Sigue a

paris

Lo dije en su momento. Todos tenemos nuestras tops del pasado favoritas y las mías eran dos, Paulina Porizkova y Stephanie Seymour. La primera parece desaparecida del mapa, quizás porque tiene unos añitos más que sus compañeras las tops de los 90. La segunda lo estaba y sólo se conocían de ella noticias de lo más truculentas y sensacionalistas. Pero hete aquí que se ha puesto de moda de nuevo y su fama eclosionará con la preciosa portada del Vogue París de noviembre.

Cuando una mujer está bella con unas vaqueros y una camisa blanca es que está bella a rabiar con cualquier cosa. En Vogue París lo deben saber y por eso han decidido rescatar a las tops más bellas con el estilismo más sencillo. Lauren Hutton, reina pionera de la diastema y que parece vivir para siempre, acompaña a Daria Werbowy y Stephanie Seymour. Bajo la cámara de Inez van Lamsweerde y Vinoodh Matadin, vemos algo inusual en ellos, una imagen que aunque retocada, parece poco artificial, ¡perfecta!

¿Nos animamos a un simple vaquero y una camisa blanca este fin de semana? ¿Hace cuánto que no lucimos así?

En Trendencias | Tal como éramos: aquellas mujeres que amábamos y odiábamos

En Trendencias | El número más grande en la historia de Vogue, con Lady Gaga

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios