Sigue a

Me acuerdo cuando tenía que a trabajar con traje (no preguntéis, trabajaba en una consultoría seria de sol a sol). Y prácticamente, mi vestuario no salía del gris, negro, azul marino. El protocolo de formalidad obligaba. Ya me gustaría haber lucido trajes como los que llevan estas fashionistas. De colores rosas, con detalles atrevidos, complementos espectaculares, con telas estampadas. Hubiera dejado a mis compañeros y a los clientes con la boca abierta, seguro, pero habría sido de lo más divertido.

Desde luego, no me imagino estos trajes en otro sitio de trabajo que no sea en algo relacionado con la moda, el diseño o cualquier tipo de dedicación artística, pero molan cantidad.

Los trajes también me gustan para mezclarlos, para lucir los pantalones por separado, aprovechar la chaqueta con otros pantalones diferentes pero que sigan combinando. ¡Si es que ahora ya no tengo que vestir de traje y me siguen gustando! ¿Masoca que es una?

En Trendencias | Outfits para que cuando te los pongas la gente sólo te pueda decir: “molas”
En Trendencias | Ari Seth Cohen nos muestra a las abuelitas más chic en su libro Advanced Style

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios