Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

11 cosas de Londres que sólo conocerás si has vivido allí

11 cosas de Londres que sólo conocerás si has vivido allí
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
\"image\"

Vivir en Londres es una de esas experiencias que los más cosmopolitas deben probar al menos una vez en la vida. Tiene sus dificultades, por supuesto, y lo más probable es que más que en Londres, termines viviendo a unos cuantos kilómetros debido al precio de la vivienda. Pero todo esto no es nada comparado con lo increíble que es esta ciudad. Si estás hecho todo un londoner, reconocerás esta lista de cosas que sólo los habitantes de la City viven a diario.

1. El metro no puede retrasarse. ¡Faltaría más!

Metro

Una de las cosas que más irritan a los londinenses son los retrasos del transporte público. Olvidaos de tener coche, eso es un sueño. La mayoría de la gente se mueve bien a través del tube, bien en autobús. Y están tan concienciados de la puntualidad del servicio... que si se retrasa un minuto podréis ver auténticas escenas de ira.

2. Necesitas una Oyster. Ya.

Oyster Card

Cuando uno se da cuenta de que el transporte público es la mejor forma de andar de un lado a otro de Londres, es cuestión de tiempo que te percates de este segundo ítem de la lista. Y es que una Oyster Card es fundamental. Es una tarjeta prepago con la que os saldrá bastante más barato ir en autobús o metro, la rellenáis con la cantidad que queráis y adiós a tener que llevar dinero suelto.

3. En la escalera, a la derecha, por favor

Escaleras

Es muy posible que ya tengáis esto claro si habéis vivido en alguna ciudad grande o si habéis viajado por ahí, pero en Londres esto se eleva a la máxima potencia. Ni se os ocurra quedaros parado en el lado izquierdo de la escalera, si no queréis convertiros en objetivo de miradas reprobadoras y carraspeos incómodos.

4. ¿Vivienda en propiedad? ¡Ja!

Londres

Con deciros que dos espacios de aparcamiento se vendieron no hace mucho por la friolera de 400.000 libras, os hacéis una idea de lo que puede costar un piso. Y por supuesto, como buen londinense, debes tener una firme opinión respecto a lo indigno de este asunto.

5. Victoria Park no está al lado de Victoria

Victoria Park

Festivales, cines al aire libre, conciertos... Victoria Park lo tiene todo, y cuando hace buen tiempo es una gozada de sitio. Coged algo de comer y montad un picnic en el césped. Ahora bien, Victoria Park, a pesar del nombre, no está ni remotamente cerca de Victoria Station. Y la verdad, no es la zona mejor comunicada de Londres, así que os va a tocar patear un poco.

6. El norte es el norte. Y el sur es el sur

Norte y Sur

No, no es snobismo ni nada parecido. Pero es que en Londres, norte y sur están bien diferenciados, y no sólo por el Támesis. Por un lado, olvidaos de que el metro existe al lado sur del río. Parece misión imposible. Y por otro, los propios londinenses tienen bastante marcada esta diferencia, y bromean con que una vez que has cruzado el río, debes despedirte de tus seres queridos y olvidar tus orígenes para siempre.

7. ¿Nieve? Ha llegado el apocalipsis

Nieve

No es broma. Londres puede soportar niebla, lluvia, vendavales... pero la nieve paraliza la ciudad. El transporte público deja de funcionar, incluso las líneas de metro que van totalmente soterradas, y los autobuses tienen prohibido llevar pasajeros en "condiciones peligrosas", así que no os extrañéis si os toca bajaros un pelín lejos de la parada planeada.

8. El asado del domingo es sagrado

Roast

Los sábados en Londres son sinónimo de fiesta y salir por ahí, en eso se parece a cualquier otra ciudad. Y como en cualquier otra ciudad, el domingo es día de resaca. Aunque la ventaja que tiene Londres es el asado. Verduras, puré de patatas, roast beef, gravy... Es un auténtico must.

9. Los museos molan más de noche

Museos

Es posible que los museos no sean vuestra prioridad número uno después de pasar un tiempo en Londres. Pero verlos por la noche mientras te tomas una copa de vino cambia bastante la perspectiva. Es una de las tendencias más de moda y podéis conocer gente muy interesante, más que en la mayoría de los pubs.

10. En Londres hay zorros. Por la calle

Zorro

Es una de esas cosas difícilmente previsibles. Tras un tiempo en Londres, ver un zorro se convierte en algo anecdótico, pero la primera vez que lo veáis seguramente no lo olvidéis. Y no, no hablamos de zonas de verde, no. Pasan por mitad de una acera, o entre callejuelas.

11. Bicis por 2 libras. ¿Alguien da más?

Bicis

La alternativa al transporte público –o si se os ha olvidado recargar la Oyster y vas con prisa– es el alquiler de bicis. Por sólo 2 libras tenéis una bici durante 24 horas. Da tiempo a ir de un extremo a otro de Londres, por mucho menos dinero de lo que os costaría casi cualquier otra alternativa.

Fotos | E01, Richard Gillin, Brad Jordan, Javi, Julie Kertesz, Gordon Joly, IDS.photos, Neil MacWilliams, Jeremy Keith, Herry Lawford, Matt Brown, Gary J. Wood

Más en Beefeater

  • Vive la noche de Londres: seis clubs donde pasarás las mejores fiestas de verano
  • Los food market callejeros que más triunfan en Londres
  • Swing, burlesque y antorchas: los planes más originales para salir de noche en Londres
  • Publicidad

    También te puede gustar

    Comentarios cerrados

    Ver más artículos