Compartir
Publicidad
Publicidad
Los siete niveles del Feminismo
Psicología

Los siete niveles del Feminismo

Publicidad
Publicidad

Después de una época de capa caída, el Feminismo ha vuelto para quedarse. Con el apoyo de famosas como Emma Watson, Lena Dunham o Beyoncé parece que el movimiento por la igualdad de la mujer ha vuelto para quedarse y triunfar. Pero ¿cómo averiguar cuál es nuestro nivel de compromiso? Hemos preparado una escala del 1 al 7 con los diferentes niveles.

7.- Feminista radical:

Son todas aquellas mujeres que propugnan derrocar el patriarcado a través de la abolición del género, causante desde siempre de la desigualdad y la opresión de la mujer. Proponen una reorganización de la sociedad. Esta corriente tuvo su origen en la tercera ola del feminismo en los años 1970. La corriente la inauguró Kate Millet en su Política sexual (1969), donde resalta la relevancia del papel de la sexualidad en la subordinación de las mujeres, relegadas a ser meras productoras, y denuncia cómo los valores liberales sólo son aplicables a los hombres. Las feministas radicales argumentan que es la institución social del género, y no el sistema económico, el origen de la opresión de las mujeres. Sostienen que el lesbianismo es la única vía para desarrollar plenamente la sexualidad femenina, sin que medien relaciones de poder.

Dentro de esta categoría también entran las llamadas Feminazis, un término bastante peyorativo, el contrapunto del machismo. Se refiere a mujeres que creen en la superioridad de su sexo frente a los hombres y quieren imponerse a estos utilizando tácticas totalitarias. Acuñado por Rush Limbaugh, conservador ligado al Partido Republicano de los EE.UU., denota una mujer que hace del feminismo un estilo de vida fanático, no para describir a las feministas en general sino a aquellas que en términos de igualdad buscan la superioridad de lo femenino y la discriminación del hombre.

Millet

6.- Feminista de Femen:

Se trata de un nivel de compromiso con el feminismo altísimo. Son todas aquellas mujeres que han decidido pertenecer a Femen, el grupo que ha conseguido con sus protestas acaparar los titulares de todos los grandes medios de comunicación.

"Mi cuerpo es un arma política, no un objeto para la machada." Lara Alcázar, líder de Femen en España.

Con su sede central en París, las integrantes femeninas del Femen realizan acciones con el torso descubierto contra el turismo sexual, las instituciones religiosas, el sexismo y otros asuntos de relevancia social nacionales e internacionales. Eso sí, se arriesgan a acabar detenidas por la policía, como le ha pasado a un gran número de sus activistas.

2015 11 12t101302z 20222407

5.- Feminista luchadora:

Son aquellas mujeres que emprendieron la lucha para conseguir derechos para todas las demás. Algo que todavía es necesario todavía en muchos países. Un movimiento social con valientes heroínas que se movilizaron para conseguir el voto. El sufragismo por lo tanto ha sido uno de sus ejes más importantes, aunque no puede equipararse sufragismo y feminismo. Este último tiene una base reivindicativa muy amplia que, a veces, contempla el voto, pero que, en otras ocasiones, también exige demandas sociales como la eliminación de la discriminación civil para las mujeres casadas o el acceso a la educación, al trabajo remunerado, el control de la reproducción, etc.

"Resolved lo que queráis, pero afrontando la responsabilidad de dar entrada a esa mitad de género humano en política, para que la política sea cosa de dos, porque solo hay una cosa que hace un sexo solo: alumbrar; las demás las hacemos todos en común, y no podéis venir aquí vosotros a legislar, a votar impuestos, a dictar deberes, a legislar sobre la raza humana, sobre la mujer y sobre el hijo, aislados, fuera de nosotras." La autora de esta frase es una de las feministas más importantes de la historia de nuestro país, Clara Campoamor y un claro ejemplo de lo que buscaban estas valientes mujeres con sus protestas.

6a00d8341bfb1653ef01bb08a21935970d

4.- Feminista comprometida:

Son aquellas mujeres que han dado un paso adelante para apoyar el Feminismo. Están apuntadas en asociaciones, partidos políticos o en cualquier tipo de movimiento que luche por los derechos de la mujer. Trabajan a diario para conseguir los objetivos de igualdad, acuden a charlas, van a manifestaciones, etc. En definitiva, militan activamente en la búsqueda de la igualdad de género en todos los aspectos de su vida. Un ejemplo de feminista comprometida es el de la escritora Naomi Wolf, la autora de El mito de la belleza, quien lleva años defendiendo los postulados feministas y luchando por la igualdad en todos los terrenos, pero que también es una firme defensora de la libertad de elección.

Mujeres como Emma Watson, nueva embajadora de la ONU que plagan sus discursos feministas de frases como "me he dado cuenta que pelear por los derechos de la mujer se ha convertido en un sinónimo de odio a los hombres. Si hay una cosa que sé con certeza es que esto debe parar."

2014 09 23 Heforshe
16726130

3.- Cómodamente feminista:

La postura de estas mujeres es de claro apoyo al feminismo, pero de una manera no tan activa como en los anteriores niveles. No se callan cuando consideran que una situación es injusta e intentan poner su granito de arena para conseguir mejoras en su vida y en la vida de todas las mujeres. Están al día de los logros conseguidos por todas esas mujeres que admiran y no dejan de compartir por redes sociales cualquier noticia cuya protagonista sea una política, artista, científica, ejecutiva, etc. que haya hecho algo reseñable

Laptop 943559 1280

2.- Femipasota:

Su nivel de compromiso es nulo, porque la verdad es que el asunto no les importa lo más mínimo. No es que consideren que todo eso de la igualdad son paparruchas, pero sí que siempre va a haber alguien que luche lo que hay que luchar por ellas. Se benefician de todos los derechos conseguidos, pero le dan la misma importancia que le dan a haber nacido en un lugar donde abres un grifo y sale agua. O sea, ninguna.

Woman Wearing Paper Bag Head

1.- Anti-feministas:

Son la que consideran que el Feminismo no hace ningún bien y que sólo busca el enfrentamiento con los hombres. Consideran que las cosas están bien como están. ¿No han sido así por siglos y siglos? ¿Por qué habría que cambiarlo? Están cómodas en el papel que les ha tocado jugar en la Historia y no esperan nada más de su papel como mujeres. Ejemplos como el site Women Against Feminism nos muestran que hay muchas más mujeres de las que pensamos que consideran que el feminismo no es necesario, que perjudica a las mujeres y a sus intereses.

Tumblr Nupfqwracn1syitgfo1 1280

Fotos: CordonPress, Woman Against Feminism Pixabay.com

En Trendencias| Los insultos machistas que se han tragado nuestras políticas en la última legislatura

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos