Compartir
Publicidad
31 formas de no decir “gorda” en una revista de moda
Salud

31 formas de no decir “gorda” en una revista de moda

Publicidad
Publicidad

Cada vez es más frecuente ver en las revistas femeninas mujeres que superan la talla 44. Pero ¿os habéis dado cuenta de que en ninguna de estas revistas se utiliza la palabra gorda? Es como si en el mundo de la moda tuvieran un terror patológico a escribirla. Es tabú. En cambio, sí que utilizan toda una serie de eufemismos para evitarla. Eufemismos como los que os contamos hoy aquí.

¿Por qué gorda es una palabra que está llena de prejuicios, de contenido negativo? Es algo que no pasa a otros adjetivos que describen atributos físicos como alta, baja, rubia o morena. Sin embargo, en el caso de gorda, hay un terror absurdo a utilizarla y en el mundo de la moda más. ¡Tabú! ¡Mamá, miedo!

Mires donde mires, parece que revistas, editoriales y marcas de moda hacen malabarismos para evitar la palabra y utilizan todo tipo de términos, algunos hasta se los inventan, para eludir llamar a las cosas por su nombre. Veamos algunos ejemplos.

Article 2686712 1f85e74200000578 690 634x676

Talla grande. O como dirían nuestros colegas anglosajones Plus Size, porque todo queda más fino en inglés. Pero hay editoriales de moda y marcas que piensan que usar la palabra grande es “too much”. Son las que abusan del término Talla XL y se quedan tan panchas, como si las siglas rebajasen el tono del mensaje (¿por qué X equivale a incógnito, me pregunto?). Maxi talla es otro término usado frecuentemente para referirse a las que llevan más de una talla 44. Siguiendo esta línea tenemos también de talla especial, extra large o extended size.

Desde hace unos años el término que más triunfa en las revistas y editoriales de moda es curvy. Y por la alegría con que lo utilizan parece ser que ser curvy es lo más ahora y si no lo eres, mala suerte, chica. Todas las chicas molonas son curvy: Adele, Salma Hayek, Kim Kardashian… En nuestro país se ha traducido a ser una mujer con curvas. O curvilínea.

52

De curvas generosas es otra forma de decirlo. O de buen ver, que traducido al lenguaje de la moda significa que hay mucho donde mirar, pero dicho con cariño. Los americanos usan también el término full figured.

Voluptuosa se lleva cada vez más la palma. Es un término de lo más sensual y sugerente y cada vez que lo escucho me imagino a Nigella Lawson, mujer voluptuosa, preparando tartas de chocolate.

Uno de los eufemismos que se lleva la palma en los últimos tiempos es mujer real, como si el resto de las mujeres no lo fueran, lo que a mí me fastidia bastante porque al final caemos en más de lo mismo: ¿qué tiene que ver ser gorda o delgada para ser una mujer de verdad? ¿Es que acaso no somos reales todas?

El año pasado se puso de moda el concepto fofisano, que aunque se utilizó más para los hombres, también algo cayó para el lado de las editoriales femeninas.

Los hay que se ponen en plan artístico y finolis y recurren a términos más rebuscados. Uno de los que más gusta es rubenesca. Casi tanto como el de belleza renacentista, que le va a la par y que recrea aquellas gracias de Rubens enseñándonos sus bellas lorzas sin complejos.

Siguiendo esta línea también hay quien utiliza el término barroca, pero yo siempre he sido más del neoclasicismo: vamos, de formas clásicas, otro eufemismo a destacar.

Mujer sin complejos. Aquí va otro eufemismo de zasca total. ¿Sin complejos de qué? Are you talking to me? Eh? Eh?

Are You Talking To Me

Rellenita es otro de los términos que se usa, aunque no mucho en moda y sí más en el mundo de las revistas femeninas. “Es una chica rellenita…”. Equivale al “eres de huesos grandes” que usaba mi abuela con cariño para consolarme cuando no conseguía entrar en una 36 ni a tiros. Es que eres ancha, decía mi madre.** O redondita. O entrada en carnes. De buen año**, querida.

Mujer rotunda. Dale que dale. Rotunda ¿en qué? ¿En ideas? ¿En actitud? ¿En opiniones? Maciza se puede leer en las revistas, más en las de corte masculino. O turgente.

Ashley Graham 12 Vogue 30sept14 Pr B

En los dos últimos años se ha puesto de moda en nuestro país el término gordibuena, gracias a Elena Devesa y Rebeca Gómez, las dos fundadoras de WeLoverSize, uno de los sites de referencia para las chicas que, digámoslo sin miedo, son gordas. Acaban de publicar el libro Gordifuckingbuena con Temas de Hoy y tuvieron la gentileza de respondernos a unas preguntas. Como por ejemplo, por qué pensaban ellas que las revistas femeninas no se atrevían a usar la palabra gorda directamente y esto es lo que nos respondieron: "Las revistas femeninas y de moda llevan toda su historia remarcando lo importante que es verte guapa y delgada. Para ellos, la palabra gorda, sigue siendo tabú, es todo lo que llevan años evitando que sean las mujeres, y eso lo convierte en un adjetivo peyorativo, algo que ni está bien ni es saludable. Nunca han hablado de lo compatible que es ser gorda y gozar de una fantástica salud, al igual que tampoco hablan de que no todas las delgadas están sanas. Dan por hecho, que si estás gorda estás enferma, y eso se traslada a sus lectores y a la sociedad. Han estigmatizado una palabra y un tipo de cuerpo, por eso ahora, cuando quieren sumarse al carro, usan eufemismos para evitar usar el término que llevan tantos años criticando."

Weloversize Dentro Fatshionistas Espanolas 07042014 Columnas 6 Elena y Rebeca, fundadoras de WeLoverSize.

Ante los eufemismos utilizados por las revistas ellas piensan que "a causa de lo antes mencionado, muchas mujeres gordas no están preparadas para llevar ese cartelito y prefieren, usar o escuchar, términos más ‘suaves’. Asocian el adjetivo a algo negativo, cuando en realidad es una cualidad más que nos caracteriza, como alta/delgada/morena".

A nosotras nos gusta llamar a las cosas por su nombre. Estamos gordas, ni gorditas, ni rellenitas, ni hermositas, ni blanditas. G-O-R-D-A-S señores. Cuanto antes lo asimilemos, antes empezaremos a amar nuestro cuerpo (...) Elena Devesa y Rebeca Gómez de WeLoverSize.

Ante el origen del término gordibuena, que forma parte del título de su libro, las fundadoras de WeLoverSize nos explicaron que "como mencionamos en el libro, la palabra gordibuena surgió en Latinoamérica hace ya unos años y decidimos traerla a España ya que nos pareció un soplo de aire fresco entre tanta negatividad que siempre se asocia a todo lo relacionado con el sobrepeso. Nuestra colaboradora Betty Romero escribió un artículo sobre este término que se convirtió rápidamente en viral y ahí nos dimos cuenta de lo necesitadas que estaban tantísimas mujeres de apropiarse de un término que las defina sin sentir vergüenza".

Pero ellas también se consideran defensoras del término gorda, sin más adornos: "entendemos que todavía haya gente a la que le suene desagradable ya que llevamos siglos escuchándola de forma peyorativa y como insulto. Pero precisamente luchamos y realizamos ejercicios para concienciar a la gente de que es solo un adjetivo más, como pueden serlo alta, rubia o pecosa. Como decimos en el libro: 'Cuando dejemos de agachar la cabeza `por lo que somos, el resto dejará de utilizarlo en nuestra contra como un insulto. El día que te describas a ti misma como gorda sin que ello implique nada negativo, habrás desarmado al enemigo.'"

Maria Rodriguez De Pretty And Ole 619x3461 619x346 María, de Pretty and Olé.

María, fundadora del premiado blog Pretty and Olé, nos comenta que lo de utilizar la palabra gorda o no en las revistas "son modas. Yo utilizo 'cuerpos serranos', no solo para referirme a las gordas sino a todas las personas que son conscientes de que no existen cánones en la belleza y desean vivir felices con su cuerpo. Da igual cómo lo llames. Igual suena más 'trendy' o menos ofensivo, pero es lo mismo o hasta más atractivo, que está genial como un primer paso para las chicas que aún no han llegado a aceptar su cuerpo. La palabra gorda, incluso a las gordas aún ofende." Si desaparecerán algún día las connotaciones negativas del adjetivo ella nos responde que "la palabra 'gorda' está desapareciendo gracias a personas y blogs que ya la usan en un contexto de confesión y aceptación. Pero somos humanos y, como me dijo una seguidora, 'aunque pasen mil años siempre criticaremos el físico' así que seguirá existiendo la connotación negativa".

Está claro que el mundo de la moda tiene un miedo terrible a pronunciar la palabra gorda, como si se tratase de un insulto, pero precisamente es esa reticencia la que nos parece más insultante y consigue llenar la palabra de connotaciones negativas. Y nosotros deberíamos ser los primeros que nos atreviésemos con ella.

En Trendencias| Las modelos curvy están de moda, rompe con los estereotipos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos