Sigue a Trendencias

sd

Ver para creer. Saber lo que fuimos es una manera de honrar nuestro pasado y en ocasiones también de no repetir los errores cometidos. Me encanta rebuscar en la caja de pandora de las publicaciones de hace décadas, más allá de mi memoria y encontrar joyitas, diamantes que ahora nos parecen en bruto pero en su momento fueron de lo más pulido. ¿Cómo y quién fotografiaba la portada de Vogue de 1950?

No era otro que el mago Irving Penn. Sus comienzos fueron publicando sus dibujos en Harper’s Bazaar para de ahí pasar a la revista Vogue donde empezaría como ayudante del artista Alexander Liberman. 1943, el año en que mientras el mundo ardía en llamas por la guerra mundial, comenzaría a diseñar sus magistrales portadas para Vogue.

Magistrales siempre, elegantes y glamourosos retratos en el que un sólo retratado posaba sobre un fondo blanco o gris y haciendo de la simplicidad su leit motiv. Cuánto se le echa de menos.

En Trendencias | Tal como éramos: Lauren Bacall, antes de Hollywood para Harpers Bazaar
En Trendencias | Tal como éramos: Sports Illustrated en los años 80. Kim, siempre Kim

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios