Síguenos

Irina Shayk Sports Illustrated

Qué tiempos aquellos en los que Judit Mascó representaba a España en la revista Sports Illustrated. Tiempos de lograr hasta una portada en el cotizado especial de baño anual de la revista masculina. Corría 1990, Judit Mascó tenía solo 21 años y si bien su portada era bastante anodina, se acercaba a la imagen de belleza de la época, casualmente, en el mismo año que otra rubia top, Claudia Schiffer, empezaba a tener éxito masivo gracias a los vaqueros Guess. Hoy, en cambio, la “marca España” en Sports Illustrated queda en mano de Irina Shayk a quien fotografían en Sevilla con todos los tópicos y mal gusto posible.

Sensualidad de taller de mecánicos

Irina Shayk Sports Illustrated

Irina Shayk Sports Illustrated

El cambio es, cuanto menos, doloroso. Desde fuera la imagen de España vuelve a verse asociada a los tópicos más rancios y falsos de un folclore nacional de capa caída y que en manos de Irina Shayk pasa a ser un folclore de taller de mecánicos escuchando Radio Olé mientras suenan Los Manolos.

Irina Shayk Sports Illustrated

Irina Shayk Sports Illustrated

La modelo rusa es fotografiada por Alex Cayley en Sevilla. Entre los terrenos de souvenirs y de olor a fritanga. Entre toreros engalanados, capotes, coches de caballos y palmeras que parecen trasladarla a un paisaje tropical. No me extrañaría que esta fuese la sensación que algún lector de dicho número de bañadores que no haya visitado España tuviese tras pasar las páginas.

Irina Shayk Sports Illustrated

La relación de Irina Shayk con Cristiano Ronaldo habrá derivado en esta posterior unión con España y claro, no salimos bien parados puesto que la rusa tiene tanto estilo como su pareja.

Irina Shayk Sports Illustrated

Esta “imagen española” que transmite Irina Shayk en Sports Illustrated no es ninguna banalidad. Hablamos de una revista con una gran tirada en Estados Unidos pero que se consume en todo el mundo. El especial de bañadores es su número más esperado y en 2005 generó la friolera de 35 millones de dólares en anuncios. Con Internet las imágenes ya están en cualquier rincón del mundo y la imagen que alguien puede generarse de España va a alimentar los tópicos más castizos y falsos de la sevillana encima del televisor de tubo frente al homicidio causado por las televisiones finas de plasma más cercanas a la realidad que vivimos.

Hablamos de una revista masculina que como tal busca generar el deseo sexual de un público que desea ver bellos cuerpos femeninos, no ningún tipo de obra artística ni cuidado estético. Se llega a buscar lo más chabacano, la excitación de una mujer entre toreros, entre caballos o bien solo cubierta con una mantilla transparente.

Una marca España que nada tiene que ver a cómo la revista trata al resto de países representados, como China, Australia o Chile donde domina la naturaleza con los grandes paisajes como contexto a las tórridas sesiones de fotos en bañadores. Una marca España que ni reconozco ni me siento identificada con ella pero que algún extranjero seguirá situando en México o en Salou con su tanque de cerveza de cinco litros.

Flamencas de televisor

Ariel Meredith Sports Illustrated

Aunque Irina Shayk no es la única modelo que es retratada en este número de bañadores de Sports Illustrated. Ariel Meredith, una modelo estadounidense, también pasa por el objetivo de Alex Cayley en la misma ciudad de Sevilla. Solo que esta vez el resultado de la sesión no es tan preocupante como el anterior, pese a que sí aparezcan algunas imágenes que sería mejor ignorar.

Julie Meredith Sports Illustrated

Y Julie Henderson, también desde Estados Unidos, con una sesión de fotos más cercana a la de Irina Shay pero con mejor resultado gracias a su porte. La vemos entre mantones, coches de caballo, tabernas típicas de la capital andaluza y toreros pero son otras sensaciones. No hay tanta fritanga por el ambiente. Pese a haberla, ojo.

Julie Meredith Sports Illustrated

Es difícil pedir algo de gusto a una revista como Sports Illustrated, que vuelve a repetir con Kate Upton en portada por segundo año consecutivo, quien lo mismo llega a igualar el record de tres portadas consecutivas de Elle Macpherson a este paso, pese a que las diferencias entre ambas modelos sean escandalosas. Otro detalle para comparar la decadencia de un modelo anterior y el actual. De la sensualidad de una modelo denominada como El Cuerpo debido a su perfección al modelo de mujer de Penthouse que al parecer debe volvernos locos a todos los hombres.

Así que en el próximo viaje no dudéis en practicar antes el movimiento con el capote, llevar la mantilla en la maleta y entonar bien el ¡olé, olé! Lo mismo así conseguís protagonizar el próximo número de bañadores de Sports Illustrated.

Fotos | Sports Illustrated
En Trendencias | Tal como éramos: Sports Illustrated en los años 80. Kim, siempre Kim
En Trendencias | La imagen de España en las Olimpiadas de Londres 2012

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

36 comentarios