y la creación ocupan un lugar primordial. ¿Os habéis preguntado si la niebla, las bajas temperaturas y la lluvia son parte de este encanto?

¡Ah!, y el ritual del té, hay que conocerlo de verdad. Os servirán unos delicados sandwiches salados, té, pasteles, tartas, pastas para acompañar... una "locura" deliciosa para deleitarse en las frías tardes de invierno. ¿Un stop a las 5.00?

Estar a la última en moda

Una buena excusa para cobijarse del frío es entrar en Harrods, Selfridges o Harvey Nichols, y pasar un rato viendo en un solo marco, las propuestas de las grandes firmas. ¡Todas juntas! Una experiencia extraordinaria. Puede que saber lo que pasa en moda sea uno de los motivos que hace de esta ciudad una de las más visitadas de Europa. Si queréis saber lo que de verdad está ocurriendo y está por venir, hay que visitar Londres. La pasarela del futuro se gesta en sus calles, y probablemente, lo que hoy os parezca más extravagante sea lo que vistáis dentro de dos años; así que si queréis tomar la delantera y alcanzar la inspiración tenéis que dar una vuelta y observar a la gente.

Liverpool St 2

Gastronomía y diversión garantizada

Combatir una noche lluviosa con una cena en un sofisticado restaurante de Londres es uno de los planes más gratificantes que puede ofrecer esta ciudad en invierno. Multicultural y diversa, es la mejor definición para una gastronomía rica y variada llena de influencias de la cocina hindú, japonesa o china, muy presentes en los restaurantes de esta ciudad. Es muy característico incluir en sus platos recetas, alimentos y especias que otorgan sabores característicos y peculiares. Londres ofrece un sinfín de lugares absolutamente diferentes, siempre acogedores. Salir cualquier noche de invierno para cenar en cualquiera de ellos, se convierte en una experiencia cálida, exquisita, divertida, moderna, clásica, cool..., todo depende de vuestra elección.

La diversión también está garantizada. El frío no cuenta cuando se trata de tomar una copa porque ningún ambiente os dejará indiferente. La magia y el calor os envolverá en cualquiera de ellos. ¿Tranquilidad? Los bares de emblemáticos hoteles como el Savoy o el Claridge's os darán la oportunidad de pasar un rato de relax en un marco inigualable.

¿Recordar los años 90 y 80 o bailar música house? Ministry of Sound, 103, Gaunt Street es una gran opción. Y si lo que os apetece es acompañar vuestra copa con unas excelentes ostras podéis ir al divertidísimo Randall and Aubin (14-16 Brewer, Soho), o a cenar una mezcla peruana, brasileña y japonesa con música y diseño en un lugar tan espectacular como, Sushisamba (Piso 38, 110 Bishopsgate).

Lluvia, arte, espectáculo, paisaje, gastronomía, copas, moda, espíritu y té, 9 razones para visitar Londres en invierno... pero la verdad es que hay muchas más. ¿Os animais?

Más en Espacio Beefeater

Publicidad

También te puede gustar

Comentarios cerrados

Ver más artículos