Síguenos

Faldas de encaje

Hace unos días les mostraba como Carine Roitfeld decidió dejarse los pantalones o la falda en casa y sustituirla por una pieza de encaje completa que dejaba muy poco a la imaginación. Todo muy Dolce & Gabbana por cierto y con la mitad de votos a favor y la mitad en contra. Yo todavía no se si se puede andar así por la vida salvo que vayas a un show de burlesque o sea Halloween.

Sin embargo, lo que sí se es que las faldas de encaje no pueden ir como las usa Sharon Stone. No importa si el maravilloso diseño lleve el nombre de Christian Dior y sea parte de la colección de Alta Costura. No importa si Galliano dice que es un buen diseño, ella lo ha destruido al 200%. Menos aún si le añades un abrigo de cuero que parece de la SS en tiempos de la Segunda Guerra Mundial y menos una fedora negra.

Pues, el resultado en lugar del glamour de una falda de encaje es un estilo completamente hortera, para lo cual el hortera de bolera del mes debería revivir como homenaje a la Stone y su permanencia por dos años consecutivos en la lista de las peores vestidas. Yo con este outfit la meto en el número 1 del 2009 que ya casi llega a su fin.

Faldas de encaje

Pero, si quieren usar faldas de encaje sin morir en el intento, las opciones no son sólo o Carine o Sharon. Sería el suicidio de la moda. La misma colección Primavera-Verano 2010 de Dolce & Gabbana nos ofrece juegos de falda de encaje y chaqueta, lo cual es excesivo para mi gusto, así que me quedaría con la falda y le pondría algo liso arriba.

Encontré además una manera ultracoqueta de llevar encaje en una falda y ser lo más femenina del mundo. Mango y Topshop las tienen en su versión corta con lazos, varias capas y plisados a la orden. Estas faldas lucirían geniales con una camiseta negra o blanca y tacones altos. Incluso si les añadimos una chaqueta de cuero suavizamos el estilo pasteloso. Claro, sin imitar a la Stone, algo más rocker.

Faldas de encaje

Ustedes deciden si les agradan las faldas de encaje. A mí particularmente las largas me recuerdan a unas cortinas de mi tía abuela Mary a juego con sus carpetitas en las mesas. Las cortas son mi apuesta y siempre con un forro debajo, la transparencia excesiva es de mal gusto.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios