Sigue a Trendencias

J Mendel

Debilidades de uno, que en la Semana de la Moda de Nueva York hay para escoger largo y tendido. Ya sea viendo un Oscar de la Renta junto a Galliano o el futuro más prometedor. Ayer salió a escena J. Mendel, una de las firmas favoritas de la alfombra roja con las famosas buscando alternativas a los grandes nombres de siempre. Y el resultado fueron varios diseños que seguiremos viendo en su contexto habitual.

J. Mendel

J Mendel

Con sus más y sus menos, como viene siendo habitual, la tradición de Gilles Mendel con un gran linaje de moda en su familia se decanta por los vestidos de fiesta en largo, vestidos que buscan un toque especial en la asimetría de los escotes, dividiéndolos y escogiendo distintos cortes que serán repetidos sobre la alfombra roja.

J Mendel

Vestidos con bordados florales, transparencias, gasas, con mínimos detalles de piel, ajustados a la cintura muy en la línea de los últimos de Valentino pero que curiosamente se combinan con botas de mosquetero con caña altísima que no favorecen en absoluto. Este tipo de zapatos es mejor para diseños como este vestido blanco con una bonita apertura y un cuello cisne comedido. La pena es este conjunto de brillos tan Balmain. Mal ahí.

Elizabeth and James

Elizabeth James

En otro aspecto totalmente opuesto al estilo de alta sociedad modernizada de J. Mendel nos encontramos a Elizabeth and James, una de las firmas propias por la que se dieron a conocer las gemelas Olsen en el negocio de la moda tras aventuras previas con grandes almacenes. Desde 2007 llevan en activo con ella distinguiéndola del público de The Row.

Elizabeth & James es más juvenil que The Row. Eso también se traduce en precios. Pese a ser cara (vestidos que superan los 300 euros, chaquetas que pasan de los 400 y 600 euros o pantalones que llegan a los 760 euros, por poner unos ejemplos) no llega a los niveles de The Row con los tres ceros detrás de muchas prendas de la colección.

Elizabeth James

Ahora, el estilo de Mary-Kate y Ashley Olsen es inconfundible. Gusto por los abrigos más amplios, superando la cintura cómodamente, con pantalones que lo mismo sirven para dar dos vueltas a la pierna que para hacerse un capri, zapatos de charol de aíre masculino, cuadros, contraste de materiales, dominio del negro y vuelta al ska en los botines bicolor, el detalle que más me ha molado de la colección.

En Trendencias | La semana de la moda de Nueva York sigue de fiesta con Oscar de la Renta, Rodarte y Monica Lhuillier
En Trendencias | La Semana de la Moda de Nueva York tiene el futuro asegurado

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios